Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Paco Jones Franco escriba una noticia?

Los tiempos azarosos y difíciles de antes, durante, y después de nuestra Guerra Civil. ¿Y ahora donde vamos?

08/11/2016 06:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

----------------------------Valores morales y urbanidad-------------------

                         

    

 

Los tiempos azarosos y difíciles de antes, durante, y después de nuestra Guerra Civil. ¿Y ahora donde vamos?

Finalizada la Guerra Civil, además de los muertos habidos en los frentes de guerra, hay que añadir  los represaliados en retaguardia en ambos bandos y tratados con la mismo odio y ensañamiento, a lo que hay que añadir los cuantiosos daños y destrozos de todo orden lo que supuso que la mayoría de españoles tuvieron que sobrellevar unas de las mayores calamidades acompañadas por la rigidez del régimen victorioso. Y como -las desgracias nunca vienen solas, puesto que al mismo tiempo tuvimos que soportar el salvaje aislamiento que la mayoría de naciones extranjeras impusieron como castigo a los españoles; castigo, por lo cual el Gobierno de aquellos momentos se vio abocado a implantar una dolosa política de independencia económica, la llamada autarquía y la mal llamada autosuficiencia económica.

---------------Menos botellón, más trabajo y que desaparezca la corrupción------------------

Para la implantación del sistema autárquico, el gobierno de manera drástica intervino la escasa producción alimenticia más elemental, los precios, la distribución y el consumo. Desde esos mismos momentos los mercados, ultramarinos,   establecimientos de comestibles, panaderias, carbonerias, surtidores de gasolina  se quedaron vacios, desaparecieron  toda clase de alimentos, ropa, calzado, etcétera, incluso algunos días de la semana  al quedar suspendido el suministro eléctrico no se celebraba cine ni teatros De aquellos mismos tiempos se puede decir que el trabajo era muy escaso debido a los destrozos sufridos en  muchas de  las  fábricas, los sueldos eran muy bajos. Los alimentos de primera necesidad fueron racionados y la Comisaría de Abastecimientos y Transportes proporcionaba a cada persona la llamada -cartilla de racionamiento, cartilla, que no cubría las más perentorias necesidades y por si  fuese poco tanto infortunio  otro imprevisto climático nos acechab, con una larga y  pertinaz sequía, donde en algunos lugares apareció la hambruna, cosa que no se superó hasta el año 1946, que afortunadamente llegó una abundante cosecha.

Lo que es  bien cierto es que muy poco a poco iban quedando atrás aquellos tiempos tan difíciles que se mantuvieron hasta los años 50(s.xx), y paradójicamente en la década de los años 1960, muy lentamente llegaron tiempos de ilusiones y fervores- se trabajaba con ahínco en un país que gracias a ese esfuerzo colectivo iba muy poco a poco saliendo de las penurias provenientes de anteriores décadas de los años treinta (s.xx), y que muy pausadamente se lograban erradicar nuestros males con la llegada del "boom" turístico, donde se consiguieron cotas de bienestar y prosperidad inimaginables -fenómeno propiciado por factores propios y externos, en la que se debe de destacar nuestra situación geográfica, y la alta valoración que nos otorgaban los extranjeros a los españoles por nuestra manifestada laboriosidad, y las excelentes condiciones de nuestra oferta turística un amplísimo litoral, climatología favorable, variedad paisajística, rico patrimonio cultural, tranquilidad manifiesta, sorprendente y variasísima gastronomía, etcétera y todo ello con buenos precios, buen trato y no existia la terrible droga, que tanta mortandad  propició entre los   jovenes, todo eso era lo que ofrecía aquella España, -una nación que es verdad que marchaba con cierto retraso con relación a los países de procedencia de los turistas que nos visitaban y  al año siguiente venían con mayor número y así hasta el mismísimo día de hoy, pero los tiempos actuales hay que reconocer que son otra cosa, ahora; los ricos se hacen más ricos, y los pobres se hacen más pobres, y además; hay más pobres y parados que nunca en esta España, tan carente de valores morales.


Sobre esta noticia

Autor:
Paco Jones Franco (39 noticias)
Visitas:
2802
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.