Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emilio Morales Dopico escriba una noticia?

“Internet: la perestroika oculta de los cubanos”

13/12/2009 01:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Internet significa inmediatez, oportunidad de diseminar la información y llegar a millones de seres humanos en pocos segundos, el efecto de su impronta es infinito y en el contexto cubano hace que el régimen pierda su arma favorita: el factor sorpresa. Ahora ellos son los sorprendidos a cada minuto

Hoy cuando no pasaron ni un par de minutos de haber publicado un artículo sobre lo que está ocurriendo en Cuba con la telefonía celular, una amiga, muy cubana, me contacta y me hace una gran pregunta: ¿Qué valor tiene hoy Internet para un cubano común y corriente?

Pues bien, mi gran amiga acaba de preguntar la pregunta del millón de pesos, como diría un buen cubano. Parece sencilla, pero es bien profunda. Y aquí va la respuesta amiga mía.

Para los cubanos Internet es como vivir en una cuarta dimensión en medio de tanta miseria social. No importa que el pollo no llegue a la bodega, o que no pase la guagua, o quiten la luz 6 horas al día, que la casa tenga goteras y que se moje cuando llueva. Lo que importa es poder tener una ventana por donde escaparse de la realidad.

Cuando un cubano cualquiera que sea: intelectual, ama de casa, estudiante, hasta un militar, entra en Internet, es como quitarse el antifaz que no los deja ver. Un mundo nuevo conocen, no importa el tema que busquen. El cubano se comunica con sus amigos, con su familia, hace nuevos amigos en facebook, aprende como es el mundo allá afuera, así de simple. Lee la prensa “prohibida”, los blog de sus compatriotas que viven en la isla y que valientemente desafían al tirano, ven en youtube los últimos seriales de Hollywood, hasta los discursos de Fidel en los primeros meses de la revolución cuando decía que no era comunista. Los cubanos pueden ver a sus boxeadores y peloteros, ahora “ídolos desertores”. Pueden medir como viven hoy del talento y no de la esclavitud forzada. Pueden pulsar la diferencia y eso es como una palanca que comienza a levantar las cortinas de hierro de la información, que por casi 50 años han estado funcionando.

Pero lo interesante de todo esto es que el cubano oficialmente no puede acceder a internet y ese es el gran detalle. Se vuelve una conspiración cibernética de dimensiones y poderes temibles: la perestroika oculta de los cubanos.

El mensaje es claro: los cubanos ya comienzan a perder el miedo. A ellos no les importa cómo, pero hacen lo imposible por tener Internet en sus hogares. Recuerdo que antes de emigrar fui a casa de un amigo a quemar unas películas que “casualmente” había bajado de Internet. En las dos horas que estuve en su casa perdí la cuenta de cuantos vecinos iban a entregar y llevarse de vuelta películas, seriales, novelas, etc., todos bajados de la red mundial. Pero ahí no para la historia, mi asombro fue cuando algunos vecinos del edificio lo llamaban por teléfono (por cierto, al celular) y le decía:”oye se cayó Internet” y él les respondía, tranquilos que en cinco minutos podrán entrar nuevamente. Pero eso no era todo, mi sorpresa crecía cuando vecinos de dos cuadras más adelante lo llamaban para lo mismo, me di cuenta que estaba en un surrealismo puro: “la red estaba en el barrio”.

Entonces, una telaraña casi invisible unía a cientos de hogares, la conspiración era grande: los técnicos de la compañía de electricidad y los de la compañía telefónica eran el soporte de la infraestructura, la remesa del exterior la fuente principal de financiamiento, la otra: el mercado negro y el contrabando; el preciado elemento, Internet, también se lo quitaban al estado.

Es como que el cubano ha aprendido a tomar con sus propias manos lo que papá estado no le da o le prohibe. Y ya eso es algo que trasciende cualquier tema, pasa no solo con Internet, pasa con las medicinas en la farmacia, con la gasolina en las gasolineras, con la mercancía de los almacenes, en fin con todo, hasta con la libertad: 45, 000 cubanos emigran cada año, 30, 000 oficialmente y 15, 000 de forma ilegal.

...el régimen se ha sentido acorralado...y ya comienzan a sacar el fantasma de los 80’: los mítines de repudio

Pero la gran diferencia es que Internet trasciende por ser en sí misma una ventana para acceder a la información. Es por ello que el régimen se ha sentido acorralado en las últimas semanas por el efecto blog, y ya comienzan a sacar el fantasma de los 80’: los mítines de repudio. Los casos más recientes: Yoani Sánchez y el esposo, unos días después, las Damas de Blanco.

Pero como la gerontocracia dirigente carece de ideas. No aprenden que ahora en Internet también podemos observar que son las mismas personas las que van a los mítines y las que entrevistan los periodistas de la televisión en medio de las manifestaciones. En otras palabras, Internet nos permite saber quiénes son los mercenarios del gobierno, cual es la identidad real de los que repudian. Seres que viven de la migaja: instrumentos desechables del castrismo.

Hoy en Cuba existe un alto nivel de informatización en las principales estructuras económicas del estado. El proyecto de “informatización de la sociedad”, es un concepto que manipula el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones en sectores como: la educación, la salud pública, la cultura y otros también importantes de la economía nacional. A mediados del 2009 se reportaban casi 800, 000 computadoras distribuidas en esa estructura, casi un millón de usuarios de e-mails y más de 200.000 usuarios de Internet. Cifras nada despreciables para un contexto como el cubano, pero estos números a nivel estatal. El sector privado es desconocido.

Las redes en Cuba se encuentran desarrolladas a nivel de intranets, pero no como extranet: un muro protector de la cortina de hierro. Existen decenas de periódicos digitales, pero todos dicen lo mismo, nadie los lee. Es parte de la comparsa ideológica en su quehacer diario para mantener el globo inflado.

Sin embargo, el proyecto de informatización de la sociedad es el que en la práctica le da soporte a la gran red del mercado negro de Internet que existe en la isla. Entre los insumos que más aportan se encuentran las computadoras, los módems, los accesos a cuentas de correos internacionales y la Internet.

Hoy, Internet significa inmediatez, oportunidad de diseminar la información y llegar a millones de seres humanos en pocos segundos, el efecto de su impronta es infinito y en el contexto cubano hace que el régimen pierda su arma favorita: el factor sorpresa. Ahora ellos son los sorprendidos a cada minuto. Cada pifia, cada ardid, cada conjura rápido se disemina en la red: están desmoralizados.

No cabe dudas, que las nuevas tecnologías de la información llámese celulares, Internet, o antenas parabólicas constituyen un arma muy poderosa que puede armar un pueblo que lleva 50 años sumido en una mazmorra. Internet transforma el pensamiento, seduce y conquista, no importa la edad del cibernauta. En la actualidad, casi el 80% de los cubanos que viven en la isla nacieron después del 59’, hasta hace unos pocos años ellos solo conocían la historia fabricada y contada allá. Hoy ya comienzan a conocer la otra: la que les enseña la ruta del cambio.

...el cubano oficialmente no puede acceder a internet y ese es el gran detalle. Se vuelve una conspiración cibernética de dimensiones y poderes temibles: la perestroika oculta de los cubanos

Y mientras tanto yo hago la misma pregunta, Cuba: ¿Transito silencioso al capitalismo?

Emilio Morales Dopico.

Autor de “Cuba: ¿Tránsito silencioso al capitalismo?” http://www.alexlib.com/morales


Sobre esta noticia

Autor:
Emilio Morales Dopico (10 noticias)
Visitas:
2151
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.