Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Sánchez intentará ser investido antes de Navidad, tras la reunión clave del martes con ERC

1
- +
06/12/2019 09:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A pesar de las dudas que han generado las dificultes para alcanzar un acuerdo a tiempo con ERC y de que el propio presidente ha abierto la puerta a enero, Pedro Sánchez ha vuelto a priorizar este viernes el mes de diciembre, antes de Navidad, como la fecha para someterse a una votación de investidura en el Congreso. "Se va a intentar", han asegurado este viernes fuentes de su equipo durante la recepción en el Congreso con motivo del Día de la Constitución, en línea con el desarrollo de los acontecimientos la semana que viene, con la ronda de consultas del los partidos con el rey y con una nueva reunión con ERC.Como era de esperar, el acto que ha presidido la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y la recepción posterior ha estado muy marcado por la incertidumbre sobre la investidura de Sánchez. Más que con qué apoyos contará porque está claro hacia quién mira el PSOE, que no ve problemas tampoco en el apoyo de los partidos regionales, la incógnita es cuándo se producirá. El portavoz adjunto del PSOE, Rafael Simancas, ha dejado claro al inicio del acto en el Congreso la relación que ve entre la Carga Magna, que hoy cumple 41 años, y la investidura. "Celebrar hoy la Constitución equivale a permitir la formación de Gobierno", ha dicho. Por su parte, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha defendido el diálogo que tan necesario le sigue siendo para sumar a ERC al apoyo a su investidura, aunque esa con la abstención. En concreto, ha apelado a "un pacto entre diferentes" para que esto sea posible y ha recalcado que dentro de la Constitución hay "herramientas suficientes" para "resolver los problemas sociales y los conflictos políticos".Sánchez se ha dirigido muy en concreto a ERC, aunque el PSOE ha llegado al Congreso esta mañana apelando de nuevo a la responsabilidad de "todos" para que sea posible la investidura. Pero, en realidad, ni el PSOE cuenta con la abstención del PP, ni Pablo Casado está pensando en ella. En una conversación informal con periodistas, Sánchez ha señalado que le gustaría contar con el sentido de Estado del PP, pero que sabe que eso no ocurrirá, . Por su parte, el líder popular tiene la cabeza puesta en el día después de un "fracaso" de la coalición entre PSOE y Unidas Podemos, que ha asegurado "que llegará".Frente a la congelación de las relaciones entre Sánchez y Casado, el vínculo entre el presidente y Pablo Iglesias pasa por su mejor momento. Este jueves volvieron a reunirse en La Moncloa y el presidente ha subrayado este viernes que la maquinaria entre ellos está engrasada, que ya tiene pensada la estructura del Gobierno y también que habrá novedades por lo que respecta a los ministros.Tanta sintonía hay entre ambos que Sánchez e Iglesias han coincidido este viernes en resaltar la importancia que tienen los artículos de la Constitución que aluden a derechos sociales: igualdad entre hombres y mujeres y el derecho a una vivienda, un trabajo y unas pensiones dignas, que aseguran que contemplará su programa de Gobierno. La coalición morada ha buscado denodadamente no desentonar en este día. Iglesias ha felicitado a lo españoles por el Día de la Constitución y a la celebración ha acudido hasta Gerardo Pisarello, secretario de la Mesa y miembro de En Comù Podem, la rama catalana de Unidas Podemos que hasta hoy nunca había acudido a la celebración en el Congreso del Día de la Constitución.Van tan bien la relación con Podemos, que Sánchez ha manifestado su deseo de que Ciudadanos también se implicara en la gobernabilidad, es decir, que apoye la investidura y la legislatura, que él pronostica que durará los cuatro años. No parece que esto vaya a ocurrir. Su líder in pectore, Inés Arrimadas, ha vuelto a acusar este viernes a Sánchez de buscar a sus socios entre quienes "no comparten los valores" constitucionales y ha insistido en un pacto entre PSOE, PP y Ciudadanos que solo ve deseable la formación naranja.Pero para conocer la composición del nuevo Ejecutivo, Sánchez debe ser investido de nuevo presidente y los tiempos que maneja Moncloa han vuelto a cambiar. Tras el 10N, la fecha