Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

Poder conducir ya es un paso

22/06/2018 12:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En pocos días, las mujeres saudíes podrán conducir. Lo que en otras latitudes es habitual, en el reino que dirige con mano férrea Mohammed Ben Salman, ha sido una lucha de tres décadas que ha llevado a muchas mujeres a la cárcel

El próximo domingo en Arabia Saudí, las mujeres podrán conducir de una manera legal, pero como esta pretromonarquía del golfo Pérsico suele «dar una de cal y otra de arena» durante estas semanas se ha producido un repunte de la represión contra las activistas que piden más libertada para las mujeres.

Para las organizaciones que defienden una mayor cota de libertades para las mujeres, el mensaje es claro: El rey Salman es el único que puede promover reformas y las mujeres lo único que pueden es estar agradecidas, orillando cualquier tipo de reivindicación.

Medidas cosméticas en un entorno fuertemente represivo

Es la situación que tienen que vivir las mujeres en Arabia Saudí: mientras el heredero del Rey Salman, conocido por MBS, las iniciales de su nombre y apellidos, campa por Europa y Estados Unidos protegido por una pátina de reformismo, la situación en casa se traduce en represión contra las activistas por la igualdad de géneros.

En apenas un mes, han sido detenidas 19 activistas, de las que solo han sido liberadas siete. Las que todavía siguen en prisión son las que más se habían comprometido con la campaña para que las mujeres puedan, de una vez, conducir en Arabia Saudí.

Además, a esas activistas les espera un juicio ante un tribunal antiterrorista que les podría imponer penas de hasta 20 años de cárcel, ya que los cargos son por haber tenido contacto con lo que se denominan «hostiles al Estado».

MBS solo intenta «blanquear» al Régimen

Eso es lo que se piensa en muchas ONG de defensa de los derechos humanos como es el caso de la norteamericana Human Rights Watch, ya que mientras MBS desarrolla reformas, persigue a las activistas que han dado carta de naturaleza a esas reformas.

La idea que el Régimen pretende enviar es que es el guardián del Estado y a él corresponde liderar las reformas, mientras que la población lo único que tiene hacer es obedecer.

La viva muestra de que lo único que se pretende es «blanquear», muchas veces con medidas cosméticas, a un régimen altamente represivo, es que las activistas que han liderado la emancipación de la mujer en Arabia Saudí están o en la cárcel o exiliadas en el extranjero.

Las mujeres hablan

Hala Aldosari, una de las más relevantes activistas por la autodeterminación de la mujer en Arabia Saudí, subraya que el gobierno saudí ha perseguido a aquellas activistas que más repercusión han tenido a nivel internacional.

Además, el Régimen ataca a las defensoras de los derechos de la mujer, con toda su «artillería»; de ahí que muchas de las activistas estén siendo juzgadas por tribunales antiterroristas y que la principal acusación sea la de ser agentes de embajadas extranjeras.

De hecho, esta reconocida feminista saudí, también cree que, con las reformas, que sobre todo se publicitan en el exterior, el heredero del trono saudí, lo que pretende es labrarse una imagen de gobernante reformista y liberal, cosa que no se corresponde con la realidad.

Sin libertad de prensa

Inclusive para los medios extranjeros, que han puesto el foco en Arabia Saudí a raíz de la cacareada reforma, con lo que MBS pretende que su país sea conocido en la esfera internacional como un estado moderno.

Pero esos mismos medios foráneos, debido a «cerrojazo» informativo que lleva décadas en vigor en Arabia Saudí, no han podido entrevistar a activistas saudíes para que ellas puedan explicar de primera mano el motivo de su lucha y las campañas que llevan a cabo.

Las cancillerías extranjeras dejan hacer

Es uno de los problemas que tienen las feministas saudíes, y que no es otro, que el poco eco y la poca sensibilidad que demuestran los gobiernos extranjeros ante la falta de libertades en Arabia Saudí.

El rey Salman es el único que puede promover reformas y las mujeres lo único que pueden es estar agradecidas, orillando cualquier tipo de reivindicación

La mayoría de los países, de todos los tamaños, y en todos los continentes, son muchas veces dependientes del petróleo saudí, por lo que evitan meterse en «jardines» de los que luego es muy difícil salir.

La única protesta contra los encarcelamientos de mujeres que luchaban por poder conducir en el Reino de Saud, ha sido de la Unión Europea, pero no de los países miembros de esa organización supranacional.

Ante la falta de sensibilidad de la comunidad internacional por la lucha de las mujeres saudíes por la igualdad, el mensaje que se manda a las activistas es meridianamente claro: si eres detenida nadie se va a ocupar de ti, ni mucho menos ninguna embajada va a protestar ante el gobierno saudí.

Las revistas de papel cuché se hacen eco de la reforma

En este reino del desierto, también da para la frivolidad, y las revistas «del corazón» también abundan y se han hecho cargo de la última reforma de MBS.

Tal es el caso del último número de Vogue Arabia, que en su portada muestra un posado de la princesa Hayfa bint Abdulá al Saud, al volante de un descapotable con un vestido blanco y unos zapatos de tacón, del mismo color.

Y eso, mientras las verdaderas activistas, dan con sus huesos en la cárcel por pedir libertades que las sociedades occidentales llevan décadas disfrutando.

Mayaa al Zahrani y Nouf Abdelaziz, dos gotas en un océano de represión

Ambas son destacas activistas en pro de unas mayores libertades femeninas, y ambas se encuentran en prisión y la primera de ellas ha sido encarcelada por ¡publicar una carta de su amiga Adbelaziz!

En la misiva se puede leer "No soy una provocadora, una vandálica, una terrorista, una criminal ni una traidora. Siempre he sido una buena ciudadana que ama su país y que desea lo mejor para él”.

Las dos activistas están en estos momentos en prisión e incomunicadas, por lo cual no pueden ponerse en contacto ni con sus familiares ni con sus abogados.

La lucha de las mujeres saudíes, incluidas Zahrani y Abdelaziz, por poder conducir ha durado tres décadas; Arabia Saudí gozaba del dudoso privilegio de ser el único país de mundo donde la mujer no podía conducir.

En un principio solo diez mujeres

En un gesto cosmético más, y antes de que el 24 de junio se levante la prohibición que pesaba sobre las mujeres a la hora de conducir, las autoridades saudíes han entregado el carné de conducir a un selecto grupo de 10 mujeres.

Para poder acceder a su permiso de conducción, las mujeres han tenido que superar un test con preguntas que versaban sobre el código de la circulación y además, han pasado un test de agudeza visual.

Las imágenes de la entrega de los primeros diez carnés de conducir que se conceden a mujeres saudíes han sido subidas a las redes sociales por parte de las propias beneficiarias.

El problema de fondo radica en la interpretación rigorista del Islam que existe en Arabia Saudita, donde la mujer está supeditada al hombre, lo que hace que su participación en la vida pública sea insignificante.

Para curarse en Salud, el Rey Salman ha proclamado que el derecho a conducir de las mujeres no entra en colisión con la sharía y que la medida cuenta con el beneplácito de las principales autoridades del reino.

Fuente – El Diario / Público


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (190 noticias)
Visitas:
2542
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.