Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chaville escriba una noticia?

"El Fascismo Eterno" ( III )

27/08/2018 14:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El alto sentido de reconstrucción de lo vastamente destruido necesita una cruzada esencialmente social, y no política, que es necesario llevar a cabo a través del uso del gladio a la inversa

"El Fascismo Eterno". ( III )

La característica más notable de la Revolución Cubana, nunca esta de mas hablar de sus distintos modos, es la formación de una sexta columna en el mismo seno de la revolu cion naciente, estrategia que tenía el objetivo de evitar a toda costa que surgiera en Cuba un Jose Revueltas, para que no tuviera esa especie humana ninguna posibilidad de desarrollo aquí, donde había que garantizar que cualquier individuo de esa cepa donde floreciera, tuviéra al menos un Silvestre Revueltas como contrapartida inmediata de un sistema de caos profundo que hiciera la enemistad más trágica entre hermanos. Porque eso tiene la Sextacolumna : una mas fina trama de desintegración de los eslabones más sensibles de la sociedad.

Nada pudo ser más a propósito para el caso que aquella famosa frase del líder máximo en el juicio de 1965 contra el delator de los Mártires de Humboldt 7 : " Esta Revolución es mas grande que nosotros mismos". Como dije en el malogrado artículo mío " El ABC del Mando": "...ese punto oclusivo de la justicia, parte de una predicación política contraria, [ frase a partir de la cual ] la familia cubana empezó un proceso de demonización interna que no ha logrado detener ninguna rectificación, pues tuvo la virtud de darle una salida desiderativa y petulante a esos lazos que ya estaban flojos por otros motivos que los ideológicos" [Raul Morin : " El ABC del Mando"] Esta última frase tiene unos desarrollos incalculables para mi óptica del problema.

La educación hoy día no está interesada en el mejoramiento del hombre, porque se basa en el apoyo del clan femenino a la elaboración de un réquiem intempestivo a la figura singular del hombre, el cual consiste, como afirmó Heidegger, en la magnificación extrema "del aun no, que tiene el carácter de algo relativamente a lo cual se conduce el ser ahí" ["El Ser y el Tiempo" p.273 ]. Este objeto hacia el que se dirige el ser ahí es la muerte, pero comprendida "en el sentido de un suceso que haga frente en el mundo circundante, y que sea inminente. Inminente puede ser, por ejemplo, una tempestad, el hacer obras en la casa, la llegada de un amigo...La muerte inminente no tiene un ser de es ta forma. Inminente puede ser para el "ser ahí" un viaje, una discusión con otros, la renun cia a algo que el "ser ahí" mismo puede ser" [ Ob.Cit. p 273 ] Esta realidad ha convertido en algo mas lóbrego que una simple pifia decir "que la revolución ha eliminado las trabas para la realización del libre esfuerzo vocacional del hombre"--como dijo el Dr Eusebio Leal, en una entrevista con Oliver Zamora para RT en español.

Este ceñidísimo problema le plantea al socialismo una tarea que este hasta ahora ni quiere, ni ha podido resolver, primeramente porque lo ha originado.Que "la muerte sea una posibilidad de ser que ha de tomar sobre sí en cada caso, el ser ahí mismo", como dice Heidegger, fue una posibilidad nueva de francachela que le abrió un sistema que desordena el sentido de la colectividad.

No siempre la criminalización de las quejas pone como prototipo de su acto a ellas mismas; en los más ultrarrefinados sistemas de represión politica, la criminalización de las quejas deja de tener cualquier connotación peyorativa y se vuelve silogismo del deber patriótico, ya que no dar quejas equivale a encontrar bueno todo lo que emana de las altas potestades, como máxima expresión de lo más conveniente elaborado para condiciones de vida que los que las legislan, no las experimentan. De acuerdo a esta costumbre institucional del silencio, se suele llamar fascistas a los pensadores que afirman, como Ernest Junger y Ortega y Gasset, que para que haya un verdadero diálogo en espacios radicales de izquierda, tiene que intervenir activamente el vandalismo, porque mientras este es leve las autoridades socialistas se plegan a él sin hacerles mucho caso.Verdad irrefutable esta última. En el caso de Cuba, al menos, por la enorme dificultad de la lucha contra los diversos disfraces de que dispone el lumpen proletariado, y los niveles escandalosos de indisciplina social de todo tipo combinándose con una normatividad que casi impide, si no elimina totalmente la posibilidad de la lucha de clases, y donde esta ya tan acendrado en el imaginario publico las prerrogativas de los anti valores, solo el hecho de que se necesitan 50 mil firmas para promover una moción de cambio de un artículo de la constitución para que entonces el Parlamento decida si lo va a cambiar o no, dice mucho de la indolencia burocrática frente al vertedero del perjuicio social, y refleja hasta que profundidad hay que bajar en el problema de las madres para comprender el traumatismo que origina la dureza antinatural del hombre, si queremos rectificar su sensibilidad ante las calamidades sociales y descongestionar las tumefacciones de su vanidad. Si el Parlamento suscribió esa ley, quiere decir que con la composición actual de este no es posible acometer las ingentes transformaciones que necesita llevar a cabo nuestra sociedad, porque entonces no se va a poder remover verdaderamente las viejas trabas judiciales de ella.

