Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chaville escriba una noticia?

"Los Oportunistas en Acción"

15
- +
15/03/2020 13:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta es una pequeña crónica de una actividad cultural que se efectuó en un lugar céntrico de la Habana saludando el Día de la Prensa Cubana, en la cual percibí el desliz de una nota discordante, tratandose del Recital de Tony Avila, un hombre comprometido con el cambio social del país

                                                   “Los Oportunistas en Acción”

En el parqueo de la Heladería “Coppelia”, se celebró una amena actividad cultural este jueves 12 de Marzo del año en curso (2020), y el popular cantante Tony Ávila, dió un mini recital que nos encantó a todos los allí presentes, porque sus canciones además de inspirar lo que queremos ser, encuentran con sus sones pegajosos el camino directo al corazón, y al entendimiento sus letras, por estar hechas de una música que ebulle en lo profundo del alma cubana, sin desfachateces populacheras, y a la que Tony les da el plus de un gancho popular con el rescate que hace de la dormida ideología de izquierda, con una fuerza que nos pudiera despertar de nuevo a la belleza de un socialismo que fue popular, pero que ya no nos convence.

Pero tambien les está hablando a un grupo de jóvenes recalcitrantes renegadores de la Libertad

Para nadie es un secreto que Tony Ávila en sus canciones está defendiendo las conquistas de la Revolución, y que le está hablando a un grupo recalcitrante de jóvenes renegadores de la libertad; profesionales capaces que están traicionando al pueblo en esta hora crucial de rebeldía, de los que quieren cambiar el orden burgués conservador de izquierda hacia posiciones más populares que esa misma izquierda originalmente defendió, y que debido a una tergiversación del espíritu revolucionario se hace imposible la verificación de esos cambios. El “no” al cambio, significa primordialmente censura a la palabra de un pensamiento libre, al cual no se le respeta, ni su cultura, ni su documentación, ni su dignidad, y al que se le pone en cepo por las más desvergonzadas consideraciones de egoísmo o ambición personal. Debido a ello, lo que ahora mismo tenemos delante es una pléyade de hombres de letras pastando en las gehenas de la Dictadura; criminales de la lealtad que cuando hablan de delitos contra los Derechos Humanos en Cuba, mencionan solamente las puertas que cierra el Bloqueo Imperialista a las posibilidades de desarrollo de la economía cubana hace más de 60 años, sin ponderar que antes, el enemigo interno, decrepita la respiración del hombre con ese moderno artefacto de la ideología que significa respirar con pulmones prestados, y en un medio ambiente más prestado todavía, con la fuerza de un interés palpable en su heteronomía. El antónimo de esa palabra, “autonomía”, lo comprendí cuando ví, ¿a que ustedes no se imaginan a quién, despepitándose por retratarse abrazado con el cantante cardenense?. A Jorge Legañoa, señores; a su mayor contrario en las batallas populares por el respeto a la dignidad del hombre, ese que ha proferido en la palestra pública las mas vilipendiosas señales de abstenciones a la lucha por los derechos civiles del ciudadano, y uno de los verdugos de la libertad de prensa. Pudieran haber otros ahí, porque muchos se fotografiaron con él del mismo grupo de prensa, pero yo sólo reconocí al periodista mencionado, una punta de lanza del sistema contra los soliviantados proletarios. Esa clase de hombre son autónomos cuando se trata del sentimiento de sinceridad que les arranca a la fuerza una naturaleza más poderosa que les obliga a reconocer el llamado de la verdadera vida, pero que también les ofrece la oportunidad de descabezar, con el testimonio de amistad, una crítica directa más seria del cantante. ¿ O es que este cree que es el escenario el único lugar del compromiso? No lo creo, porque en un spot televisivo de promoción que le hicieron hace poco se refirió entreveradamente al estancamiento cultural del país por parte de esos enemigos del pueblo, y a modo de despedida en su recital del jueves en el Coppelia hizo una exhortación a la prensa para superar esas barreras internas de su labor. No se le puede pedir más a un artista.

Valía la pena constatarlo, porque a las naturalezas divididas hay que observarles la duplicidad del afecto, para que no intenten en el futuro hacer pasar su labia por la lira mitológica de ese músico griego que con el son de su flauta tenía el poder de recomponer los muros destruídos de su ciudad. Y nada más amigos les puedo decir por ahora, sino que cada vez que salgo veo la doblez de esta Habana en todo: en la acidia para perdurar en la procastinación de sus gentes; conviviendo al lado del mismo esfuerzo para echar la sociedad hacia adelante, y por eso ese esfuerzo luminoso se enquista en la maraña de la insondable psiquis cubana que le ha causado tanto sufrimiento a la sociedad, porque no son zarpazos de cualquier fiera, sino de garras de hombres insignes como Cintio Vitier que escribió este verso enigmático en uno de sus poemas: “Husmeo mi placer entre las ruinas….”

Para nadie es un secreto que Tony Ávila en sus canciones está defendiendo las conquistas de la Revolución

Raúl Morín, 14 de Marzo 2020, 1:00 PM Día dela Prensa Cubana.


Sobre esta noticia

Autor:
Chaville (83 noticias)
Visitas:
200
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.