×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

InternacionalesMiembro desde: 13/05/09

Internacionales
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    52.901.976
  • Publicadas
    44.072
  • Puntos
    0
Veces compartidas
2.391
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
29/01/2013

Es el atardecer de un domingo de verano en Santiago de Chile y el presidencial Palacio de La Moneda, en pleno centro histórico de la capital, está cercado en unos 200 metros a la redonda por la policía militarizada de Carabineros. En la Plaza de la Ciudadanía, frente a la fachada sur del edificio neoclásico italiano, una larga alfombra roja y una formación de honor de la Guardia Presidencial de Carabineros constituyen una clara señal de que se esperan visitas importantes en palacio. Los mandatarios que se reunieron en la capital chilena con motivo de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) son los invitados de honor del presidente Sebastián Piñera a una elegante cena en la sede de gobierno. La mayoría de los mandatarios y jefes de delegación se dieron cita en la sede del gobierno chileno, la cual fue asaltada y bombardeada el 11 de septiembre de 1973 por las fuerzas militares que derrocaron al presidente constitucional Salvador Allende (1970-1973). Pero dos importantes figuras extranjeras, en especial, aguardan con expectativa el término de la cena por razones muy particulares. No es porque tengan que regresar en forma rápida a sus países o porque tengan reuniones bilaterales o acuerdos que suscribir. Ellos tendrán esa noche una cita con la historia de Chile. Raúl Castro Ruz, presidente del Consejo de Estado y de Ministros de la República de Cuba, y Nicolás Maduro Moros, vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, tienen una cita con Salvador Allende Gossens en el lugar donde se suicidó y donde aún se conservan objetos que lo acompañaron en sus últimos minutos de vida. Tras la cena oficial de la Cumbre, Castro, Maduro, el canciller venezolano Elías Jaua y el ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Ernesto Villegas, entre otras autoridades, dirigieron sus pasos en silencio por los fríos pasillos de La Moneda hacia su encuentro con la historia chilena, aquella que observaron o conocieron a la distancia una mañana de septiembre de 1973. Tras subir por una escalera de piedra al segundo piso de la sede de gobierno, rodeados por varios agentes de seguridad, Castro y Maduro se encontraron con un muro original del Palacio de La Moneda, añosos ladrillos que resistieron los embates de la artillería terrestre y aérea de los militares chilenos dirigidos por Augusto Pinochet. El silencio reina por algunos segundos al observar los desnudos muros de La Moneda. ambos miran con detenimiento el lugar y escuchan con atención a la guía, una funcionaria de Carabineros que viste el elegante uniforme blanco de la Guardia Presidencial. En ese lugar se encuentran dos réplicas hechas en cobre, y de gran tamaño, de las monedas conmemorativas del gobierno de Allende, además de una placa que dice que en ese sector del palacio murió el líder socialista. Tras explicar que en esta ala del Palacio, la nor-oriente, se encuentra el gabinete de la esposa del presidente Sebastián Piñera, Cecilia Morel, la comitiva cubano-venezolana enfila por un pasillo hacia el actual Salón Blanco, donde está recreado el despacho de quien fuera líder de la Unidad Popular (UP), la coalición política que llevó al poder a Allende en 1970. Maduro acompañó en todo momento a Castro. Juntos se pararon delante del escritorio personal del gobernante, el mismo en el que firmó la nacionalización del cobre, en 1971, y tras el cual se ubica en la actualidad un imponente retrato de Allende. Ambos observaron con atención la obra pictórica donde el presidente aparece con un abrigo, realizando su tradicional gesto con la mano derecha. Con las manos entrecruzadas, Castro escuchó con atención el relato de la funcionaria policial hasta que el mandatario cubano se fijó en un busto de bronce del Abate Molina (sacerdote y cronista chileno nacido en 1740) que originalmente estaba en el salón de audiencias de Allende. La figura de metal fue uno de los pocos objetos que sobrevivió a las balas de aquel 11 de septiembre de 1973 e incluso aún conserva los daños producto de esa refriega. Se trata de un mudo testigo de los cruentos hechos que llevaron a la muerte a Allende. El líder cubano se acercó a esa obra de arte, la miró con atención, incluso inclinándose para observar con detalle la acción de las balas sobre la figura, como si quisiese que ésta le revelara detalles de los hechos de 1973 a través de los daños que presenta. Luego la delegación pasó a un salón contiguo donde se encuentra un sofá rojo idéntico al que ocupó Allende para sentarse y quitarse la vida con un disparo en el mentón con un fusil AK-47 que, según cuenta la historia, fue un regalo de Fidel Castro. Tras el sillón se encuentra colgado un gobelino persa del Siglo XVII, el mismo que estaba tras el mandatario cuando éste se quitó la vida en 1973. Y es aquí donde se produjo uno de los momentos más significativos de la visita de cubanos y venezolanos a La Moneda. Castro se colocó frente al sillón rojo, a sólo un par de pasos de él, y llamó a su costado a Maduro y a otros integrantes de ambas delegaciones. El silencio fue sobrecogedor y estuvo cargado de sentimientos y significado. Sólo una cámara fotográfica que registró el histórico momento rompe por instantes el ambiente de reflexión en torno a la figura de Allende. Los segundos pasan lentamente. El ambiente de recogimiento sólo se rompe con un "Viva Allende!" por parte de Maduro, quien reconoce estar conmovido por la oportunidad histórica de estar en ese salón. Tras algunos minutos donde Castro recordó la figura del derrocado mandatario chileno y el asedio que sufrió la embajada de Cuba en Santiago tras el golpe militar, la comitiva regresó al salón donde se encuentra el escritorio del fallecido mandatario para posar junto al cuadro con la imagen de Allende. Maduro y Jaua colocaron su mano derecha a la altura del corazón y posaron para las fotografías junto a Castro y otros funcionarios de los dos gobiernos. La emoción se percibió en el ambiente por largo rato, más aún cuando la delegación venezolana se percató que en el despacho de Allende también había un cuadro del Libertador Simón Bolívar. Según la historia, al mandatario chileno le gustaba conversar con sus invitados sentado en un rincón de su oficina, justo bajo la figura de Bolívar. En medio de la visita, Maduro dijo a Notimex que se trató de un momento histórico: "el regreso de un Castro Ruz a La Moneda" para rendir un homenaje a quien fuera el mayor líder socialista de Chile. Cada rincón de ambas salas fue observado con detención por Castro y Maduro para guardar en sus memorias las imágenes e historias de los dos únicos salones de La Moneda que recuerdan la figura de Allende. Esos mismos detalles de esta histórica visita, seguramente, serán relatados con emoción en La Habana a quienes ellos llaman sus "jefes": Fidel Castro, en el caso del mandatario cubano, y Hugo Chávez, en el caso del vicepresidente venezolano, confesos admiradores de la figura de Allende y a quien siempre citan en sus discursos y escritos.

