Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lapolillacubana escriba una noticia?

ESCARAMUZAS POLÍTICAS: Una Guerra Fría que empieza "caliente"

05/08/2014 00:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Gloria Analco

imageRusia ya da como un hecho que ha entrado en una nueva Guerra Fría con Estados Unidos, lo cual es claro síntoma de que ese país no está dispuesto a ceder a las presiones estadounidenses, las cuales se agudizaron a partir de que con "bombos y platillos" tuvo lugar recientemente en Fortaleza, Brasil ?entre el 14 y el 17 de julio pasado-, la Cumbre de los BRICS, su encuentro con líderes suramericanos y la histórica cita China-Celac. Todas las reuniones fueron celebradas a nivel de jefes de Estado.

Hasta tierras del gigante sudamericano llegaron el presidente de China, Xi Jinping; de Rusia, Vladimir Putin; de India, Narendra Modi; y de Sudáfrica, Jacob Zuma, para encontrarse con su anfitriona Dilma Rousseff, del otro país BRICS. Fue un cónclave al más alto nivel donde en Fortaleza, al noroeste de Brasil, el grupo BRICS formalizó un Banco de Desarrollo y un Acuerdo de Reservas de Contingencia, para financiar programas de infraestructura sustentable de países en desarrollo y para asegurar la estabilidad financiera del bloque emergente.

La nueva institución bancaria contará con un capital inicial de 50 mil millones de dólares, el cual crecerá hasta llegar a los 100 mil millones. Ambas instituciones, además de beneficiar a los BRICS también apoyará a otras naciones en desarrollo, lo que forjará cambios en el oneroso sistema financiero mundial, diseñado desde 1944 en Bretton Woods, Estados Unidos. Ahí, en Fortaleza, para beneficiarse de préstamos menos onerosos, estaban los mandatarios de Costa Rica, Cuba, Ecuador, Venezuela, Chile, Antigua y Barbuda, Uruguay, Colombia, Guyana y Surinam.

Los jefes de Estado de esos países se hicieron presentes para participar en las distintas reuniones, incluida la mandataria de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, invitada especial a la Cumbre de los BRICS, al igual que los integrantes de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). El presidente de China, Xi Jinping, por su parte, celebró un encuentro con representantes de Celac para consolidar vínculos bilaterales que llevarán a formalizar el Foro Permanente China-Celac, en febrero próximo en Beijing, al cual el país asiático le ha asignado un interés estratégico, geopolítico y económico primordial. La presencia en tierra latinoamericanas de líderes de otras latutudes, sobre todo rusa y china, irritó los ánimos estadounidenses que incrementó las sanciones a Rusia e inicio ejercicios navales en el disputado mar de China Meridional entre China y sus vecinos. El propio Vicealmirante Robert Thomas, comandante de la séptima flota de EE.UU., dijo que las maniobras obedecían a la política de Washington de "cambiar el equilibrio de poder" en la zona Asia-Pacífico. Se desconoce la paciencia que puedan tener Xi Jinping y Vladimir Putin frente a esas embestidas de EE.UU. que parece estar dispuesto a entrar a una conflagración bélica con esos países, con tal de evitar que establezcan alianzas fortalecidas económicas en regiones como América Latina y el Caribe. Sus acciones han sonado como una advertencia, pero unidos, los países de China y Rusia, es muy difícil pensar que se dejen intimidar por Estados Unidos. La Guerra Fría ya es un hecho si nos atenemos a las palabras del jefe del Comité de Exteriores de la Duma Estatal (Cámara Baja rusa), Alexéi Pushkov, quien en su Twitter escribió: "Obama pasará a la historia no como un pacificador, ya todos se han olvidado de su Premio Nobel de la Paz, sino como el presidente de EE.UU., que comenzó una nueva Guerra Fría". En Rusia parecen todos convencidos de ello. Sin embargo, Vladimir Putin abriga todavía esperanzas de lo contrario. Acaba de tener una conversación con Barack Obama, en la cual le dijo que las sanciones contra Rusia son "contraproducentes". Y es cierto, la confrontación no lleva a alguna parte. EE.UU. debe aceptar que el mundo es multipolar, y que los BRICS ya han producido su contragolpe contra el consenso de Bretton Woods, para dar al traste con sus principales instrumentos de dominio: FMI y el Banco Mundial. Para algunos, el nuevo banco de los BRICS "podría dejar al Banco Mundial en el polvo". La alianza entre China y Rusia se ha solidificado a través del acuerdo de gas, considerado el "negocio del siglo", y el Foro Económico de San Petersburgo cambia las reglas mundiales del juego geopolítico, y no son pocos los que piensan que "Vladimir Putin y Xi Xinping ahora vienen al barrio a jugar la pelota geopolítica de primera clase", como escribió el analista y periodista José Escobar, y que se repite entre los analistas serios, no los comprados por Occidente.

Http://www.almomento.mx/escaramuzas-politicas-una-guerra-fria-que-empieza-caliente/

AMN.MX/ga


Sobre esta noticia

Autor:
Lapolillacubana (2569 noticias)
Fuente:
elblogdelapolillacubana.wordpress.com
Visitas:
164
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.