Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manuperiodista escriba una noticia?

La Feria, los libros... su mirada

17/04/2015 12:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Comenzó la Feria del Libro en Artemisa el pasado martes 7 de abril a las seis de la tarde. Terminó el domingo 12 bajo un intenso sol y con calurosas sorpresas. Como siempre, los libros fueron resguardados en el salón del Coppelia de la capital provincial. La calle República fue interrumpida con una pantalla gigante y varios timbiriches con venta de libros y de refrescos o algunos engrasados y calientes comestibles. Esta feria fue poco refrescante, aunque para mí fue reconfortante y en algunas ocasiones complaciente. Empecé como si esto fuera una noticia pues pretendo contar el cronograma de mi participación en ese evento regional.

El mismo martes cobré un vilipendiado salario categoría promedio. Ese mismo estipendio que el miércoles desaparecería en las manos de las cajeras a la salida del recinto ferial. Y, en efecto, así fue. El miércoles desperté a las diez de la mañana porque Denys San Jorge me timbró al celular. La noche anterior, los miembros de la Farra tomamos algunas copas, y la juerga nos duró hasta las cuatro de la madrugada. Nos acompañó Adiel, formidable músico del grupo Alabao, con quien tuve el placer de compartir un paseo por la feria el siguiente jueves. Desperté con ganas de oler libros. Denys me esperaba en casa de Clarita porque allí se realizaba la primera actividad del Grupo Teatral Máscaras de Luna en su polémica sede, la cual todavía se construye a apenas una cuadra de mi casa.

La nueva sede teatral es un espacio pequeño, pero apto para presentaciones como la que desfrutamos aquel miércoles. En "la cuchilla" ese hecho fue inédito. La AHS prestó el audio, la UNEAC como organización invitada comprobó la materialización del proyecto. Allí sucede algo semejante a lo que Kcho o Furé llevan a cabo en comunidades alejadas del elitismo citadino.

En la sesión de la tarde nos dirigimos hasta la Sala Rubén Martínes Villena en el tejado de la Biblioteca Provincial Ciro Redondo para participar en la presentación del libro de cuentos "Sex, Drugs, Rock And Roll y otras ensoñaciones", y de la más reciente novela del autor caimitense Miguel Terry Valdespino, "La noche del hombre mono". Ésta última fue representada de manera espontánea por el grupo teatral Límite que se encontraba de visita en esta feria. Interpretación apurada y leída, pero magnífica. Aquella puesta en escena nos dejó mucho que pensar sobre alguno de los diálogos que en la novela de Terry aparecen. Después me fui con Alberto de la Nuez, DK Sami y "la monstra" a comprar algunos libros. Mi billetera perdió la virginidad. Gastón Baquero, Alejo Carpentier, la religión, y esta profesión que me ha tocado defender violaron el cinturón de castidad con que protegía un efímero cobro mensual. El monte de Lydia Cabrera, Bagavad Gita, Figuras Infernales de Ryunosuke Akutagawa. En los estantes vi Winesburg Ohio de Sherwood Anderson, pero tengo todo de este autor en lector electrónico. Los libros sobre la India escritos por autores cubanos no me llamaron la atención. Son obras referenciales sin criterios explícitos sobre alguna situación política o contextos históricos. Son más bien reseñas formuladas a manera de comentarios y traducciones.

image

La Noche del Hombre Mono

La novelística escasea. La que pude encontrar es poco conocida pero meritoria. La que hojee no es la que retumba en los círculos literarios especializados, ni la premiada en los mejores concursos o por los más altos premios de la actualidad mundial. Ni el Booker, ni el Pulitzer, ni el Nobel, ni Cervantes, ni Nadal, ni Príncipe de las Asturias, ni el premio Kafka, ni Jerusalem, ni el Planeta de los últimos 10 o 15 años. Eso hace que me pregunte ¿Qué leen en el Instituto cubano del Libro? ¿Es que no tenemos derecho a estar actualizados de la mejor literatura que se escribe en el mundo? ¿Por qué Phillip Roth o Salman Rushdie permanecen empolvados en las librerías en CUC? Quiero leer a Amos Oz, a DonDelillo y mis deudas con Roberto Bolaño en papel gaceta. La tan prestigiosa y mencionada Cuba literaria imaginada por Harold Bloom ha caído en decadencia por su falta de actualización. Nuestros escritores siguen intentando con historias que creen complejas o ensayan con literatura sobre literatura o con esquemas anti-literarios. No soy desgraciado gracias a mis constantes búsquedas en sitios como Espaebook o bajaebook. En ellos y con la lectura de revistas como Jot Down conocí de la existencia de Christopher Hitchens o Harold Bloom, par de ensayistas que no verán la luz editorial en Cuba, aunque sus criterios sobre nuestros autores sean más favorables que con el resto de Latinoamérica y no denigren a nuestro sistema político como lo haría cualquier otro facilista con nombres como Mario o Carlos, que se yo. Hace años que espero esta actualización.

