Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lapolillacubana escriba una noticia?

"Robert Serra trazó un camino y dejó un ejemplo"

06/10/2014 02:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Julio Escalona Ojeda*

"¡Cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla!"

Fidel Castro

imageEl título de este artículo, que está entrecomillado, son palabras del Presidente Nicolás Maduro en el acto solemne que el 02 de octubre de 2014, realizó la Asamblea Nacional para despedir a Robert Serra y a su compañera María Herrera. En dicho acto el Presidente Maduro señaló aspectos centrales de la estrategia y la táctica para el momento actual y ratificó el carácter de "generación de oro" de la presente generación de jóvenes. Sobre algunos de estos temas haré algunas reflexiones.

1) ¿Cuántos pueden ser oro capaz de pasar la prueba de cómo se templó el acero? ¿De cómo salir del fuego al tener que trascender la hora de los hornos?

Los asesinos han tratado de frustrar ese camino cuando a los 27 años se tiene toda la vida por delante y es la edad de profundizar la construcción de esperanzas, multiplicar los sueños y comenzar a realizarlos. Sin duda, dijo bien el Presidente Maduro: "trazó un camino y dejó un ejemplo", que él ya no podrá transitar en este mundo físico ¿Podrá "la generación de oro" transitarlo y no sólo seguir el ejemplo sino realizarlo, multiplicarlo y convertirlo en revolución de la vida cotidiana que revoluciona toda la sociedad? Con vuestro permiso permítanme hacer algunas reflexiones y preguntas, sin pretender dar enseñanza alguna y mucho menos cuestionar. Me disculpo previamente si algunas de estas reflexiones los puedan molestar o perturbar de alguna manera.

Creo que le toca a la "generación de oro" demostrar cuántos de sus miembros son de verdad de oro, cuantos pueden ser oro capaz de pasar la prueba de cómo se templó el acero y cómo salir del fuego al tener que trascender la hora de los hornos. Yo tengo plena confianza en que Uds. pueden, que Uds. son, que no sólo son, sino que pueden pasar la prueba señalada por Eduardo Galeano: "Somos lo que hacemos, sobre todo lo que hacemos para cambiar lo que somos". Les toca demostrarse y demostrar que no todo lo que brilla es oro, que no son simplemente oro físico, sino que tienen la nobleza y la pureza que tradicionalmente se le ha atribuido a ese metal, con la firmeza y la resistencia del acero.

A Uds. les toca ahora, en esta fase en la que hemos entrado, superar el pitiyanquismo de quienes se les enfrentan, que son hijos del modelo petrolero y se han habituado a comodidades que para Uds. sólo deben ser legítimas mediante el disfrute colectivo y sostenible, con profunda conciencia y compromiso revolucionario no sólo con el presente sino con las generaciones futuras; por tanto, si se las puede disfrutar con justicia social, con pan para todos y en armonía con la naturaleza; es decir, el disfrute que se puede lograr apartándose de los modos de vida y los patrones de consumo y producción imperiales generados, precisamente, por el modelo petrolero que nuestra historia ha demostrado que son insostenibles a mediano y largo plazo, pues atentan contra la sustentabilidad ecológica de la vida en el planeta y no son congruentes con el Objetivo V del Plan de la Patria.

A Uds. les toca, creo, queridos y respetados jóvenes, conocer la historia heroica de los jóvenes soviéticos que vivieron el período inmediatamente posterior a la Revolución de Octubre o durante la Segunda Guerra Mundial. O más cerca de nosotros, los jóvenes cubanos que les tocó pelear la guerra en África o vivir durante el llamado "Período especial", cuando se derrumbó la Unión Soviética y les tocó realizar tareas muy duras para sostener la revolución cubana.

No porque yo desee que a Venezuela le toque vivir períodos como esos. No, yo oro y lucho diariamente por la paz, no deseo en absoluto la guerra o un período de miseria generalizada para nuestro pueblo. Eso debe ser evitado y puede ser evitado. Para ello es imprescindible liberarnos de la dictadura del modelo petrolero y todas sus secuelas de dependencia de las importaciones para satisfacer un consumo fundado en la imitación del patrón de consumo de las potencias imperiales; de problemas en la balanza de pagos, déficit fiscal, endeudamiento que nos ata al capital internacional, pobreza...

Quizás sería conveniente leer en estos tiempos (siempre tomando en cuenta las distancias y especificidades de cada caso), la historia de Pavel Korchaguin, en Así se Templó el Acero; de Julius Fucik, en Reportaje al Pie del Patíbulo, de Alexei Meresiev, en Un Hombre de Verdad... O en todo caso, los cuentos de dos embajadores de Cuba que conocí en las Naciones Unidas. Uno, perdió una pierna en la guerra de Angola y ahí está, sonriente, victorioso, representando dignamente a su patria en las Naciones Unidas. Otro joven embajador, que me contó cómo durante el "período especial", al no tener gasolina, a los jóvenes les tocó la misión de desplazarse caminando de un pueblo a otro para cumplir tareas vitales, desplazándose durante las noches y durmiendo en las cunetas de las carreteras...

