Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan B. Viñals Cebriá escriba una noticia?

Historica piedra en forma de silla donde se sentaba San Vicente Ferrer

22/03/2014 06:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

San Vicente Ferrer hijo de Valencia, nacido en la calle de la Mar

Historica piedra en forma de silla donde se sentaba San Vicente Ferrer

Histórica piedra toscamente labrada en forma de silla que según los lugareños es donde se sentaba el para Sant Vicent Ferrer cuando el dominico valenciano apostolizaba a los huertanos en éstas tan frondosas y ubérrimas huertas de aquel lugar mitad huertano y mitad tierras marjalencas que desde hace escasas décadas para escribir el nombre de aquel tan característico territorio valenciano los más ignorantes le aplican los prostituidos Marchalenes, Marxalenes, que de esa manera no guardan ninguna relación semántica con el origen del nombre.

El Santo valenciano Vicente Ferrer despertaba una gran devoción en este antiquísimo poblado entre huertano y lacustre esto queda manifiestamente probado por el testimonio referido por don José Martínez Aloy cuando escribe.- “En muchas casas y alquerías de Marchalenes hay planchas de azulejería que reproducen la imagen de San Vicente Ferrer, y afirman personas graves que el santo dominico valenciano apostolizó con frecuencia en esta barriada.”

San Vicente Ferrer fue bautizado en San Esteban

Esta tradición evoca las visitas que el santo dominico realizaba a Marjalena que ésta es la correcta grafía del nombre de éste típico lugar nacido como consecuencia de la tierras marjalencas que se formaban en aquella extensa honda que se formaba a la vera del río Turia y la Rambla en el septentrión de extramuros de la ciudad de Valencia. El primer y más importante valor cultural es el recuerdo que hasta el ultimo momento han mantenido desde siempre los labradores de éste arrabal hacia San Vicente Ferrer que ha consistido en mantener las tradiciones como pueblo y que la cultura y las tradiciones son el alma que mantiene viva la esencia de éste lugar que vivió como un pueblo y que modeló nuestra identidad, pero ahora no queda nada. Ahí radica lo esencial del presente recuerdo a San Vicente Ferrer lo mismo que mencionar los últimos huertanos representados por los de Casa Lluna como igualmente por los de la alquería de Felix Valls. Hasta hace muy poco tiempo aún perduraba en el pensamiento de algunas de las personas descendientes de antiguas familias huertanas de este arrabal de las continuadas visitas que hizo de San Vicente Ferrer. En una de mis visitas a la alquería de ¨lluna-, con la anfitriona de la casa la- senyora- Dolores Asunción y familiares que en aquel momento acompañaban tuve la suerte de disfrutar de una deliciosa conversación y fruto de la misma me reafirmaron algo que yo ya conocía por la lectura de los textos debidos al cronista José Martínez Aloy, en su “Geografía del Reino de Valencia” Me reafirmaron nada más, ni nada menos, “Que sus antepasados aseguraban que San Vicente Ferrer, le agradaba venir a rezar a esta apacible huerta. Para patentizar tal afirmación .me invitaron a que les acompañara a un lugar dentro del recinto de la alquería, donde me mostraron una encantadora y deliciosa umbría favorecida por una verde y frondosa arboleda; al fondo de la misma pude contemplar una piedra en forma de asiento; en ese momento entre sorprendido y absorto, la señora Lola, me dijo, “que ahí era donde se sentaba San Vicente Ferrer cuando apostolizaba a los moradores de éstas huertas”. Tan impresionado quedé de tan bello lugar que con el permiso de los propietarios hice varias fotografías de la histórica piedra y del lugar. Días después al visitarles nuevamente para regalarles unas fotografías, me dijeron que la piedra había desaparecido. La verdad es que no supieron explicarme el motivo de desaparición de la –cadira.-, (que es el nombre que le daban). Ante tan privilegiada situación, pregunté por los años que hacia que su familia residían por estas huertas, a lo que me respondieron.- “Que su familia vivían en este mismo lugar desde hacia más de quinientos años”.

Otra de las cosas que me dijeron.- “Que cuando principios del siglo pasado, derribaron la vieja barraca para construir la alquería, encontraron muchas dificultades para trasladar los mosaicos que reproducían a San Vicente Ferrer dándose el caso que en el año 1936 durante los primeros días de la guerra civil un miliciano con un mazo en las manos subió a lo alto de la casa intento romper el retablo de San Vicente cosa que no pudo llevar a cabo debido que cuando había lanzado unos golpes sobre la figura del Santo dominico se le escapó el mazo de las manos y saliendo despedido por lo que el hombre atemorizado bajo corriendo gritando, “que desistía de su empeño para siempre” y así quedó hasta de ahora que han restituido aquel bonito retablo por uno de los que actualmente se fabrican en serie.

La referida alquería se encuentra dentro de llamado “Parque de Marxalenes”.

Fotos, elaboración propia.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan B. Viñals Cebriá (1591 noticias)
Visitas:
4485
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.