Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chaville escriba una noticia?

"La Experiencia Paranoide III"

14/07/2019 10:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esa avenida necesaria del enfrentamiento a la enfermedad paranoide, se hace cargo satisfactoriamente del compromiso político, ya que nos enseña a comprobar cómo el valor biológico del comportamiento es responsable en gran medida de que el universo del naturalismo no pueda cerrarse sobre sí mismo

             “La Experiencia Paranoide III”

  

 

   En tres páginas sucesivas copiamos parte del usufructo revolucionario que hizo Hitler de la histeria “scapegoats” :

1-      “Apparently defeat and social tension had rendered the masses more suggestible to this kind of demagoguery” [Ob.Cit.p. 37] [“Aparentemente la derrota y la tension social habían proporcionado a las masas más sugestibilidad ante esta clase de demagogia”]

2-      “Everywhere people were looking for scapegoats on whom to vent the aggression born of economic frustration.”[ Ob.Cit. p.38 ] [“En todas partes el pueblo estaba buscando en quien desfogar la agresión nacida de la frustración económica”]

3-      “But the purpose were pretty much the same : to break the deadlock of economic   chaos and to amount to something in the process” [Ob.Cit. p. 39 ] [“Pero el propósito era, con mucho, el mismo: romper el punto muerto del caos económico, y ascender a algo en el proceso.”]

La palabra “scapegoats” (no tiene traducción directa al español, y aun así la traducción de “escoria”, es muy indefinida. Una observación : en un alto por ciento el grupo presenta caligrafía ilegible, es decir, no saben escribir ) tiene una connotación de vida intolerable para las clases inferiores de la sociedad, y se refiere directamente a ese aire tenso del microcosmos de la dictadura, y que va más allá del simple significado de “la persona que lleva la culpa de otra”; pues esto no se practica ya mas que como un reservorio de posibilidades hirvientes, que atañe directamente al modo de reabsorción social del ejército de desplazados de su más propia fuerza laboral, en una confusa multitud de individuos indiferenciados que se insertan en un contexto de rebelión contra la secular autoridad, y donde aparece un sesgo de cínica inmoralidad, “which virtually worshiped succesful deceit and power drive” [Ob.Cit.p. 28 ][“la cual virtualmente adora el engaño exitoso y el empuje de la fuerza”], cosas que se hacen posible porque estos individuos reúnen en sí caracteres psíquicos presentes en casi toda frustración personal, como la pasiva dependencia y el tenue relieve cultural, que hacen al ser susceptible de dominación y de introyectada agresividad. Obsérvese que introyectar significa incorporar actitudes o ideas en una persona inconscientemente. La ganancia política está en que con la aplicación social de ese término obtiene ventaja el hombre de su inferioridad, resaltándola; pero más allá de resolver el estancamiento económico, el Estado aquí realiza una vuelta de tuerca al problema de la represión sutilmente, ya que como dice el investigador militar norteamericano refiriéndose a la confusión de valores en la sociedad hitleriana, que emana de “ rendering any categorial judgement on the character of the Nazis extremely unreliable” [ Ob.Cit. p. 41 ] [“proporcionar cualquier juicio categorial a la persona de un nazi extremadamente poco confiable”]