No deseo que nada de eso les ocurra y nos ocurra, lo que deseo es que leyendo y conociendo esas experiencias, luchemos para que no se repitan en Venezuela y si por alguna circunstancia nos toca vivir procesos parecidos, sepamos enfrentarlos con dignidad y honor. El camino y el ejemplo que nos deja Robert Serra probablemente tenga que ver con que el escogió su residencia en una zona humilde como "La Pastora" y no en el Este de Caracas o el Hotel Alba Caracas o en las "Residencias Anauco".

A Uds. la generación de oro, les toca culminar la obra que el Presidente Chávez adelantó, que la Segunda Declaración de La Habana subrayó: nuestra "única, verdadera, irrenunciable independencia" y de esa manera retribuir la deuda histórica que tenemos con nuestros libertadores, liderados por Simón Bolívar, El Libertador, nuestro Libertador.

2) La guerra de baja intensidad que se libra en Venezuela podría estar entrando en una nueva fase

Creo que subrepticiamente se viene dando un proceso de desmembramiento territorial y pérdida de soberanía

Para no caer en repeticiones, ruego a quienes tengan la gentileza de leer estas líneas, que si les interesó el contenido, por favor, se tomen un tiempo para leer dos de mis trabajos publicados en Aporrea y en la página patriurgente.com, entre otros redes. Esos trabajos son: Estrategia Imperial de Guerra Permanente y Estrategia de desestabilización permanente del proceso bolivariano. Eso me evita ahora algunas repeticiones.

Vengo reiterando desde hace varios años que en Venezuela se desarrolla una guerra de baja intensidad, que entre otras características tiene la de no usar la fuerza de las armas sino en los casos previstos por las normas de esta guerra. Generalmente se mueve en los campos de la guerra mediática, la guerra psicológica, la desestabilización política, la construcción de redes de microtráfico de drogas y microcrédito mediante las cuales, el uso del chantaje, la fuerza y la generación de miedo y terror, van tomando cierto control territorial en barrios y pueblos, donde van desarrollando bandas y pandillas ejecutoras de atracos, secuestros, secuestros exprés, asesinatos, robo de vehículos, diversos desórdenes y en general, un clima de violencia e inseguridad.

Uno de los instrumentos de que se vale para generar desestabilización, es provocar miedo, terror e inseguridad crecientes, mediante los cuales a través de un pacto mafioso van creando sistemas de "protección" que deben ser rigurosamente pagados.

Es un camino para debilitar el poder del Estado, fortalecer zonas donde el poder del Estado vaya desapareciendo, donde reine la delincuencia y el miedo y de esa manera ir ganando control territorial para ir desmembrando territorialmente a la nación, ir liquidando nuestra soberanía y prefigurando un Estado fallido dominado por mafias, que representan a las fuerzas imperiales. Esto todavía es incipiente, pero si no se atiende a tiempo puede extenderse con graves consecuencias. Este es un reto tanto para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) como para las organizaciones populares que se vayan constituyendo en fundamentos del Poder Popular.

3) En el el mundo hay un ascenso del nazi fascismo y en Venezuela se ha creado una base social fascista. La corrupción, la ineficiencia, el burocratismo y la multiplicación deliberada de inseguridad, desorden y miedo han sido factores claves

He trabajado esto en otros escritos. En EEUU y en Europa es notorio el ascenso del fascismo y la revitalización de organizaciones nazis. Esto fue evidente en Ucrania en el proceso de derrocamiento del presidente Yanukóvich. En Venezuela a través de los años el fenómeno de la "guarimba" viene ocultando algo más que unos grupos violentos creando desórdenes públicos. Ha sido un proceso de constitución y prueba de organizaciones fascistas con la asesoría de grupos narcoparamilitares, adoctrinamiento, apoyo mediático y financiamiento internacional.

Ha sido un serio error no haber tomado en cuenta cómo en las sucesivas elecciones que se han realizado en Venezuela, la derecha ha venido echando raíces en zonas populares, aprovechándose de las ventajas de la polarización electoral sin contenido social.

Precisamente la "invasión" narcoparamilitar viene siendo un factor clave en el fortalecimiento de corrientes fascistas, y la corrupción en diversos niveles de la sociedad y el Estado, ha sido un factor fundamental para facilitar que la penetración fascista prospere. Funcionarios corruptos en todas las instituciones del Estado incluidas las instituciones militares y de seguridad, han sido un factor clave en el desarrollo de las fuerzas fascistas.

