Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Enrique Santana escriba una noticia?

Salir de Cuba

27/11/2011 17:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La dura decisión que toma la juventud en Cuba escapando a la represión oficialista. Enfrentarse a la separación familiar y a la vida de inmigrante

Estoy cumpliendo mi tercer mes con 10 días de vivir en Rochester NY después de haber vivido dos meses en Miami y el resto de mis 32 años de vida en Cuba.

Recuerdo como si fuera hoy el momento en que, mareado todavía por el aterrizaje en México DF choqué con la realidad internacional oculta por el gobierno cubano para mí durante toda mi vida. Las calles normales, los anuncios, los negocios particulares por doquier. Recuerdo también como nació en mí la idea de que mis vacaciones debían extenderse hasta el infinito y cómo fué creciendo la convicción de no regresar a esa cárcel de la cual por obra y gracia de unos amigos había salido a vacacionar por dos semanas.

En un principio la idea me golpeó fuertemente y tuve que luchar contra ella, porque sería irremediablemente perder una amistad tan bonita, pero la convicción de la isla prisión se hacía más clara con cada hora que pasaba en México. Tener la convicción de cómo podría haber sido Cuba si el gobierno hubiese compartido la riqueza y no la pobreza me hizo no mirar atrás, el acceso a la internet y a ver en videos la represión política existente en mi país, de la cual casi nadie de los que vive dentro conoce me hizo decidirme a no querer regresar a esa prisión y saltar la barrera de la amistad huyendo al norte.

Más sobre

Dejar mi familia atrás fue otra MUY dura decisión que tuve que tomar que ellos nunca entenderán del todo hasta que no conozcan la realidad tal como la conocí yo. Pedirle a alguien que siempre ha tenido los lujos que en Cuba no existen que los valore es como pedirle al sol que no brille porque nunca entederán que hay millones de personas a los que se les niega simplemente por razones políticas y no económicas.

Adaptarme a vivir en un país de otro lenguaje del que sólo balbuceaba unas pocas palabras cuando llegué (ahora balbuceo algunas más) es un tema arduo. Un sistema social totalmente diferente, con reglas, costumbres y maneras distintas. VIvir en Miami durante dos meses fue como vivir en la Cuba que no tiene el gobierno Castro-comunista, pero decidirme a venir a una ciudad del norte a la manera americana fue la mejor forma que encontré para insertarme en esta sociedad que ahora será mi nueva patria.


Sobre esta noticia

Autor:
Enrique Santana (9 noticias)
Visitas:
395
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.