que se veía como más probable era la semana del 16 de diciembre pero la semana pasada, el presidente abrió la puerta a que fuera en enero, una teoría a la que este viernes se ha sumado Iglesias. El líder de Podemos anunció la semana pasada a los españoles que "en Nochebuena cenarán con un Gobierno", aunque hoy ha quitado hierro a la posibilidad de enero. "Me gustaría que hubiera investidura antes de fin de año", ha dicho, que ha añadido que también "a mediados de diciembre, a finales o en enero".Sin embargo, el mensaje este viernes del Gobierno es el de intentar que pueda haber investidura en Navidad. En concreto, en la semana del 16 de diciembre, porque más allá habrá que pasar a enero, ya que se considera inapropiado fijar las votaciones en plena Navidad, cuando los diputados tendrían que traslasdarse a Madrid en medio de las fiestas. Así pues, la tercera semana de diciembre, con la que contaba en principio La Moncloa, ha tomado de nuevo impulso, en una fecha más cercana, muy en línea con la intención que ha mostrado el rey de acelerar su agenda. No en vano, la Zarzuela convocó la ronda de consultas de los partidos del Congreso con Felipe VI justo un día después de que Batet le comunicara oficialmente la constitución de las Cortes.Se celebrarán el martes y miércoles, 10 y 11 de diciembre, y si el rey ve que Sánchez puede tener los apoyos necesarios, le designará candidato a la investidura.Para que tenga éxito, sigue siendo clave que ERC pase de su "no" actual a al menos la abstención. Felipe VI no lo sabrá de primera mano, puesto que el partido independentista ha vuelto a negarse a pasar por la Zarzuela, pero el día que empiecen las consultas se celebrará la tercera reunión entre los negociadores del PSOE y ERC.Esta vez será en Barcelona, según ha indicado hoy el propio Sánchez, y a ella los socialistas van con la buena disposición de quien sabe que "hay mucha gente que no quiere que salga" el acuerdo. Para que sí sea posible, Sánchez ha vuelto a asegurar este viernes que dentro de la Constitución hay "herramientas" para responder a las demandas de ERC. También ha considerado normal pasar de considerar que en Cataluña hay un "problema de convivencia" a la "crisis política" que detecta ahora, en línea con los independentistas. Según ha dicho, no ve diferencia entre ambas.Pero hasta ahí, porque ni en el Gobierno ni en el PSOE quieren precisar qué instrumentos podrían ser. Entre los que saltan a primera vista, están las reuniones bilaterales entre Estado y Generalitat, que podrían ser el lugar para celebrar la mesa de diálogo entre gobiernos que exige ERC. También una reforma del Estatut para integrar algunos aspectos que fueron cercenados en su día por el Tribunal Constitucional y que el PSC lleva años ofreciendo para intentar frenar el procés.Estas posibilidades y otras que podrían existir dentro de la Constitución podrían verse truncadas si Casado lleva a cabo la advertencia que ha lanzado este viernes a su llegada al Congreso. Ha presumido de que su partido es el único que no propone una reforma constitucional -ni para hacerla más plurinacional ni para eliminar las comunidades autónomas- y ha advertido que la "minoría de bloqueo del PP" no permitirá ni en el Congreso ni en el Senado que pueda reformarse la Carta Magna o los "estatutos del País Vasco y de Cataluña".El PSOE hace oídos sordos a esta amenaza y el martes se dispone a una nueva reunión con ERC, que afronta con tal optimismo que fuentes de Podemos alertaban hoy que es hasta mayor que el de Iglesias. También ha sido una sorpresa, para el PSOE en este caso, la buena disposición que ahora muestra JxCAT, el partido de Carles Puigdemont a quien hasta ahora hacía en el "no" a la investidura. Su portavoz en el Congreso, Laura Borràs, sacó esta semana del "error" a la socialista Adriana Lastra, en una reunión se mostró "abierta" a algún tipo de apoyo. Han quedado en seguir hablando.Los socialista esperan seguir avanzando con ERC y no descartan acelerar el ritmo de las reuniones, que hasta ahora han sido semanales, de manera pueda ocurrir que, como apremia ahora Sánchez, España se coma el turrón con un Gobierno nuevo.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (48690 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
39
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.