Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chaville escriba una noticia?

Panoplias para la casa: un aporte al debate de la familia cubana

11/05/2017 13:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Analizo toda la parafernalia de la mutilacion de la personalidad que ha implicado el hecho de que la jefatura familiar este en manos de la mujer, y las conexiones con otros fenómenos sociales concomitantes que comparten parecidas característica

"TERCERA PARTE" Lo que no le permite al hombre superarse éticamente no es la ideologia de cualquier cuerpo politico dominante en una sociedad, sino el determinismo de los valores filogeneticos cuando prohiben al individuo sacrificar su salud a valores simbólicos superiores, pues esto invierte la situación humana y la transporta al campo de las enfermedades mentales, impidiendo la superacion de las restricciones inconscientes de los poderes responsables, porque son objetos familiares vinculados a la culpa y a la moral mitológica que transmite la familia y que la dueña de la casa refuerza para escamotear la interpelación de lo simbólico en la des-subjetivación del sujeto, que protege en tanto elemento pasivo en el juego de fuerzas libidinales, soportes fantasmaticos que impiden deconstruir la ficcionalizacion de su propia existencia. Es por ello que el legado de las madres señala a quien no va a tratar, o no quieren nombrar, marcando también así el peligro de estar en el lugar equivocado con la feminización del varón, a quien le importara poco las tendencias separatistas de la consanguinidad, ni las brutales contradicciones conque el oikos ( casa ) trata los secretos de la familia política que se conectan con la familia nacional. Así tiene expedito el camino de imponer sus significados estrechos a los demás.O sea que se trata ni mas ni menos que de lo que dice Lelia Larrea (Universidad Nacional de Rosario, Argentina)en su artículo " Secretos de Familia y violencia de los cuerpos en la narrativa de Marta Lynch":

"La sexualidad en el cruce de la política, el deseo como amenaza de la tradición basa da en linajes de sangre y nombre, los conflictos históricos y sociales narrados desde la red de emociones privadas que despliegan las mujeres en sus domicilios" [ Revista de crítica Literaria latinoamericana Num 63-64, 2005 pag. 219 ]

A principios de los 90, cuando la centralización del Poder dentro del país se vio mina da por los severos efectos de la crisis económica, que obligó a la reducción numérica de la intelectualidad--demasiado amplia para nuestras condiciones--y a una mayor calificación basica de la clase obrera, la caracterologia negativa de la mujer jugo un papel importante en la neutralización de esa zona de discurso de la izquierda mas o menos cercana a los principios defendidos por el discurso oficial, pero no sometidas o subordinadas a este, alterando desde la familia el puesto mundano en que se gesta la existencia, haciendo fallar desde el origen la correspondencia entre lo dado y el hombre a quien se da; y con ello ha colaborado a que la praxis revolucionaria haya perpetrado la mundanidad, que es haber errado la colocación del hombre en el mundo; o sea que ella ha llevado en si la parte decisiva de la responsabilidad de definir la praxis en términos de naturaleza, violentando la formación cuantitativa del espacio neutro;--contorno de culpabilidad que sale de la gesta profesoral del Maestro Eduardo Nicol: "La definición de la praxis por sus notas físicas o constituyentes marca la diferencia ontologica entre lo que sucede por causas naturales y lo que sucede por designio humano" [ "La Reforma de la Filosofía" pag.123 FCE México 1994 E. N.], por que esas miradas críticas que se sostenían sobre el rumbo o las acciones de las instancias de poder, reducidas a condición de enemigos por los personeros del estatismo castrense, estaban en contradicción con su mirada sexista de la realidad, con la tendencia en su elección de pareja, pues esa drástica reducción de oportunidades de estudios superiores que experimentó el país en esos años, la ponía en aplastante ventaja laboral, educativa y social sobre el hombre --su mayor proporción dentro de la fuerza de trabajo calificada--la compelía a buscar un nuevo tipo de matrimonio en el cual aquellas ideas, por deficiencias de instrucción, eran poco favorecidas por hombres de precaria formación, pues el amor revolucionario, como el amor cortez, es posible --según Lacan--, solo con la abolición del sicotico como sujeto; [J.Lacan : Seminario 7 Capitulo XI ] Lo caracterológico negativo femenino se define como la mujer determinada por los aspectos infraestructurales del matrimonio, que no pueden, ni han podido aun garantizarse en lo elemental, y que permea, entorpeciendolo, el proyecto de crecimiento de la subjetividad individual, y de la pareja; contradicción que la mujer resolvió sacando provecho de la marginalidad tanto material como intelectualmente, puesto que estaba abocada a no encontrar pareja dentro de su propio grupo social y a tener que buscarla en un hombre de mucho menor nivel educacional y ocupacional, como señala Maria Isabel Dominguez ["La Mujer en los 90" en Revista Temas no. 5 de 1996 pag 35 ]Ese defecto de lazos estrictamente afectivos, que distingue este tipo de uniones, puesto que el alma de ella no era ni reclamada, ni exigida por el esposo, se entregaba en virtud de lo ajeno del mundo real, a la compensación egoísta de los mundos propios

