Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

La vida de Santiago a los 89 años, entre la universidad y la empresa: "Hay un trato discriminatorio hacia los mayores"

7
- +
02/10/2019 19:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

ARACELI GUEDE

  • Este andaluz aspira a unos premios dirigidos a emprendedores mayores de 50 años para poder materializar su purificador de aire contaminado.

image

"Me queda cuerda para rato. Estoy apuntado a los 120 años", dice Santiago Oropesa entre risas y con una voz que suena enérgica al otro lado del teléfono. "No porque se vaya uno haciendo mayor tiene que dejar de vivir", continúa este andaluz, que en 2016, con 86 años, se matriculó en la universidad y que hoy, a los 89, se ha presentado a los Premios +50 Emprende con la patente para fabricar un sistema de purificación del aire contaminado.

Santiago se apuntó a estos galardones, dotados con 30.000 euros a repartir entre los tres mejores proyectos y un periodo de mentorización para los diez finalistas, porque lleva tres años "dando tumbos", peleándose con Administraciones y bancos y encontrándose con todas las puertas cerradas. "Mi impedimento para emprender es el dinero, que no lo tengo, y la edad. Hay un trato discriminatorio hacia la gente mayor pero seguimos funcionando", se queja.

Emprendedor, alumno en el cuarto curso del Aula de la Experiencia de la Universidad de Sevilla, e incluso escritor de un par de libros sobre el Camino de Santiago para mayores de 75, él es un claro ejemplo de que "no hay que dejar nunca de hacer cosas". "En la universidad he aprendido cuestiones que no imaginaba que aprendería. Había oído hablar de la antropología pero cuando asisto a la asignatura me surge la oportunidad de escribir mi caso y me pusieron un sobresaliente. Analicé mi situación y eso me tiene feliz", relata con orgullo y enlaza con el trabajo que ha hecho para otra materia, la de Nuevas Tecnologías: "Es un trabajo de iniciación a la investigación para mayores. Me gustaría dar charlas de ello, por ejemplo, en los centros de participación activa".

Este jienense afincado en la capital andaluza procede de una familia humilde y con solo trece años salió del hogar paterno para buscarse la vida. Mientras trabajaba en la oficina de proyectos de una fábrica de aviones, estudió la carrera de Ingeniero Técnico, que completaría después con la de Económicas, y en 1953 presentó su primera idea a un concurso. El premio: un millón de pesetas, con el que creó su primera sociedad. "Fui emprendedor ya a los 23 años", recuerda. Con sus vicisitudes, las décadas posteriores se sucedieron entre el profesorado y la puesta en marcha de una fábrica de carpintería metálica que se mantuvo en pie durante treinta años y una siguiente empresa de lacado de metales.

image

Si logra llevar a cabo la iniciativa que ahora tiene en mente, constituiría por tanto su cuarta compañía. Partiendo de una idea inicial para crear un sistema de purificación del aire y su posterior distribución en espacios cerrados, ha desarrollado el sistema para exteriores, mediante un poste que se ubicaría en la vía pública y que produciría "2.500 litros por minuto de aire purificado a un 99, 97%".

El prototipo está diseñado, la escritura de la sociedad firmada ante notario e inscrita en el Registro Mercantil, y la patente amparada durante un año por el Tratamiento de Cooperación en Materia de Patentes, el sistema internacional que garantiza la protección de una invención en 152 países. Lo único que le falta es la financiación. Santiago estima que la cantidad para empezar a nivel local sería de tres cifras, a nivel autonómico de cuatro, y a nivel nacional, de cinco. "A partir de ahí se autofinanciaría", asegura convencido.

"La empresa va a generar beneficios, va a crear empleo, pero además financiará una fundación dedicada a dar formación profesional en África, para traer a personas preparadas y con un contrato de trabajo, que puedan venir en avión o en barco y no arriesgar sus vidas en una patera", agrega. Santiago ha creado esa organización en memoria de un hijo que perdió víctima del cáncer y espera poder contar con la colaboración de entidades como las fundaciones Don Bosco y San Juan de Dios y la Sociedad de los Misioneros de África, conocida como Padres Blancos.

Los Premios +50 Emprende han sido convocados para mejorar la empleabilidad de los mayores y cuentan con la colaboración de Savia, una iniciativa de la Fundación Endesa, junto a la Fundación máshumano. Se fallarán el 9 de octubre en Madrid y están ligados a la película Abuelos, que se estrenará dos días después y que cuenta las dificultades para encontrar trabajo a una edad madura. En España, alrededor de medio millón de mayores de 55 buscan, sin éxito, un empleo y el 61% no han sido convocados a un proceso de selección en el último año. Santiago, que ya ha tenido la oportunidad de ver la cinta, le augura un gran éxito y espera que "mueva los corazones de los políticos" y de la sociedad en general.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (41158 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
37
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.