En la medida que en barrios y pueblos de Venezuela prospere el desorden, el atraco, los hurtos, los crímenes, la inseguridad y el miedo, allí se estarán creando las condiciones para que prosperen corrientes fascistas y se vaya perdiendo control territorial.

4) Convertir la vida cotidiana en un infierno es otra arma básica para el desarrollo de las corrientes fascistas

Reconozco los esfuerzos que se están haciendo en algunas ciudades para mejorar la vida cotidiana. Sin embargo, el caos generado por el tráfico, el crecimiento de la cantidad de vehículos, de motorizados, la lentitud para organizar un transporte público masivo de calidad, la paralización del plan ferrocarrilero y otros factores, dificultan la creación de un clima psicológico de seguridad, de bienestar...

Esta sensación de caos fortalece la idea de la necesidad de autoridad, que en las condiciones actuales, no se refiere al desenvolvimiento de instituciones democráticas que sostengan la autoridad, sino la creación de organizaciones paraestatales autoritarias, antidemocráticas y criminales, que van sustituyendo al Estado en las tareas de mantenimiento del orden y garantizar seguridad. Entonces, se debilita el Estado democrático, se debilita la sociedad, el Poder Popular no se materializa y verdaderas hordas fascistas van tomando el control de la situación. Con el beneplácito de un sector de la población, que incluso paga por eso, los delincuentes, rateros (incluso adolescentes), indigentes, etc. pueden estar siendo asesinados. Las mafias van sustituyendo al Estado y verdaderas bandas y pandillas fascistas, dispuestas a matar y con entrenamiento de lucha callejera, van estableciendo el "orden". Esa es una realidad que ante nuestras narices se va configurando. Todavía hay tiempo para detener esto.

La escasez, las colas para obtener bienes esenciales, no sólo alimentan las ganancias de quienes las promueven mediante el acaparamiento y el contrabando, sino que refuerzan los sentimientos de inseguridad, de rabia, de odio, de miedo, que poco a poco van virando hacia la necesidad de orden, disciplina y seguridad, que justifican la represión de los "peligrosos". Ello alimenta los prejuicios clasistas, religiosos, contra los diferentes, los que tienen otro color de piel, los desempleados, incluso, los pobres en general, prejuicios que conducen a la violencia y la justifican.

Esto ocurre en un proceso nacional-mundial donde el fascismo está pleno de maltusianismo, que predica el exterminio de los pobres, tanto física como espiritualmente.

5) El asesinato de Robert Serra puede crear un punto de inflexión. Es vital asestar un golpe inmediato a los criminales

Si en el plano de la investigación se da un golpe contundente a los criminales, ello puede afectar sus planes. Los fascistas son como algunos animales a los cuales el derramamiento de sangre les causa una gran excitación y los incita a seguir matando. Hasta ahora habían realizado algunos crímenes utilizando francotiradores. Crímenes relativamente anónimos, salvo el de Eliécer Otaiza.

Pero el de Robert Serra y su compañera, María Herrera, utilizando armas cortantes, que implican mayor derramamiento de sangre, mayor sufrimiento, mayor espectacularidad, es un salto en la escala. Ha sido un acierto que hasta donde he visto, no se ha permitido la publicación de fotografías de la escena del crimen.

Buscaron además una figura emblemática, quizás el joven más destacado del chavismo y uno de los más vinculados a la población, particularmente a los jóvenes y a las organizaciones de zonas como el "23 de enero", es decir a las "hordas" chavistas, como suele decir la extrema derecha.

Esto hace presumir que otros atentados están preparados y pueden ser inminentes. Su inminencia dependerá de la eficiencia policial y de inteligencia tanto para castigar a los asesinos de Robert Serra y de María Herrera, como para golpear la infraestructura que permita ejecutar en lo inmediato, nuevos crímenes. Ahora está en juego cuál de las dos "inteligencias" es superior. La "inteligencia" de la democracia bolivariana o la "inteligencia" de los fascistas. Esto va a depender de cómo cada una de estas "inteligencias" pueda apoyarse en la población. Esta es una variable decisiva y que medirá hasta qué grado los narcoparamilitares desplazados hacia Venezuela han logrado estructurar redes sociales y cuál es la amplitud y el poder de esas redes asociadas a medios de comunicación nacional-mundiales.

6) El apoyo en la población depende en parte de quién pueda ganar la guerra mediática y la guerra psicológica

Si logramos establecer en la opinión de la gente la verdad de que el crimen de Robert Serra y de María Herrera, es un crimen político y derrotamos la campaña que la derecha nacional-mundial impulsa, según la cual este crimen es el resultado de la inseguridad desbordada en Venezuela, estaremos ganando la batalla política, por lo tanto, la guerra.

Si se impone dentro de la población que este es un crimen más debido a la ineficiencia gubernamental, el fascismo está logrando una victoria decisiva. Esta no es, pues, una batalla mediática y psicológica más. Ella puede estar definiendo el rumbo que tome la sociedad venezolana.

