Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chaville escriba una noticia?

Panoplias para la casa: Aporte al debate de la familia cubana

11/05/2017 13:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Trato aquí de otros enlaces de este hecho con fenomenos que ha revelado el pensamiento estructuralista frances más reciente

"QUINTA PARTE" Según el Derecho Natural, las relaciones del hombre con la mujer no deben ser las mis mas que las de la mujer con el hombre;" las ventajas, los servicios que el hombre espera de la mujer no deben ser los mismos que espera esta de aquel" por muy intercambiables que sean hoy en día los roles de género. Igualdad absoluta, pero diferencia.En el derecho natural los padres no tienen derecho a imponer a sus hijos una relación matrimonial, y la familia esta concebida como la unión de dos seres humanos que aportan el uno al otro el apoyo de una personalidad diferente de la propia."Sin menoscabo de ulteriores precisiones --nos dice el canónigo francés Jacques Leclerc--podemos concluir que la unión sana entre el hombre y la mujer no se puede concebir como un simple encuentro accidental.El desarrollo de la personalidad masculina reclama la unión con una personalidad femenina correspondiente, y lo mismo hay que decir a la inversa" [ " La Familia según el derecho natural" pag. 20 Jacques Leclercq Biblioteca Herder. Barcelona 1979 ] Por eso opina el canónigo que el acto más estrechamente vinculado con el derecho que tiene el hombre a disponer de si mismo es el matrimonio, ni tampoco hay elemento exterior a uno mismo del cual dependa mas el propio desarrollo.Cuando las interacciones dentro de la familia son confusas y no son eficaces como herramientas expresivas, se puede estar seguro de que estamos en presencia de una mujer que se opone a la ley que estipula que por no haber una institución más cercana a la naturaleza que la familia, las exigencias naturales en materia familiar sean mucho más rigurosas que en materia política, aún bajo el riesgo de privar a sus hijos de un poderoso factor socializador.

Si tuviéramos que elegir el prototipo cultural que las representaciones de una jefa de familia encarna, optaríamos casi sin dudar, por la personalidad de Zuleica Romay, actual Presidenta del Instituto Cubano del Libro en Cuba.Ella misma se descalificó tratando de imponer al debate público un tópico presunto de aberración, símbolo de su defecto de compenetración con la sociedad, en el cual sus acusaciones racistas a esta, están viciadas de la incomprensión radical de la nueva manipulación de que fueron objeto las personas de color bajo el gobierno revolucionario, tanto más cuanto que ella, en tanto que alta representante institucional de la política cultural de la Revolución, "exige la aplicación de ciertos niveles de coerción social", como dice ella misma [ Elogio de la Altea o las paradojas de la racialidad pag.101 Zuleica Romay Premio Casa de las Américas 2012 ] que la necesitan las áreas de actividad humana como la política.Toda actitud crítica requiere una desconexión respecto de lo criticado, que en Zuleica no se ve, pues es la primera en ejercer la retaliacion por los prejuicios de que se considera víctima, ya que su discurso transluce claramente un racismo "anti-blanco" de que ha sido objeto de acusación, tributario de las políticas igualitarias de la Revolución .No le dio paso a la dialéctica de la conciencia espontánea cuando ella se sobrepasa a si misma y se eleva a reflexión filosófica.Tan ominoso, o más que su señalamiento social, es la contraparte que esgrimen los propios grupos de color "estructurando un racismo reactivo, cuya naturaleza defensiva no omite las predisposiciones, la simplificación y el esquematismo tan comunes a los dogmas raciales" [ Z. R. Ob.Cit.pag 119 ] que además es un hecho que tiene muy poco peso en su obra, a pesar del gran daño que hace, pues es esta apenas la única referencia al fenómeno en toda su obra. No quiero decir que sea una aberración discutir sobre el racismo, sino que como defensora de posiciones historicistas, la autora del "Elogio de la Altea", no pudiendo encontrarle a la verdad un fundamento racional, busca uno irracional, y por ello se pierde buscando en si misma un apoyo que no puede darle su doctrina. Su verdad pasa a ser " veracidad", solo por la concordancia moral entre ella y sus ideas, no por la concordancia entre ella y los hechos reales que ese racismo suscita.O sea que el asunto se vuelve mas espinoso porque la mácula segregacionista de la sociedad cubana esta enredada con móviles que la Revolucion Cubana trazo oblicuamente, tal vez sin imaginar los efectos colaterales que tendría sobre el imaginario racial del país eso que la señora Romay llama acertadamente "los criterios de valoración somática de las personas" [Ob.Cit. pag.114 ] tan extendida en la práctica cubana.Si quiso ser tan exhaustiva en su libro sobre el racismo en Cuba, ¿por qué dejo intacto el tema de la prelación de la fuerza bruta que institucionalizó la Revolución como paradigma de puestos de jefatura que pretendían ser el patio trasero de instituciones castrenses.?

