Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Venezolanos, permean el socialismo

14
- +
14/11/2017 09:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El capitalismo, es una forma de culto no expirante, porque tiene una capacidad de apoyarse en cualquier base teórica para avanzar sobre nuestro mundo

 

Vida Cristiana

 

Tenemos que intervenir el mercado latinoamericano para restablecer los valores de la sociedad e ir limitando la corrupción.  Es la única manera de asegurar signos viables para la convivencia humana. Aunque, parezca imposible, todos debemos motivarnos para lograr el bien común y hacer respetar los espacios públicos.

El tipo de pensamiento capitalista y religioso, sigue dominando al hombre sureño.  Y estamos formando gente pasiva para la producción y el cristianismo se ha convertido en una religión capitalista, donde, solo cuenta la fuerza de la conciencia y, la expansión de la desesperación por conseguir alimentos.

El capitalismo, es una forma de culto no expirante, porque tiene una capacidad de apoyarse en cualquier base teórica para avanzar sobre nuestro mundo sensible y quebrantar nuestra imaginación, hacia un consumismo que determina un culto hacia nuestro enfrentamiento con el miedo. Así que, el hombre debe disolver sus conceptos religiosos para alcanzar su libertad y ser, verdaderos ciudadanos productivos.

Ese es, nuestro destino.

Las sociedades, se hacen más estridentes. Porque, nos movilizamos en algo artificioso, como es el dinero. Es una relación insumo- producto que nos cautiva y cuyo símbolo propagandístico es los medios de masas y redes sociales, los que, nos hacen esclavos. En fin, hay una razón para seguir luchando y avanzar, es contribuir a nuestra propia historia.

Así que estamos en la caza de las brujas, que acompaña el surgimiento de la modernidad de los siglos XV al XVIII. Así, que una cofradía de religiosos y políticos, desean convertirnos en unos monstruos, utilizando una teoría socialista y, donde su único objetivo es transformarnos en un modelo liberal, sujeto a un nuevo caudillismo, cuyos aretes es una facción de los símbolos socialistas, que engaño.

Después de todo, somos causantes de un solo destino. He allí, nuestras consecuencias. Hemos elegido en Suramérica para regir nuestros destinos políticos, a hombres religiosos. Acantonados en el santerismo para provocar el nihilismo en los grupos colectivos y someterlos a una sola rectoría ideológica. Caminamos en rutas de muerte e incertidumbre Lo malo, es que la inercia se encuentra presente, junto a lo apocalíptico.

Así que, busquemos la racionalidad en Dios y solo, de rodillas ante él.

En consecuencia, el rojo, es una abstracción y herramienta para llevarnos a una proyección de nuestra propia conciencia y que determina, nos utilizan como conejillos de Indias, el ala del militarismo acoplado al falso socialismo para hacernos ver la constitución de un lenguaje significativo, el adormecimiento de nuestra conciencia.

Así que, busquemos la racionalidad en Dios y solo, de rodillas ante él

Por esto, tengamos mucho cuidado con los metatemas que se mueven dentro del discurso político y que es manejado muy bien, por nuestro presidente Nicolás Maduro Moros. Aquí, no queremos conocer la generosidad, sino que nos incrusten en los sistemas productivos y lograr, mediante este curso, el verdadero desarrollo del Estado promotor.

Es menester, el compromiso. De esta manera se alcanza un acto de libertad y, es la única manera de adentrarnos a un universo mejor y, la vida es un acto cierto de la verdad y debemos disfrutarla palmo a palmo, no es un acto de caridad de Dios, sino es un compromiso para revelarnos la vida cristiana que es determinante para tener una consecución de Vida Eterna en Cristo Jesús, la verdadera libertad.

Todo lo que atente contra la libertad debe ser desechado y el hombre latino, tiene que poner un freno en relación al falso cristianismo que hoy, experimentamos. Es el momento de tomar una postura. Es menester, cumplir un rol y, es apelar a la conciencia y tener una verdadera visión sobre el acontecer nacional.

No dejemos que la religiosidad, nos consuma. La historia, tiene sus propios códigos y, Cristo es libertad y no santería, Jesús, se transformó en un hombre de carne y hueso para mostrarnos su deidad.

Así que construyamos la nueva patria con libertad.  Necesitamos comunicarnos y manejar los códigos que nos lleven a la comprensión de trascender esos espacios para detentar que jamás seremos esclavos del tiempo.

La clase política actual es complaciente, no llama al hombre hacia el trabajo y buscar su emancipación.  El pueblo, es su niño mimado y la burguesía lo sabe bien y proporciona los bienes de consumo para que el ciudadano lo compre y el Estado subvencioné con dólares preferenciales esos valores. Es una lucha por la emancipación, una guerra de dólares y una crisis humanitaria que ahora abraza a los bancos y grandes redes de mercados. De esta manera, no puede haber corresponsabilidad posible, estamos figurativamente en una sociedad sin clases, pero, hay que identificar cada realidad y ver como el Continente Europeo se posesiona en nuestras tierras, por culpa de unos ávaros del poder.

Cuba, ahora es el aposento evangelístico por excelencia. Es el centro de los países desarrollados para modernizarlas y ya China le hace referencia del marxismo. Bajo otras modalidades.

Venezuela, se extravió y perdió la oportunidad, los viejos lobos, disfrazados de hombres, y convertidos en humanoides aprovecharon la supertecheria dominicana para llevarnos a una derrota espiritual y solo busca arrodillarnos ante sus efigies.

Ese es, nuestro destino

Jehová, contextualizara esta historia hacia una nueva realidad.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (145 noticias)
Visitas:
28
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.