Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lacoachdelasmujeres escriba una noticia?

Cómo hacerle para no arrepentirte de tus decisiones

11/06/2012 21:57
0

¿Es posible evitar arrrepentirte de tus malas decisiones?

El caso de mi amiga Juanita

  • Mi amiga Juanita se va a cambiar de casa. Compró otra casa y ahora se tiene que cambiar.
  • Juanita ahora se enfrenta a las siguientes situaciones:
  • Su casa no se ha vendido y ahora tiene que pagarle al banco o tener dos hipotecas que no puede pagar al mismo tiempo

    Sus hijos no se quieren cambiar de escuela y va a tener que seguir viniendo a la escuela más cercana de la casa en la que vive ahora

  • Acaba de descubrir que en la zona por la que se va a cambiar hay mucho más tráfico del que ella se imaginaba
  • Juanita ya se arrepintió y ahora ya no se quiere cambiar.

¿Y ahora quién podrá ayudarla?

Cuando me contó toda esta historia pensé que ya era demasiado tarde para decirle cómo evitar arrepentirse en el futuro, sobre todo porque no me lo estaba preguntando. En cambio me puse a platicar con ella sobre los puntos buenos que tiene el cambio de casa y le sugerí algunas opciones para manejar la situación presente.

El caso de Juanita me motivó a escribir este caso de coaching y compartirlo con mis mujeres porque es una situación en la que muchas mujeres nos ponemos en ocasiones muy frecuentes: hacemos cosas que no queríamos hacer y luego nos arrepentimos.

Cómo evitar los arrepentimientos

image

Para que no te arrepientas en el futuro te voy a sugerir algunas cosas que te van a evitar muchos dolores de cabeza.

1. Define bien qué es lo que quieres

No tomes una decisión hasta que estes completamente segura de que eso es lo que quieres. Funciona para cosas simples como comprar zapatos, casarte o comprarte una casa. Si no es el hombre que quieres, la casa que quieres o los zapatos no te gustan del todo mejor no los compres.

En el caso de la casa y del esposo no olvides que debes de tener expectativas realistas. Tal vez quieras un castillo pero no te alcance el dinero, lo importante es que en tus posibilidades estés segura de que eso es lo que quieres.

2. Investiga las consecuencias de tus acciones

Si decides seguir adelante con una decisión vas a tener que enfrentar a consecuencias como Juanita. Define bien las consecuencias que vas a tener al tomar una decisión:

- dejar de ver a tus padres si te cambias de ciudad

- dejar de ganar dinero seguro si renuncias para poner un negocio

- manejar por más tiempo si te cambias de trabajo

Todo tiene un precio que hay que pagar

3. Planea tus opciones

Al tomar una decisión no todo tiene que ser blanco o negro. Hay opciones que puedes seguir:

- rentar una casa en vez de vender tu casa si quieres vivir más cerca de tu trabajo

- no casarte este mes pero casarte el siguiente año

- cambiarte de ciudad pero visitar a tu familia cada 6 meses

Siempre hay soluciones para todo que no tienen que ser tan definitivas

4. No tomes decisiones precipitadas

Cuando vas a tomar una decisión trata de enfriarte y no tomarte decisiones al calor de la euforia. Si vas comprar zapatos no decidas en el momento si te vas a llevar dos pares o uno. Checa otros artículos en la tienda y tal vez decidas que después de todo no los necesitas.

Si vas a poner un negocio no firmes ningún contrato antes de leerlo bien y definir en realidad qué es lo que necesitas y si ese producto cumple con tus necesidades.

5. Acepta tus decisiones una vez que ya están tomadas

Aprende a vivir contenta con lo que decidiste y acepta que tal vez te equivoques pero que estás haciendo lo mejor posible.

El precio de las malas decisiones

¿Qué es lo que pasa si sigues estos pasos para tomar una decisión?

  • Si Juanita hubiera definido bien a donde se quería cambiar no hubiera ido a comprar esa casa en esa zona en la que no quiere vivir.
  • Si mi amiga hubiera tenido bien definido antes de comprar la casa si sus hijos se cambiarian de escuela o no tal vez no hubiera tomado esa decisión.
  • Esta señora se puso solita en un problema proque no planeo sus opciones como investigar cuánto tiempo le tomaría vender la casa, la hubiera llevado a saber de antemano que iba a tener dos préstamos hipotecarios al mismo tiempo. Con la información adeduada Juanita hubiera podido planear la compra con más tiempo sin tener que sentirse ahorcada en este momento.
  • Juanita se precipito en comprar esa casa como si fuera la única casa que hubiera y la verdad es que cuando uno compra siempre hay muchas opciones.
  • A mi amiga le va a costar mucho trabajo y ahora hasta problemas con su marido aceptar esta situación porque no siguió todos los pasos anteriores.

No siempre todas nuestras decisiones van a ser las mejores pero si nos aseguramos de que estamos tomando las precauciones necesarias para tomar una decisión lo más probable es que no nos arrepintamos. Si las cosas no salen bien (como puede pasar) en nosotras queda que hicimos lo mejor posible y no fue que nos alocamos al tomar una decisión.

¿Alguna vez has tomado una decisión arrebatada de la que te arrepentist?

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en