Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Deportes escriba una noticia?

En Eslovenia los saltos de esquí son casi una religión

37
- +
20/03/2017 12:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

En un siglo, los eslovenos han cambiado de fronteras, de régimen político o de moneda pero hay algo que permanece inalterable de década en década: la pasión nacional por los saltos de esquí.

"Correr y los saltos de esquí son los deportes número uno aquí": a sus 83 años, Janez Gorisek es una eminencia en el restringido círculo de los responsables de concebir trampolines para los saltos.

"Cualquier niño puede saltar", afirmó este anciano que en el pasado fue un destacado saltador, con lo que sabe bien de lo que habla.

El sueño de muchos jóvenes eslovenos es poder lanzarse por uno de los trampolines concebidos por los hermanos Gorisek en Planica, una valle del norte del país que es considerado el epicentro de los saltos de esquí y donde a partir del viernes tiene lugar la última prueba de la Copa del Mundo masculina de la categoría.

Janez Gorisek nació casi al mismo tiempo que la estación, a mediados de los años treinta, cuando los saltos solo llegaban a unas decenas de metros. En aquella época, su país formaba parte de Yugoslavia, un reino convertido en 1945 en una federación con régimen comunista, antes de la independencia eslovena en 1991.

Actualmente, Planica cuenta con una decena de trampolines, uno de ellos uno de los más importantes del mundo, que permite saltos de más de 250 metros. En esas rampas vertiginosas -existen similares en Austria, Noruega y Alemania-, la disciplina adquiere un nombre a la altura del desafío: vuelo sobre esquíes.

"Cuando comencé a trabajar en Planica, el límite de los saltos era de 150 metros. Me dije que debíamos ir hacia los 200 y cuando alcanzamos los 200 me dije que había que ir a por los 250", cuenta.

image

Janez no oculta que sueña ahora con saltos a 300 metros, siempre que los trampolines se adapten técnicamente para que ello sea posible.

En el trampolín de vuelo sobre esquíes de Planica se han batido varios récords mundiales.

Este mismo sábado se batió una nueva plusmarca mundial (253, 5 metros), por parte del austríaco Stefan Kraft. La estableció en Vikersund (Noruega), por lo que Eslovenia quiere cobrarse la revancha próximamente.- Ídolos nacionales -

Más sobre

Cuando vuelan, los esquiadores eslovenos lo hacen habitualmente con esquíes de fabricación nacional.

El país produce desde hace más de 50 años una de las marcas más prestigiosas entre los especialistas de esta disciplina. Esa marca fue creada durante la Segunda Guerra Mundial por un grupo de la resistencia local, para ser más eficaces en sus acciones de sabotaje y espionaje contra los nazis.

El taller clandestino del que salieron centenares de esquíes para esos miembros de la resistencia se convirtió después de 1945 en una empresa exitosa.

En lo que se refiere a trampolines de esquí, "Eslovenia es autosuficiente", afirma satisfecho Peter Slatnar, que en 2016 retomó la fabricación de los esquíes (anteriormanete Elan) con su nombre.

Con una gran expectación, miles de eslovenos adquirieron sus entradas para asistir en los próximos días a las pruebas de cierre de la Copa del Mundo.

image

El pasado año, la competición en Planica tuvo un lleno de público y casi un habitante de cada tres en este pequeño país de dos millones de habitantes estaba frente al televisor para seguir las competiciones del domingo, según datos de la televisión pública.

Antes de la última cita de la temporada de 2017, el esloveno Domen Prevc, de 19 años, figura entre los diez primeros de la clasificación general, encarnando el relevo generacional después de la última competición, dominada y ganada por su hermano de 24 años, Peter, toda una estrella nacional.

"No se forma a un Peter Prevc cada día o cada año, el suyo es un talento único. Pese a ello, hay nuevos chicos que siguen sus pasos y cada año surgen nuevos nombres en Eslovenia", explica Saso Kamovec, que dirige el programa deportivo del centro de deportes de Kranj, ciudad vecina a Planica, en la que una sección está dedicada a los saltos de esquí.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Deportes (10610 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
22
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.