En nuestro país, por ejemplo, esos vandalismos menores de la falta de urbanidad total que causa serios malestares a la sociedad, el sistema casi los ha prohijado, al no poderlos erradicar por los paños tibios de las leyes de orden interior, de cuya dejadez sabe sacar provecho la plebe. No hay nada que justifique mas el uso del gladio a la inversa, de la única forma posible a estas alturas, que es la fascistoide, que no tener otra alternativa sino luchar contra las potencias totémicas bien organizadas por un Estado que opera una especie de selección en sentido inverso al natural : en lugar de utilizar a los mejores recluta a los mediocres para redoblar la fuerza de un feminismo que esparce el mal de la neurosis celibataria, o síndrome de las mujeres insoportables para el hombre, y fuente de insoportabilidad de hombres para los hombres también.

Las inauditas tolerancias del actual Poder Público cubano precisa de las medidas del saneamiento social que se propuso el Gobierno del General Miguel Primo de Rivera con su Revolución del 13 de Septiembre de 1923 en España ; pues nuestras rectas intenciones vinieron a ser escarnio que han llevado al cumplimiento inexorable de la reproducción de las lacras sociales que padeció España antes de la Regeneración de 1923, y que con tanto tino, paradójicamente apolítico, combatió Primo de Rivera, desligando de todo matiz político cargos que antes lo llevaban esencialmente, para la formación de una ciudadanía sana, activa y vigilante.

Esto lo pretendía lograr rescatando la personalidad histórica de España, disparando la saeta del legado de Juan Luis Vives, ( 1492-1540 )el más grande de todos los pedagogos de la primera mitad del siglo XVI español, como antídoto a un mal que venia caminando desde entonces : la separación de los terrenos del conocimiento y de la moral, que originó la crisis de la potencia unificadora y legitimadora de los grandes relatos de la Modernidad.

Digamos que esta diferencia todavía sigue haciendo estragos en el entendimiento occidental, como una fatalidad insalvable que trata de perpetuar la enfermedad de la política

Trató de subsanar este General ilustrado, el mayor problema de la cultura de nuestros tiempos : la relativización del saber exigida por la incondicionalidad de la moral, que ya había sido indicada con tanta antelación por Vives, advirtiendo en el siglo XVI con una rarísima observación el punto de partida del efecto socialista mas pernicioso de gestión social : el elitismo de masas. Vives deja flotar en sus "Diálogos" la idea de que los que de ordinario acusan falsamente, más de la mitad de las veces no saben escribir bien, y los llama "el vulgo noble", una contradicción en los términos, según el : "Es cosa de ver que la firma que echan en las cartas sus escribientes, que de ninguna manera se pueden leer, ni uno sabe quien envía la carta, si el portador no lo ha dicho primero, o si no conoce la firma. ¡Cuánto más sabios y prudentes sois vosotros, que esotros muchos nobles, que confían serlo, tanto más cuanto peor escriben.!" [ "Diálogos" p. 71 ]

Y va directo al problema: "Mendoza : ¿cómo son vulgo, si son nobles?¿Por Ventura no hay grande diferencia entre vulgo y nobleza? Manrique: Porque el vulgo no se diferencia por los vestidos y riquezas, sino por el buen modo de vivir y entero y cabal juicio de las cosas." [ "Diálogos" p 71 Juan Luis Vives. Imprenta La Rafa, Madrid 1928 ]