A los que piensan que estoy cogiendo la oportunidad por los pelos para decir algo contra el gobierno, lamento defraudarlos, pues está muy bien cogido por todo el cuerpo, ya que puedo hacer constar que la Asamblea Nacional, en la persona del Secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta Álvarez, desestimó la propuesta del Diputado Rolando Miguel González Patricio, el 22 de Diciembre de 2018, durante el Segundo Periodo de Sesiones de la IX Legislatura del Poder Popular, sobre la modificación al artículo 42, que se refiere a la igualdad de todos los cubanos ante la ley, en vista de lo pernicioso que está siendo ya la aplicación de medidas de corte igualitario para todo el mundo, habida cuenta de que esta realidad de la delusión paranoide junto con el atributo inconcebible que se toma esa persona, resulta prácticamente ignorado o excusado por esta ley que permite desconocer el ajusticiamiento simbólico de importantes personalidades a manos de personas marginales o de sus inmediaciones, que se ha erigido casi en una norma de las relaciones interpersonales en Cuba. El habló claro, con la carga emocional de quien ha sufrido esa situación, y se percata de que hay negligencia en la desprotección institucional cubana ante el dolor de los hombres que llevan la peor parte en las relaciones injustas entre las personas. La Asamblea hizo gala, una vez más, de su fuerte composición tecnócrata burguesa, al no apoyar la moción del valioso diputado que pidió algo inaceptable desde el punto de vista burgués : que no se discrimine a nadie por la pobreza material, y no pueda ser aplastado por el poder material de ciertos grupos, cosa evitable si la sociedad no solo premiase debidamente el valor de la distinción personal en el trabajo culturalmente útil, sino además comprendie ra que estos sujetos paranoides desbordan su desconfianza patológica en actos destructivos socialmente tolerados, y que suelen ser hábiles e inteligentes, y que más que ningún otro psicópata usa la exitosidad que suele envolverlos, “ya que son bien dotados intelectualmente, y ostentan pompa, gloria, y posesión material, ”[“La Personalidad Psicopática ”p. 71 Francisco Herrera Luque Monte Ávila Editores, 1973] para arruinar otras vidas mejor organizadas y más emocionalmente equilibradas que la suya. O sea que con su tendencia a los pleitos y a las intrigas, se vengan en los demás de no ser capaces de fijarse afectivamente a nada, ni a nadie; y por ello la enfermedad puede ser una forma de dar contenido a su existencia, que normalmente transcurre a la deriva. Más de un psicópata le agradecerá a Homero Acosta haberse pronunciado por la innecesaria enmienda del artículo y por haber declarado “que habría que subjetivizar demasiado, y que de todos modos no sería necesario, porque cuando se produzca la situación planteada, hay una voluntad del Estado de ir reduciendo las brechas por donde pueda entrar cualquier discriminación lesiva de la igualdad”; porque de sobra es sabido que en un juicio, ningún juez estaría dispuesto, por iniciativa propia, a favorecer otra cosa que la situación que la familia ha creado con la iconoclasia de los mejores, como símbolo zwástico de su nueva integración, cuando la sociedad está agrediendo constantemente esos valores por el materialismo imperante.

El Gobierno cubano no defiende del paranoide a ningun ente individual porque responde a una esquematización mecanicista de lo viviente

El Secretario, es uno de los garantes del vacío organizado en torno a la muerte; no quiere decir que lo sea propiamente él, sino que lo es en todo caso la actitud filosófica que él representa, es decir, los lazos entre biología e ideología, donde la biología es una referencia frecuente a la manipulación ideológica caracterizada por la naturalización del destino del hombre y de su quehacer; cosas que determinan que un gobierno tenga que defender como tema tabú lo paranoide, porque según la teoría neo-darwiniana a que se adhiere, la muerte no es más que el grado cero de trabajo en la naturaleza, por tanto, no tiene nada que ver con el freno al devenir del hombre que puede representar la sintomatología paranoide, ya que dicha eventualidad no se considera un atentado al hombre como sujeto colectivo, pues la naturalización del destino humano limita el devenir del sujeto al tiempo social, que es el del trabajo, que a fin de cuentas, es lo que vale en el pensamiento naturalista positivista sobre todo para poder fundar sobre ese presupuesto la concepción de las desigualdades programadas que ha legado la ortodoxia científica positivista del siglo XIX. “La biología, la naturaleza, la selección, se tornaron armas opresoras en manos de la biología, y la organización dominante. Lo serán mucho más.---dice el pensador francés Hugo Mercer, en su ensayo “La Bio-poli tica”, en la compilación de autores “Discurso Biológico y Orden Social” p. 18--.Cierta filosofía biologicista es garantía y modelo de la ideología dominante. Hecho sin duda paradojal cuando se sabe que este discurso biologizante solo se construye copiando modelos de otros campos. Pero no se trata ya de paradoja cuando se llega a señalar que cierto modelo lógico de lo viviente sirve muy oportunamente de caución para racionalizaciones “lógicas” de la vida: selección, jerarquía, orden, todo ello basado en un orden llamado natural”.