Me satisface encontrar siete libros sobre Santería y Religiones Yoruba, aunque de religión eran casi diez en total, incluyo los dos sobre la Caridad del Cobre y el de "Monseñor Carlos Manuel de Céspedes se confiesa". Este último es la mejor edición de este año, no sé si es por los 35 años de la Editorial Abril o por tratarse del nieto del Padre de la Patria. Encontré también las tan solicitadas "Mil y una noches", pero en una edición poco manual, improductiva y además gacetillera. Casi parecía una obra de referencia. Tendré esa deuda al menos ?quizás- hasta que tenga un hijo y quiera encaminarlo en el maravilloso y goloso mundo de la lectura.

La noche de ese miércoles, en la "paladar" de Sergito (otro miembro de la FARRA) conocí a una rubia bella que no quiso salir a bailar conmigo. Esa noche tocó un incomprendido y poco seguido en sus coros Polito Ibañez. Solo al final de su concierto "Mujeres" y "Doble Juego" fueron más o menos seguidas por el público artemiseño. Sus interpretaciones fueron perfectas. Allí estaba con la FARRA uno de los integrantes del grupo Alabao con quien compartí mis impresiones sobre el último Video Clip del grupo.

El jueves en la feria la molotera de gente era insuperable. Fue uno de los peores días. Esa noche tocaría Adrian Berazaín, pero yo no fui. Llovió y todos los miembros de la FARRA estábamos agotados, debido a que el miércoles anterior era el sexto día de juerga seguido.

image

Feria Territorial del Libro Artemisa 2015

Casi todos los viernes son santos. Invité a tres miembros de la FARRA a comer papa hervida con pescado y arroz blanco. Primera vez que cocino bajito de sal para mis invitados. Siempre se me va la mano intentando esmerarme. Esa noche vino Frank Delgado. Pedí a DK Sami un mensaje y no me lo negó. Entonces le escribí un corto mensaje a una damisela encantadora. Llevaba más de un mes soltero. Y según mis instintos merezco una oportunidad. No fue tarde cuando recibí respuesta, por tanto el concierto para mí significó mucho y poco. Esa noche en la glorieta del parque nos sentamos a conocernos y la FARRA se marchó a los laureles dejándome rezagado.

La madrugada fue calurosa y fresca, y convirtió lo que debían ser mis horas de sueño en una extensa e intensa conversación.

El sábado no sucedió nada relevante, al menos durante el día. Por la noche mi vida dio un giro de casi 180 grados. Durante la madrugada nos sentamos en un banco. Su presencia hacía brillar aquella avenida. Sus besos me hicieron comprender que yo, como Hector, andaba buscando sin saber lo que iba a encontrar, pero sabiendo que era ella lo que quería descubrir. Parece que el 12 es mi número de la suerte.

El domingo me volvió a despertar el celular. Fui corriendo hasta la cuchilla y allí recostado a un muro estaba Denys San Jorge. Le entregué su libro "Monseñor Carlos Manuel de Céspedes se confiesa". Y por toda la calle República fuimos saludando gente hasta llegar a la biblioteca. Allí estaba Daniel Suárez, Cecilia Valdés, Miguel Terry y su esposa, y muchos otros cuadros, artistas y escritores miembros o no de la UNEAC y directivos de la Dirección Provincial de Cultura. En la Sala Rubén Martínes Villena se presentó Aldo López Gavilán. Junto con él vino un joven estudiante del segundo año del Conservatorio Amadeo Roldán que realizó una interpretación suave, con pasión, salida del alma, pero suave. Sus finos dedos no tocaron con experiencia. El academicismo en su tocar era explícito. Quizás estaba nervioso. Sin embargo, disfrute muchísimo de las piezas escogidas por él y del excelente acompañamiento musical que le hizo a Rochy, una mujer con voz citadina.

Durante un almuerzo de despedida se supo que el próximo año la Feria Territorial del Libro en Artemisa estará dedicada al más famoso y popular escritor que ha dado Caimito, el periodista Miguel Terry Valdespino.

La feria culminó. Yo volví a la rutina, pero esta vez acompañado y emocionado por la presencia de una mujer hermosa y sencilla, de una veintena de libros y de una resaca atroz.

image

Clausura Feria Territorial del Libro Artemisa 2015

image

Aldo López Gavilán durante la clausura Feria Territorial del Libro Artemisa 2015

image

Aldo López Gavilán en la Clausura de la Feria Territorial del Libro, Artemisa 2015


Sobre esta noticia

Autor:
Manuperiodista (106 noticias)
Fuente:
http
Visitas:
280
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.