Por ello, las mayores acreedoras "del porvenir siempre incierto de la nación cubana, " como dice Arturo Arango, se convirtieron en látigo o tósigo "de quienes llevamos como fatalidad esa imborrable marca nacional" [ " La Historia por los cuernos" pag. 34 Revista "Gaceta de Cuba " Nov- Dic. 2008 ] Claro que habría que deconstruir ese gesto anti-femenino para visualizar el desmontaje de cualquier visión teleologica del devenir de la Isla, o su poder de evitar las intercepciones entre la Isla y su futuro, que no se trata de una mera defensa de una decisión política colegiada, sino de una construcción cultural que se niega rotundamente a la inclusión de lo diferente y que tomo de pretexto el devenir interno de la Revolución.

Para afirmar esto habría que indagar que tanta fue la participación de la mujer en la calamidad de tantos prometedores destinos torcidos, salidos de lo que parecía su curso normal, o en todo caso en lo que dio origen a esos sucesos."No hay que desconocer-- dice Arturo Arango --que esas felonias existen bajo el amparo de la política, en pasiones, protecciones, y oportunismos que la política desata "[ pag. 36 ] Pero sucede que el primer paso para ponerse a tono con ellas es secundando en la sociedad lo que ya se había hecho en la casa, esto es, una sociedad civil entre iguales, de actores homólogos en términos de acceso a recursos y en posiciones de poder.¿Por qué su intento de sacar de ella a actores del mundo de la pobreza, de la opresión y de la explotación? Pues porque ese concepto liberal tradicional de la sociedad civil, esa sociedad civil concebida como espacio de relacionamiento entre desiguales, que están profundamente divididos, para el interés de la política fracturaría el tejido social; pero para el suyo, la sacaría del juego, porque está reñida esa capitanía de la mujer con lo popular en sentido amplio.Esto, además del peligro de "que algunas de esas identidades son nuevas, en el sentido de que hacen sentir y generan efectos específicos de manera autónoma" [ Carlos M.Vilas : "Pobreza, opresión y explotación en la Sociedad Civil de América Latina" pag. 97 en Revista Temas no. 5 En- Marz 1996 ]. Por eso Max Scheller en sus dos obras capitales "El Resentimiento en la moral" y" Esencia y Formas de la Simpatía", analiza ese hecho como un resentimiento originado por la falsedad del ser modelado por una educación emasculada de sentido viril, es decir, como una transformación ideológica del odio contra la Patria y contra lo divino. "Nuestra tesis en aquel ensayo ( " El Resentimiento en la moral" )--dice Max Scheller --era entre otras cosas, que el moderno amor al hombre( humanidad, filantropía) es algo que ha sido pura y exclusivamente esgrimido por resentimiento contra el amor a la Patria, y el amor cristiano a la persona de Dios, o sea, que no ha sido ningún genuino, autonomo movimiento de amor con fundamento positivo y propio en la esencia del espíritu humano, sino solo una posición de protesta y de lucha contra el amor cristiano a la persona de Dios, por una parte, y contra el amor a la Patria, por otra." ["Esencia y Formas de la Simpatía" pag.132 M.Scheller. Editorial Losada Bs.As 1957 ].

Los determinismos naturales que preceden al actuar mismo se hacen conocibles desde ahí, desde esa posición socialmente menguada del varón

Pero no se puede hablar de este tipo de mujeres sin hablar de sus alteregos: el hombre resentido; aquellos que no necesitan de ellas directamente para interpretar los valores al revés, ni para falsificar la imagen del mundo, porque su detraccion ya está basada en el re sentimiento.Ahora podemos comprender por qué Max Scheler llamaba a eso un resentimiento en la moral:

"Cuando se sienten fuertes afanes de realizar un valor, y simultáneamente, la impotencia de cumplir voluntariamente esos deseos, por ejemplo, de lograr un bien, surge una tendencia de la conciencia a resolver el inquietante conflicto entre el querer y el no poder, rebajando el valor positivo del bien correspondiente, y en ocasiones considerando como positivamente valioso un contrario cualquiera de dicho bien" [ "El Resentimiento en la Moral" pag 66 Max Ferdinand Scheler. ( 1874-1928 ) Espasa-Calpe Argentina.Bs.As 1938]