El Gobierno cubano no defiende del paranoide a ningún ente individual, porque responde a una esquematización mecanicista de lo viviente que se interesa solamente en salvar del individuo su finalidad técnica especializada, y porque ese término es una de las vacantes semánticas en que se inspira su representación política; y no descubrir la enfermedad pudiera ser altamente interesante, de hecho, como componente indispensable de su biorreferencialidad como representación biológica en las prácticas y aparato de control social, que además “produce instrumentos concretos para el dominio del cambio corporal actuando en el destino celular de la especie ” [ Hugo Mercer, Ob.Cit. p 22]

La razón de esta afirmación mía la precisa mejor otra de las autoras francesas compiladas en este libro, cuando dice: “La enfermedad es una amenaza para el orden social en tanto y en cuanto revele los efectos destructores del sistema de explotación que lo sostiene. Lo amenaza también a nivel ideológico y simbólico al inscribirse, como la muerte, en una ruptura con esta visión optimista de una evolución social orientada hacia el mayor bienestar, gracias a la aceleración de la productividad.” [“Biología y Gestión de los Cuerpos” p. 52, Antoinette Chauvenette, en “Discurso Biológico y Orden Social” Colectivo de Autores. Editorial Nueva Imagen. Sacramento, México 1980]

   Este es entonces el principio neodarwinista en acción: cuando el retorno a la vida normal ya no es posible, la enfermedad debe ser ocultada; pero así se convierte mucho más que la locura, en lugar geométrico de una subversión social a tan gran escala que, como está sustraída al dominio público, se cierran entonces todos los canales resolutivos y se convierte entonces en peligrosa motivación de pulsiones autodestructivas para las existencias más desamparadas, o en móvil de cualquier otra estereotipia demencial. Ya se están reportando significativos brotes de feminicidio en varias zonas del país como Cienfuegos, Maisí, y Pinar del Río.      

   Una de las peculiaridades más aterradoras que posee esa enfermedad es laproyección del conflicto psicosexual en símbolos políticos. Al respecto dice Gilbert : “los conflictos en la esfera psicosexual están indicados por la forma en la cual la sensualidad sexual, el simbolismo fálico alterna en su fantasía con objetos de misantrópica repulsión y mórbido masoquismo” [Ob.Cit. p. 144 ] Sobre esto hay que decir que es un hallazgo extraordinario de la penetración sicológica, que un investigador apenas puede alcanzar sin violar su estatus social, incluso poniendo en peligro su hoja de vida, ya que se accede a ese conocimiento por el más profundo descenso en el antro social, ya que ahí el hombre íngrimo, como se presupone juez sin fiscalización posible, desborda todos los atributos físicos que le hicieron elegible a su cargo por innatismo de su naturaleza para proveer objetos de agresión los cuales están en consonancia con las tendencias pseudoparanoides de su cultura.

   Como el marxismo le ahorra al hombre el choque con la naturaleza en su virginidad primitiva, a consecuencia de lo cual solo ve o concibe la humanización de la naturaleza como forma de atribución a ella del aspecto y la forma de sus necesidades a través del trabajo, ya que para él, la diferencia entre los individuos posee solo un carácter social, parece esta una circunstancia idónea para que estos enfermos, que disfrutan de privile giada condición social y poderosos medios económicos, se hagan perdonar y pase desapercibido ante la sociedad el haber transpuesto los límites de tolerancia aceptados por el conglomerado.

El Secretario es uno de los garantes del vacío organizado en torno a la muerte

Raúl Morín 14 de Mayo 2019

 


Sobre esta noticia

Autor:
Chaville (65 noticias)
Visitas:
151
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.