Digamos que esta diferencia todavía sigue haciendo estragos en el entendimiento occidental como una fatalidad insalvable que trata de perpetuar en el tiempo la enfermedad de la política ; por eso la "Unión Patriótica", el instrumento del Directorio Militar encabezado por Primo de Rivera conque el General pretendía solucionar los males de aquella sociedad, en nombre de AlfonsoXIII, no era un partido, sino una asociación de hombres de notoria honorabilidad y de grandes valores morales y culturales, sin subordinación política alguna, resueltos a adoptar una posición enérgica, en vista de aquellas malsanas circunstancias sociales, "que daban prelación a la obra de purificar las costumbres y procedimientos para mantener luego sus idearios en un campo libre de organizaciones caciquiles" [ Discurso del General M.Primo de Rivera de 20 Febrero 1925, p54 "El Pensamiento de M. Primo de Rivera y Orbaneja" Imprenta Artística Sáenz y Hermanos, Madrid 1929 ]

Heredó José Antonio Primo de Rivera el ideal político de crear en España "un verdade ro régimen de soberanía consciente, resultado de la creación de la personalidad ciudadana, que sólo puede acrecentarse mediante la ostentación de grados de cultura, e independencia económica, aunque esta no radique en la presión de bienes, sino en la mera capacidad para adquirirlos mediante un trabajo apto, organizado y de justo rendimiento " [ Discurso de 7 Febrero 1924, Ob.Cit. ]

Si a esta idea se le suma el resto del ideario de aquella revolución española, como que no se aceptaba en este punto controversia de opiniones sobre ese ejercicio de mejoramiento humano, o que no se permitía tampoco al trabajador derecho de huelga, venia a quedar muy mal parado su propósito "de ser justos y morales"; pero aún así nos parece que esa combinación de tiranía y libertad, era mucho más emancipadora para la clase obrera que esos otros sistemas donde los Poderes Públicos no se saben ejercer por defecto de hábito cultural, que ocasionan una esclavitud semejante a no contar con ese aparato institucional, el cual cumple entonces el insidioso cometido de resguardar de la realidad al hombre que esta muy por encima de ella. Por eso, en retaliacion lo eliminan aquellos que lo sufrieron cuando estaban en manos de las decisiones irresponsables de las mayorías ; solo que esta vez no comprenden que al anularlos radicalmente como fuentes decisorias de poder, vuelven a repetir el ciclo de la ociosidad mental y del despotismo, inversamente ; es decir, por razón inversa al movil ideologico fundamental del materialismo que esta desde el principio bajo el signo de la radical negación de la trascendencia, ya que, bajo su ordena miento, las relaciones trascendentales del hombre son pisoteadas en lo político ; sin embargo, cuando le llega el turno de estar en el Poder, la Oligarquía, que sí las reconoce, las reedita con el famoso slogan de que el fin justifica los medios.

Aunque los Poderes Públicos estén viciados de elitismo de masas no es factible suprimirlos, porque esto significaría entonces enfeblizar el ejercicio de opinión en el hombre, haciendo mas insufrible aun su ingravidez. Pero es peor vivir sin meta ni propósito, como vivimos ahora, en un país donde los principios ya no imponen la lealtad de los hombres.

Se escandaliza la izquierda mas reaccionaria por hipocresía de esa combinación susodi cha, por ese totalitarismo confuso, que reconoció en el fascismo Umberto Ecco, ["El Fascismo Eterno" p. 42 en "Escritos Morales" ] y que significa el esquema apolítico de su concepción, visto en el hecho de que " la forma derechista conservadora del Directorio proponía como postulado de la "Unión Patriótica", designios comunes en la intención a todos los partidos de derechas políticas que pueden ser izquierdas económicas y sociales" [articulo de M.P.R. 13 Junio 1928 en Ob.Cit. p. 66 ], mientras ella tiene que someter a mendacidad en su sistema lo que el otro logra ahorrándole el choque a las figuras auténti cas con el holocausto que le abre a estas, las tensiones que la Modernidad no logra resolver. Por ello, ya que en estas condiciones no podemos practicarla, si ese paso significa abolir la democracia, si es para restituir al hombre a la naturaleza, y destruir el establo cósmico de los filisteos, que se ahogan en placeres sibaríticos pisándole la cabeza a la clase obrera, situación en la que jamás podremos lograr lo mejor de nosotros mismos, bienvenido sea ese golpe del Martillo de Thor. Raul Morin . 12 Agosto 2018, 3:00 PM


Sobre esta noticia

Autor:
Chaville (65 noticias)
Visitas:
311
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.