Más recientes de Internacionales

Anuncia EUA acuerdo sobre importaciones de tomate mexicano

El gobierno de Estados Unidos anunció hoy un acuerdo con productores mexicanos de tomate que reduciría la amenaza de una "guerra" por ese vegetal, a raíz de la decisión estadunidense de cancelar un acuerdo vigente desde 1996 02/02/2013

Captura Guatemala a presuntos asesinos de cuatro mujeres

El gobierno de Guatemala anunció hoy el arresto de dos hombres como responsables del asesinato de dos mujeres adultas y dos niñas el pasado 16 de enero 02/02/2013

Renuncia vicegobernador en EUA por llamadas nocturnas a mujeres

El vicegobernador de Nebraska, Rick Sheehy, renunció hoy a su cargo, luego que un reporte de prensa reveló que realizó cerca de dos mil llamadas nocturnas a cuatro mujeres desde su teléfono celular oficial 02/02/2013

Llama Funes a oposición a aprobar 80 mdd para comicios salvadoreños

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, reiteró hoy el llamado a la opositora Arena para que apruebe más de 80 millones de dólares para el pago de subsidios de transporte, gas y las elecciones presidenciales de febrero de 2014 02/02/2013

Viajarán más soldados salvadoreños a misiones de paz de la ONU

El Salvador participará por primera vez con 32 miembros de la Fuerza Armada en la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (Minustah) para ayudar en la reconstrucción de ese país tras los daños que sufrió por los terremotos de 2010 02/02/2013

Mostrando: 1-5 de 44.071