La verdad es absolutamente diferente de la coherencia logica, según Husserl; y ella se descuido de los actos subjetivos de su pensamiento para ocuparse de los productos objetivamente constituidos.Trato el racismo como un dato directo irreductible del sentimiento puro, y se olvido de que las vivencias singulares al referirse al objeto, solamente por las formas que lo dominan, no permiten comprender cómo pueden ser calificados de trascendentales en su significacion, ya que hay esencias que no están directamente unidas a sus significaciones, y que la realidad no es constante en la vivencia, según Tran Duc Thao porque la vivencia no es un "en si", sino un "para mi" [" Fenomenología y Materialismo Dialéctico " pag. 58 T.D.T ] La especie más característica de la intencionalidad emocional es la aprehensión directa de los valores por el sentimiento puro, donde, según George Gurvitch, "el sentimiento intencional se relaciona directamente con un contenido propio e independiente del acto que se dirige hacia el, de manera inmediata, sin intermediario exterior de un pensamiento o de una representación"["Las tendencias actuales de la filosofía alemana" pag.95 G.G.] O para decirlo de manera más clara con palabras de este autor mismo"La representación como manifestación de la conciencia intencional, no quiere decir otra cosa sino una dirección hacia lo que es representado, ofreciéndose precisamente como lo que es heterogéneo a la representación misma" [ Ob. Cit. pag. 226 ] Hay hombres que tienen necesidad de creerse mejores de lo que hacen, y de objetivar en lo imaginario su humanidad irrealizable en la realidad. Ese es el caso de Zuleica Romay .

La exclusión de lo diferente produce síntoma, como dice Derrida, y de esta supresión hay efectos en la escritura, en la lengua, y en la cultura en general; lo cual se debe entender como una relación anormal con la vida, porque se victimiza en la propia familia casi risueñamente, con un acto que encarna todas las preocupaciones de la deconstrucción, al que nos recuerda la lucha entre relegación / postergación, con base en el sentido espacialidad / temporalidad ( para suprimir vitalmente al tiempo hay que apelar a un orden trascendente y transhistórico ) que se juega en cualquier relación diferencial; individuo tal que tiene en su contra además de ese nuevo tipo de jefatura familiar, el significado temporal y espacial de la palabra "diferencia", que en el uso del español ha sido olvidado, pues no hay voz que indique el parteaguas de esa diferencia, como la hay en francés, por ejemplo, significado que reconoce, sin embargo, el Diccionario de la Real Academia de Lengua Española cuando dice : "En dos procesos periódicos, diferencia entre los valores que, en un momento dado, tiene la respectiva fracción de periodo". Y lo peor que tiene ese otro aspecto de la diferencia, para no llamarle "fantologia", que esta privilegiada en la comunicación veraz, como la llaman otros autores, es que esta "no supone un espacio de dialectización posible", como piensa Mónica Cragnolini ["Deconstrucción como acción política: El imperativo del mas allá del mas allá " Rosaura Martinez Ruiz, Profesora de Facultad Filosofía de la UNAM en Revista "Debates y Combates" pag 71 num 4 año 2 Nov-Dic 2012 ], pues para ella "es un ambito de incertidumbre que no puede ser saldado por ninguna dialéctica, y que ante todo supone una disyunción del presente que dificulta las filosofías de la presencia y con ellas sus logicas identificatorias" ( pag 71 )

La exclusión de lo diferente produce síntoma, como dice Derrida, y de esta supresión hay efectos en la cultura, en la lengua, y en la conducta humana en general

La pregunta ingenua de que se hace eco el periódico "Juventud Rebelde", cobra su total sentido de ingenuidad al dejarse impresionar, no tanto por ese esfuerzo simbólico por objetivar la fascinación de lo indiferenciado que se rescata desde una visión infantil, y que opera al festejar el éxito de la transgresión cometida comiendo la comida totémica, que representaba en la tribu la incorporación del Padre y su poder, o sea, no por la fantología a la que aluden los epigonos de Derrida, sino por lo que yo llamaría "factótumlogia", es decir, la vida de los criados; que en la práctica son los autores de la deconstrucción, que como bien dice la profesora Rosaura " es una interpretación Semiotica de la cultura de la que se desprende una Ontologia espectral " ( pag 71).No creo que esa molestia por ese desnivel de vida que hay entre esas dos entidades que encarna la diferencia, se le pueda llamar envidia.

No es la inmanencia del sentido de la cosa tal vez lo que mueve a envidia, palabra que proviene del latín "invidere", no ver ; sino la individualización del hombre que se preserva de la asimilación por el punto de vista feminista de la vida, contra el que tanto lucho el Grupo Orígenes, y que entre otras cosas profesa tratar solo a las personas que son combinables consigo mismas, empobreciéndose con ello con respecto a la realidad que formalizan, y por ello tienen que acudir al silenciamiento de las líneas de fuerza culturales, que de tener consenso se opondrían a las falsas representaciones de la armonía que subyace en el soborno de la inteleccion del medio problemático compartido por todos los aliados de las detentadoras del poder en las casas, quienes tal vez creen, como dice el profesor Calviño, que dicha armonía pasa por la desaparición de las diferencias.

El problema semiótico de las comunicaciones entre hijos monoparentales y sociedad consiste en saber que sucede para que puedan hacer aparecer como iguales a las cosas un signo que no tiene ningún elemento material común con aquellas, como el reconocimiento de un simple proceso espontáneo en apariencia, como el caso de la jefatura femenina en el hogar, que es una especie de aceptación irracional de un fenomeno mágico, misterioso e inexplicable, que debemos aceptar por sus apariencias con un espíritu de devoción y reverencia. Muchas Gracias Raúl Morin 22 Abril 2017 3:30 PM


Sobre esta noticia

Autor:
Chaville (12 noticias)
Visitas:
26
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.