Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

La 'marcha fúnebre' del PP

07/07/2018 04:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El PP que ahora con la euforia de las primarias se llena la boca de democracia, está abocado al descalabro dada su imposibilidad a afrontar con éxito su apremiada regeneración, por la dificultad que entraña la negativa implicación que mantienen con el pasado sus pretendientes renovadores

 

Después de utilizar a RTVE como una ficha más del tablero político, manipulando el medio para uso partidista, ahora cuando como consecuencia del cambio habido en el Ejecutivo se establecen otras regla de juego para pluralizar el funcionamiento y control democrático de este medio de titularidad pública, “a pesar de instrumentalizarlo hasta la saciedad”, ahora el PP lejos de asumir la nueva disciplina se levanta de la mesa, planta la partida y se declara en rebeldía ; desvinculándose al efecto del proceso express impulsado por el Gobierno socialista de renovación del Consejo del ente a la vez de anunciar que esta misma semana presentarán un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, por entender que el decreto ley del nuevo Gobierno, además de una "cacicada" es una maniobra de "golpismo" contra el Senado. Ver para creer.!

Que quien durante los últimos siete años ejerció autoritariamente la función de paladín de la manipulación informativa y el control de la opinión pública en propio beneficio, venga a estas alturas a aducir falta de transparencia en la determinación democrática de sus contrincantes políticos es de una desfachatez sin precedentes ; máximo, cuando está de sobras probado que durante su etapa al frente del Ejecutivo y ostentando el pleno dominio del ente, el flujo comunicacional no solo fue tendencioso y sesgado sino que además fue manejado como arma arrojadiza para devaluar la función política de sus opositores sin reparar en falsedades, mentiras e incluso calumnias, es decir, un planificado proceso de desinformación que ni en una sola ocasión llevó la palabra "verdad" como sufijo.

Pero a nadie deben sorprender los ademanes del grupo conservador, pues a efectos reales aun cuando alardean de ser los artífices de la Transición, defensores del Estado de Derecho y la Constitución, lo cierto es que el ahora Partido Popular es heredero familiar, social e ideológico del franquismo, y no solo por sus orígenes, sino también por aceptación implícita de su testamento, y tal vínculo de relación hace que mantengan arraigadas conductas afines con aquel régimen como la censura política, el control de los medios de comunicación y a los profesionales del ramo, con la maquinada finalidad de presentar la noticia como ellos desean y así poder persuadir a la población neutralizando todo discurso que cuestione su imagen como partido y los graves excesos de su quehacer político.

Resultado de tal vínculo fue su relación de paternidad con la Ley Mordaza, un nuevo formato de "censura" tras cuya aprobación pasaron a ser delitos actos que anteriormente se amparaban en la libertad de expresión, todo un referente de involución cuya recondución no se resuelve con cinco enmiendas sino que precisa de un cepillado completo vía derogación, para partir de cero y desde un enfoque garantista de los derechos de los ciudadanos devolverle a la democracia lo que le pertenece, sobre la base que el objetivo de la ley sustitutoria debe salvaguardar nuestros derechos y no acotarlos como ahora está sucediendo con la aplicación del actual adefesio jurídico del PP, que para mayor complejidad tiene a la Administración como juez y parte en el contexto de un ejercicio de doble poder político paralelo al gobierno formal

Tal es así, que hasta la aprobación de la moción de censura el retroceso de la libertad de expresión fue de tal calibre, que nunca un Gobierno había ejercido un control sobre los medios informativos tan extremadamente perjudicial para la salud democrática del país, que no solo aquejó a los medios públicos como es el caso de TVE, sino también a los de ámbito privado, que afectados por la precariedad económica y ahogados por sus propias deudas, para mantener su continuidad optaron por el peor de los remedios, que no fue otro que plegarse a las determinaciones del poder político y financiero.

Desde la Transición, nunca un Gobierno había ejercido un control sobre los medios informativos tan extremadamente perjudicial para la salud democrática del país

Creándose con ello una situación en el panorama mediático de total supeditación, desde el punto y hora que hasta la salida de Rajoy de Moncloa la totalidad de los grandes grupos privados de comunicación fueron marionetas dirigidas por la jefa de propaganda política del PP, es decir, por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría quien dirigió a su antojo el control de la comunicación de estos mass media de conveniencia a los que utilizó para un blanqueado de imagen que les permitiera mantenerse en el poder, y todo ello alimentado a través de una interesada distribución de la publicidad institucional ( es decir de la utilización arbitraria de dinero público), y sin reparar para nada que una democracia sin periodismo libre es una democracia de mínimos.

Pero la verdadera finalidad de tan diseñada operativa fue convertir a los profesionales del gremio en “agentes publicitarios y propagandistas”, y a los medios de información en sirvientes del Gobierno para hacer uso de la “espiral del silencio” y así desviar la atención hacia otros temas mientras mantenían secuestrada en la trastienda informativa la corrupción protagonizada por ellos mismos. utilizando como centro de estrategia de distracción las dificultades políticas que atraviesa Cataluña con el Gobierno español, por no decir el recurrente desatino de Venezuela o Irán.

Un circo mediático sin precedentes, que puso de manifiesto las malas artes y la degradación política del partido que hasta ahora dirigía las riendas del país a pesar de su total pérdida de legitimidad tras haber ganado los comicios dopado, financiando sus campañas con dinero negro de la corrupción.

Circunstancia cuya gravedad le impide que pueda ostentar representación institucional de tipo alguno en tanto no sea capaz de acometer su regeneración política integral; un objetivo de imposible consecución si el mandato de renovación viene a recaer en quien por sus malas artes fueron parte implícita de la debacle, como resultan ser los candidatos que en liza aspiran a tomar el mando del primer partido político de Europa al que una sentencia judicial adjudicó el distintivo de organización criminal.

De ser así, la expedición del acta de defunción está servida


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
6096
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.