Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lapolillacubana escriba una noticia?

La iniciativa

15/10/2015 14:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"El primer deber de un hombre de estos días es ser un hombre de su tiempo", dijo Martí... seamos hombres y mujeres de nuestro tiempo, sin importar edades, seguros de aquello que defendemos, dignos revolucionarios de esta etapa que nos toca vivir.

"...lo que yo amo es el pájaro"

La iniciativa

Por Harold Cárdenas Lema imageNo es lo mismo luchar por el poder que gestionarlo, no es lo mismo hacer una revolución que mantenerla así, sin que sus partes se vayan volviendo conservadoras. Dentro de los muchos desafíos que implica construir un país mejor, está la mirada que se tiene hacia el ímpetu de los jóvenes. Lamentablemente la iniciativa a menudo es mal vista, por espontánea, por cometer el pecado de no estar reflejada en el plan de trabajo mensual. Y si eso no cambia pronto, se perderán los corazones y las mentes de la juventud cubana.

Recuerdo perfectamente el 5 de marzo de 2013, estaba de viaje en otra universidad y había un sol infernal, ese día murió Hugo Chávez. En el momento que llega la noticia los profesores y estudiantes queríamos hacer algo, había que hacer algo, decir algo para sacarnos el dolor de dentro. Ahí recibimos el primer freno, la administración avisaba que no se podía hacer nada hasta recibir indicaciones, incluso mencionaron que debíamos esperar el noticiero de la noche en la TV para saber qué hacer. Como si no lo supiéramos.

Si Fidel y su grupo sabían qué hacer en 1953, medio siglo después esta juventud formada en la Revolución lo sabe también de sobra pero según las reglas del juego actuales, podemos hacer bien poco. Quizás la culpa sea nuestra, por pedir demasiado permiso para las cosas, por esperar que nos dejen hacer lo que en nuestras conciencias sabemos que toca. El caso es que en las ocasiones que ha surgido un grupo de jóvenes con ganas y capacidad para relanzar el proyecto nacional, por alguna razón termina cercenado. Una vez un funcionario me lo dijo a las claras, eso pasaba por "creer que ellos eran la vanguardia, cuando la vanguardia es el Partido". Sobre esa idea tan suicida me reservo los comentarios.

Ese día que murió Chávez no se hizo actividad alguna, me daba pena con los estudiantes extranjeros presentes, me dolía la verticalidad del asunto. Cuando nos reunimos la mañana siguiente en el patio de la universidad, no estaba presente la dirección de la FEU ni de la administración, ese momento sensible no lo compartieron con aquellos que representaban, su presencia era requerida en otra reunión. Y el problema no eran esos dirigentes que me consta tienen valores positivos, solo estaban haciendo lo que se requería de ellos, el problema es más de raíz.

Hace unos días se hizo una manifestación de jóvenes en las calles de La Habana pidiendo justicia por lo ocurrido en Ayotzinapa. Lo ocurrido apenas si trascendió a un periódico provincial, era imposible publicarlo en nuestros grandes diarios porque al no existir otra prensa que no sea la oficial, hacerse eco del asunto podría provocar un problema diplomático. Esto además de señalar las deficiencias del sistema de prensa nacional, es una triste ironía porque entonces las actitudes más revolucionarias son impublicables. Para colmo, ¿cuándo la FEU o la UJC convocaron a la juventud cubana para hacer algo parecido? ¿Cuánta iniciativa puede tener un dirigente juvenil sin que le acusen de creerse la vanguardia?

Estas son algunas de las contradicciones de nuestra realidad. Me gustaría pensar que el sector partidista que trabaja con los jóvenes es el más revolucionario, por las características de no-subordinación que debe tener la relación Partido-Juventud, pero recibo señales mezcladas. Tenemos muchos cuadros "confiables", con valores positivos y diríamos de ellos que son buenas personas, pero su trabajo no es ser simpáticos o nobles sino cumplir bien su función. Y a menudo para no violar el orden de las cosas, no darle armas al enemigo o lo que es peor, "por si acaso", frenan la iniciativa de la juventud.

Ahora el Partido debe dejar las posiciones paternalistas y la manía controladora, o el relevo del futuro estará compuesto por lo que el Che tanto temía: "asalariados dóciles del pensamiento oficial". Y mejor que estos cambios ocurran pronto, o nos veremos un día haciendo una manifestación en las calles pero desde la oposición, con represión incluida quizás. Ahí sí estamos fuera de práctica, mejor tener iniciativa ahora que improvisar en el futuro.

Tomado de La Joven Cuba


Sobre esta noticia

Autor:
Lapolillacubana (2569 noticias)
Fuente:
elblogdelapolillacubana.wordpress.com
Visitas:
85
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.