Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chaville escriba una noticia?

"Triaca contra embestimientos feministas: Segunda Parte"

10
- +
17/11/2017 15:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Haciendo una búsqueda en el origen de ese mal, trato de hallar una explicación verosímil a la pregunta de qué tiene que ver el socialismo con el dominio del hombre por la mujer

"SEGUNDA PARTE" Yo no se si se dice por primera vez--pero en todo caso el enfoque es novísimo--que el erudito, crítico, ensayista, poliglota, y gran poeta Francisco de Quevedo y Villegas, de tan ta pasión que puso en saciar su conocimiento de todos los hechos del hombre a través de la historia, descubrió las conexiones mas inverosímiles, que tanto en su época como en la nuestra, envolvían todo el actuar negativo de las conductas mas anormales de la mujer hacia el hombre.

No tengo el menor inconveniente en dar un significado de conjunto tratándose de dos formaciones socioeconómicas tan lejanas una de otra en el tiempo y en el espacio: la Espa ña Imperial de mediados del siglo XVII, y la Cuba Revolucionaria de la segunda mitad del siglo XX al primer tercio del siglo XXI, pues el hecho de tratarse de dos sociedades enfermas solo nos plantea la tarea de establecer los límites de lo insalvable de cada una . Así como la imagen visual el histérico la neutraliza inconscientemente con la imaginación para rebajar en su condición al individuo superior a él, la decadencia social de igual for ma neutraliza--conscientemente-- todo lo que pretenda establecer grados de cualidad por encima de ella, igualando el topos de su proyección de causalidad aun en espacios diferentes.

Toda la España de la segunda mitad del siglo XVII hasta bien entrada la dinastía de los Borbones, fue una época hirviente de groseras populacherias, aun en las capas más altas de la inteligencia y de la creación artística ; la decadencia se dejaba sentir poderosamente en la deflagración de la armonía social, donde el azote de la miseria se volvía cotra el pueblo por la mano del pueblo mismo, pero en medio de todo esto florecían las artes y las letras ; mientras que en nuestro mundo, aunque no se llegue a tanta befa y escarnio contra un Don Juan Ruiz de Alarcón, ello no es óbice para que no sea tirado por la borda también, ítem mas, para que no se evite que surjan otros como él. Entonces, ¿cómo explicar esa mezcla inaudita de fenómenos tan excluyentes. Ensayemos esta explicación: El sentimiento común que lo mismo tenía el iletrado, a pesar de sus imposturas, que el hombre de letras era el respeto unánime al pasado de España encarnado en el ideal de Felipe II, hombre extraño a las maneras absolutistas de mando. Se veía con naturalidad la unión de los escritores e intelectuales con los Grandes Capitanes del Poder político, que los Duques asumieran la tutela de los intelectuales para que fueran ayudados políticamente por estos, precisamente por una razón religiosa, por la guerra religiosa que España sostenía contra los hugonotes franceses, y los protestantes ingleses e italianos.Sin tener en cuenta esto es imposible comprender que un hombre cultisimo como el Conde Duque de Olivares, de mal carácter incluso, hombre de acción, destinado a mandar, "no desdeñaba a los que siendo superiores quisieran ayudarlo" [" Ideas Sociales y Políticas en el Infierno de Dante y en los Sueños de Quevedo" p. 157 Sergio E. Fernandez. Ediciones Universidad Nacional .Mexico, 1950 ]Y no hablemos de todo lo que hizo por ellos, y por la cultura española. Hoy que sabemos que esto es tan difícil, nos maravilla que los Validos y Privados del Rey se tomaran tan en serio su función de Mecenas para proteger las artes contra todas las inconveniencias de la vida, aun sabiendo que sus pupilos eran fuente de problemas para ellos mismos.

Expongo la sublevación intelectual de Quevedo contra el predominio de la mujer sobre el hombre en la casa y en la sociedad

Entre todo ese diapasón de anomalías sociales que se vivieron en aquel siglo español, hemos escogido una : la ojeriza popular, y culta incluso, contra los hombres de excepción, a donde no puede menos de ir a parar toda sociedad decadente, encarnada en un objeto específico: la mujer apocalíptica.Esa liberación del hombre de los lazos múltiples conque está sujeto al orden involutivo de esta mujer, fue desarrollada por Quevedo en el siglo XVII. Entre las grandes virtudes del polígrafo español estaba su sagacidad fabulosa en la interpretación de las Escrituras. En el tomo I de sus Obras Completas, su trabajo "Ambición de los pequeños porque son tales y modos varios de subir", dijo lo que pensaba del Capítulo 14 de Isaias, de como al final la humanidad iba a revertir la situación de los oprimidos quebrantando el cetro de los señores; pero repenso tan originalmente la tesis más dinámica de ese capítulo, que cuesta trabajo pensar que procedan de el las inquietantes disquisiciones que lucubro el poeta en ese y otros trabajos.

El meollo del que tuvo que partir Quevedo, aunque no lo dijo, está aquí: Isaias 14 : 29 "No te alegres tu, Filistea toda, por haberse quebrado la vara que te hería, porque de la raíz de la culebra saldrá un áspid, y su fruto, serpiente voladora" Lógicamente, se trata de un estigma eviterno de la humanidad que ella debe sufrir al menos durante un periodo temporalmente largo: la imposibilidad de librarse de esos pequeños engrandecidos por los testamentos.Dice Quevedo:"Hay personas que expiran de su testamento.¡ Ah, vivos --gritaba-- sabed hacer testamentos.!Mirad con qué gentes hace Dios liga contra vuestras prevenciones : soberbios y vanidosos ." [ "Discurso de todos los Diablos" p.211 tomo I Obras Completas ]. Raúl Morin 15 Noviembre 2017 12:28 p.m


Sobre esta noticia

Autor:
Chaville (21 noticias)
Visitas:
23
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.