Una moral es un sistema de reglas de preferencia entre los valores mismos, sistema que hay que descubrir tras las estimaciones concretas de la época y del pueblo;por eso no se puede tratar tan ligeramente de procesos inconscientes de la vida anímica que han sido tan severamente traumados, y que van a ser sometidos a su decisiva fase de violencia: al conflicto con una base negativo necesaria para la libre-autodeterminación en el horizonte del bien.Como dice el filósofo alemán, "la envidia, la ojeriza, la maldad, la secreta sed de venganza, llenan el alma de la persona resentida" [Ob.Cit.pag 70], pero por esa misma debilidad intrínseca de todos esos sentimientos, necesita una alianza--la alianza entre la jefatura femenina y el resentido --para poder llenar satisfactoriamente su existencia: "la persona resentida, habla M. Scheler, siente una mágica atracción hacia fenomenos como la alegría de la vida, el lustre, el poder, la dicha, la riqueza, la fuerza;no puede pasar junto a ellos sin contemplarlos, quiera o no.Pero al mismo tiempo le atormenta el secreto deseo de poseerlos."[ Ob.Cit. Pag.69 ]. Esto, por supuesto, no solo lo sabe la figura femenina, que co mo dice Lamb, "tiene fondos para recompensar su indignidad y sacarlo a flote de nuevo a la brillante superficie, bajo la cual habría sido su aparente negocio y placer hundirlo", ["has wherewithal in the end to recompense his indignities, and float him again upon the brilli ant surface, under which it had been her seeming business and pleasure all along to sink him" "Poor Relations" pag.227 en " The Essay of Elia "Ch. Lamb ], sino sabe también cuan vano seria en todo caso esas aspiraciones; pero como ya ella también, debido a la intencionalidad entretejida en el afecto ha cambiado la dirección de sus originales sentimientos, esta lista para mostrarle eso que Lamb llamaba "this chimerical notion of affinity constituting a claim to a acquaintance, [that] may subject the spirit of a gentleman"[pag226 ]["esa quimérica noción de afinidad que constituye un reclamo de conocimiento, que puede someter el espíritu del hombre"]. Los determinismos naturales que preceden al actuar mismo, se hacen conocibles desde ahí, desde su resolución de apoyo a los valores de la parquedad, del silencio, de un indiferente conocimiento de la cultura, de la deficientísima comunicacion, porque las menos importantes diferencias entre ambos si no se dejan yacer en paz, entonces las cuerdas de las relaciones se tensan hasta los mismos extremos que estas pueden soportar, porque--she would sometimes press the civility out of season-- [pag.230]--y puede, llegado el caso causar la mayor iracundia por la mas irracional defensa de algo razonable que pueda ser planteado.Pero estos son momentos contingentes que se anulan en favor de hechos de mayor peso que nos informa Scheler : 

"Aquellas manifestaciones de una vida positiva, la dicha, el poder, la belleza, el talento, la bondad, se ofrecen una y otra vez a la persona resentida.Por mucho que en su interior agite el puño contra ellas, por mucho que quiera aniquilarlas, esos valores existen y se im ponen.Cuando una manifestación de esta especie se impone irresistiblemente, basta la mi rada hacia ellas para desatar un impulso de odio contra su portador, sin que este haya perjudicado en lo más mínimo, ni ofendido a la persona resentida.El odio, y la enemistad de esta especie carece de fundamento en la obra o conducta del enemigo" [Ob.Cit.pag.71 M.S.]

Pero hay otro resentimiento mas duro, según este mismo autor, y es el que penetra más hondo, y que Scheler llama "la falsificación de la tabla de valores", donde ya no hay que pretender aniquilar las personas portadoras de aquellos valores positivos."En cambio, aquellos valores que son los valores positivos y preferentes para un sentimiento estimativo normal y para una ambición normal, se convierten en valores negativos para el nuevo sentimiento del resentido.La persona presa de resentimiento no puede justificar ni comprender su propia existencia y su sentimiento de la vida sobre la base de que predominen los juicios de valor positivos.Por su debilidad, su temor y su angustia, por su espíritu servil, que se ha convertido en orgánico, no puede el resentido apoderarse de las cualidades y de las cosas que tienen esos valores.Y entonces, su sentimiento valorativo cambia en el sentido de decir: Todo eso es vano"[ Ob.Cit.pag.73 ] -------Fin Tercera Parte

No se puede hablar de este tipo de mujeres sin hablar del hombre resentido


Sobre esta noticia

Autor:
Chaville (19 noticias)
Visitas:
117
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.