Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Angel Barrueco escriba una noticia?

Juan Gil Bengoa: 3 poemas

22/07/2019 12:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

.

.

¿Crees que el mar se evaporó?

¿Que enterrados fósiles aguardan su inmortal destino arqueológico?

¿Su oleoso perfume a petróleo?

Las aguas se retiraron del reseco decorado

para que caminases por esta infinita playa

a la que un día ?indómita marejada? retornarán inexorables.

¿No percibes su antiguo oleaje?

**

En la plaza me han advertido que no me fíe de semejante charlatán, pues su pirómano trastorno lo lleva escrito en un sanatorio del que permiten que escape a ratos. Se pega a mi costado como una lapa. Me insinúa que aquí corro peligro, que ha muerto mucho hermano en Irak por nuestra culpa. Muestra su viejo reloj de muñeca, me pide que se lo cambie por un mechero. Asegura que vivió en Clermont-Ferrand, también en Artigues. Que quemaba los montes de los infieles y los pasaba a degüello con su daga. Que él solo, hace mucho tiempo, acabó con el mayor bosque del norte de África. Un inquietante brillo mesiánico endurece sus ojos cuando me susurra al oído: Mire a su alrededor, está hablando con el hombre que originó el desierto.

**

Has abierto el paisaje:

hiere la luz

hiere el tiempo de lejanas esperanzas.

La mujer que te prometió su amistad

recordará tu nombre

recordará algún poema

cuando su tiempo se desvanezca

teñido de perdurable felicidad.

Ahora, monarca solitario de ceniza y arena,

aprendiz de nómada,

extraviado de Ain-Sefra, donde un río de lodo

y piedras ahogó la voz de aquella mujer indómita,

recorres tu tiempo en el yermo paraje

de un cementerio que guarda la macabra broma

de morir ahogada en el desierto.

Lejos de la furia atlántica

lejos del hondo abrazo del Sena

contemplas al atardecer su tumba.

Más allá, Taghit.

.

.

. Juan Gil Bengoa, En jardines de arena


Sobre esta noticia

Autor:
José Angel Barrueco (1815 noticias)
Fuente:
thekankel.blogspot.com
Visitas:
2146
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.