7) La seguridad de los funcionarios públicos y de sus familiares debe ser preservada. También la de sus familiares, particularmente la de María Gabriela Chávez, contra quien en los últimos tiempos se ha desarrollado una inclemente campaña

De esto no hay dudas, lo que se debe es tomar medidas para que la seguridad no colida con la necesidad de mantener los vínculos con la población. En momentos de dificultades es cuando más hace falta los contactos con la población, el trabajo político popular. El Presidente Maduro y dirigentes como Diosdado Cabello, han tenido el peso del trabajo con la población. Es necesario que los ministros, parlamentarios, etc. se activen en esta emergencia.

Cuando menciono a los familiares del Presidente Chávez y en especial a su hija María Gabriela, es porque es bien conocido el odio que la derecha le profesó al Presidente Chávez y la campaña que recientemente realizaron contra su hija, que la nombraron y la nombran como la consentida del Presidente. No creo que sea para honrarla.

8) Esta guerra no se gana con el poder de las armas, sino con las armas de la política, es decir, con las armas de la paz. Para este camino el discurso del Presidente Maduro ha sido muy importante.

No se trata del pacifismo que favorezca a los fascistas. No, se trata de una denuncia activa y una labor de educación, organización, apoyada en la potencialidad de los poderes creadores del pueblo, que impida tanto el triunfo de los fascistas como la consolidación de burocracias derechistas. Para una cosa u otra la firme creencia en los poderes creadores del pueblo movilizado, es la clave.

La derecha que vacila entre fascismo y democracia sólo se inclinará por la democracia si el pueblo avanza en esa dirección y va aislando a los fascistas. No será por negociaciones exitosas. Nunca me he opuesto a las negociaciones, pero sólo si el gobierno tiene un respaldo popular activo para no verse obligado a realizar concesiones sobre la mesa, presionado por la guerra mediática y psicológica de los fascistas acompañada por el crimen político. No se debe aceptar reglas de negociación de quienes negocien en la mesa e impulsen la violencia en la calle.

Si la derecha que vacila no encuentra a una dirección política firme y decidida a avanzar contra las corrientes fascistas, podría inclinarse por estas. En este sentido el mensaje trasmitido por el Presidente Maduro en su discurso de homenaje y despedida a Robert Serra y a María Herrera, ha sido muy importante y ha señalado el camino a seguir y tiene toda la razón cuando afirma que se trata de una guerra contra las mafias y que no debemos tener miedo.

9) La misión Jóvenes de la Patria Robert Serra y su programa mínimo

Es imprescindible delimitar bien algunos ejes de ese programa mínimo y sus proyecciones hacia el futuro:

a) Si no logramos victorias inmediatas contra la corrupción, el burocratismo y el abuso de poder, la ineficiencia y los maltratos a la población, es muy difícil que podamos enfrentar y derrotar la guerra de baja intensidad que las fuerzas imperiales desarrollan.

B) Es imprescindible una campaña pedagógica por la explicación y aplicación consecuente del Art. 5 constitucional, que establece clara e inequívocamente que la soberanía reside en el pueblo y es intransferible. En otros escritos he explicado este asunto. Pero me parece vital que se esclarezca el carácter originario del poder popular y cómo el pueblo no concede poder. Sólo concede mandatos y el mandatado debe rendir cuenta de manera periódica. No estamos en una democracia representativa. Se trata de una democracia participativa y protagónica donde sólo el pueblo tiene poder, entre otros, el poder de otorgar mandatos.

C) Me parece que la emergencia climática planteada por el Presidente Maduro en la ONU tiene que ver con la lucha contra el nazi fascismo. Son estas fuerzas las que están destruyendo a la naturaleza y el planeta. Es la sed de ganancias la que los anima y en función de esa sed de ganancias está planteada la apropiación de nuestras riquezas naturales.

La conexión estratégica entre la lucha contra el narcoparamilitarismo y la soberanía sobre nuestras riquezas naturales, es precisamente el Objetivo V del Plan de la Patria. La guerra de baja intensidad que las fuerzas imperiales libran contra la nación venezolana, tiene como motivo la apropiación-destrucción de la variedad de riquezas naturales que poseemos.

Esto se vincula con el rol estratégico que desde el punto de vista geopolítico, Venezuela ocupa en la región latinocaribeña y en el mundo.

Por este camino la muerte de Robert Serra podrá ser honrada y él significará una bandera invencible y se cumplirá la sentencia de Fidel Castro: "Cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla".

* Embajador Adjunto de Venezuela en Naciones Unidas (ONU)

Enviado por su autor


Sobre esta noticia

Autor:
Lapolillacubana (2569 noticias)
Fuente:
elblogdelapolillacubana.wordpress.com
Visitas:
171
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.