Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Los frentes de izquierda se multiplican en España contra el PP

07/06/2015 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Podemos opera un acercamiento táctico a los socialistas para arrebatar el ayuntamiento de Madrid al Partido Popular y abrir la vía a otros acuerdos autonómicos con riesgos para ambos de perder a sus electores.

Por primera vez desde la fundación de ese partido, en enero de 2014, su líder, Pablo Iglesias, cenó el miércoles con el secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, en un encuentro sobre el cual sólo se filtró el menú. Hasta ahora no hacían más que mostrar animadversión mutua, el primero considerando que el otro era parte de la "casta" y el segundo calificando a Iglesias de "populista". Tras esta cita, acordaron una nueva reunión, pública, esta vez, según Podemos.

Todo el mundo conocía el motivo del encuentro: alcanzar un acuerdo aprovechando la mayoría numérica de sus votos para apartar al PP, principalmente en Madrid, ayuntamiento dirigido por los 'populares' desde 1991. Esperanza Aguirre, perteneciente al ala más derechista del PP y cuya lista fue la más votada en las municipales del 24 de mayo, con 21 concejales, debería así dejar paso a la exjueza Manuela Carmena, cabeza de lista de una plataforma ciudadana apoyada por Podemos y que obtuvo 20 concejales, que sería mayoritaria si se alía con los socialistas (9 concejales).

"Se están reuniendo. El pleno de constitución del ayuntamiento es el sábado" 13 de junio, fecha límite para todas las alcaldías, aseguró el número dos de esta lista, Nacho Murgui, a la AFP con optimismo.

Más allá de la capital, un acuerdo entre el PSOE y Podemos permitiría también que mayorías de izquierdas gobiernen seis o siete comunidades y una quincena de grandes ciudades, entre ellas Barcelona, con Ada Colau, activista antidesalojos, y Valencia, segundo gran bastión del PP y gangrenada por la corrupción.

Pedro Sánchez parece, por otro lado, haber dado un giro izquierdista a su discurso, pese a seguir asegurando que su partido es "socialdemócrata". "No somos la izquierda conservadora, más bien transformadora", dijo durante una entrevista en Radio Nacional de España en la mañana del viernes.

"No ha sido posible nada con el PP de Rajoy, que no sólo rechaza sino que recibe con desdén nuestras propuestas. El PP se ha excluido de muchos sectores sociales y se ha situado en la derecha más extrema", dijo Sánchez al diario El País. Una evolución que no ha gustado a Mariano Rajoy, que durante largos minutos criticó el viernes en plena de rueda de prensa con su homólogo marroquí el "terrible error" del PSOE, en el que dice algunos estarán comportándose con "frivolidad" aliándose con los "extremistas".

"Rajoy está muy nervioso porque ha perdido mucho poder territorial y grandes capitales de provincia", considera el politólogo Fernando Vallespín.

El martes se reunió con Albert Rivera, líder de la joven formación Ciudadanos. Su posición es crucial, especialmente con vistas a la investidura en la Comunidad de Madrid, donde podría salvar a los PP, que necesita su apoyo para gobernar con 65 concejales, frente a los 64 del PSOE y Podemos. Para no perder la comunidad, el PP aceptó el jueves la dimisión de dos de sus miembros, llamados a declarar en un caso de corrupción, pareciendo cumplir así una de las exigencias de Ciudadanos, que ha hecho de la lucha contra la corrupción una de sus prioridades y debe imponerse para no ser considerado una "marca blanca" del PP.

Mientras, al menos mediáticamente, todas estas negociaciones parecen beneficiar a Podemos. "El ganador por protagonismo es Podemos, que acaba decidiendo (con su apoyo o no) si muchos gobiernos son de izquierda", declara un diputado socialista que pidió el anonimato. Y ello también porque el otro partido emergente, Ciudadanos, "no acaba de arrancar", siendo a menudo la cuarta fuerza más votada, añade.

En este juego a cuatro, donde las dos grandes formaciones intentan sobrevivir, cada uno juega su partida de ajedrez con las legislativas de finales de año en la cabeza. La situación es delicada para el PP, asediado por dudas y divisiones, pero también para el Partido Socialista: "si el PSOE se entrega en los brazos de Podemos, puede perder a los moderados. Cualquier decisión tiene su coste", afirma el diputado socialista.

"Los únicos que han ganado son las plataformas ciudadanas (en Madrid, Barcelona, Valencia) y entonces la izquierda piensa: 'y si nos organizamos en plataformas'", ironiza el politólogo Fernando Vallespín. "Pero esto será mucho más difícil en las generales. Podemos no aceptará diluir su 'marca' para permitir al PSOE gobernar", concluye.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1176
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.