Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cubapalabra escriba una noticia?

Defendiendo la poesía de descemer bueno "a capa y espada"

10/09/2013 13:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Recientemente ha llegado a mis manos un email, cuyo contenido me ha indignado profundamente. Se trata de un artículo de tono bastante desagradable y de muy mal gusto acerca de Descemer Bueno, un artista consagrado, con una sólida carrera, un talento impresionante que se ha ganado un gran renombre internacional, pero antes de todo eso, una figura muy querida por el pueblo cubano. Y realmente me cuesta creer que cualquier persona que se precie de tener al menos dos dedos de frente sea capaz de creer en cualquiera de estas calumnias. Antes que nada me gustaría esclarecer que el autor de dicho artículo no solo es una persona falta de ética, al atacar sin motivo aparente la imagen de un artista que es sagrada, sino que debería ser juzgado como un vulgar delincuente, ya que la difamación es un acto punitivo, previsto en el código penal de la constitución cubana. Realmente me gustaría saber quién es el autor de este artículo y me rehúso a creer que algún periodista o bloguero cubano sea capaz de semejante monstruosidad. El estilo de este escrito es típico de la prensa amarillista, cosa que nunca se ha estilado en Cuba, la prensa cubana es diferente a eso. Un periodista que se respete, sujeto por conceptos éticos y morales, defiende sus opiniones y las firma, porque lo contrario sería un acto de total cobardía. Toda persona que escribe lo hace para defender sus opiniones y para eso hace falta tener criterio y los pantalones bien puestos. Para mí este escrito es totalmente falso, no hay ninguna evidencia de que nada de eso sea cierto, ninguna foto, no hay respaldo alguno para palabras tan venenosas y mal intencionadas. Destila envidia y resentimiento al pretender destruir a un artista de la talla de Descemer Bueno, y al acusar a su música con ánimo despectivo como "permeada de influencias foráneas" revela un total desconocimiento de las tendencias actuales de la música, que se caracterizan por la fusión, en la que participan todo tipo de géneros, cubanos y extranjeros. La obra de Descemer Bueno, es principalmente cubana y de fusión latina, ha fusionado todo tipo de ritmos diversos, entre ellos, cubanos como el chachachá, el bolero, la timba y el changüí, ritmos caribeños como el reggae, calipso o regguetón, rap y de cumbia colombiana, en una experimentación creativa que conlleva a la búsqueda de su identidad y estilo propio. Es un artista que posee una versatilidad cameleónica y un enorme virtuosismo y es capaz de hacer cualquier cosa que se proponga. Y es el colmo que encima pretenda insinuar que su música no es buena. Eso no es objetivo, para cualquiera que escriba por más que haya aspectos negativos en una persona que se pretenda criticar, no se le pueden quitar los méritos que tenga, porque resta credibilidad al artículo. Descemer Bueno ha sido galardonado con numerosos premios de gran prestigio internacional, entre ellos el premio Goya por la banda sonora del filme Havana Blues y un Grammy latino a la mejor canción del año, por "Cuando me enamoro" defendida por Juan Luis Guerra y Enrique Iglesias; ha cosechado éxitos en toda clase de escenarios, cubanos e internacionales, ha compuesto música para grandes artistas como Juan Luis Querra, Enrigue Iglesias, Thalía, Luz Casal, Wisin y Yandel, entre otros y ha colaborado en diversos proyectos con innumerables músicos, lo mismo cubanos que extranjeros, Y he aquí que este escritorcillo de pacotilla, que se esconde detrás de la cómoda máscara del anonimato, como la gatica de María Ramos que tira la piedra y esconde la mano, que de seguro no es ni la chancleta de Descemer Bueno, pretende despojarlo de algo que se ha ganado a pulso, el respeto de su pueblo. Pero nada de esto podrá hacer mella en el, este escrito de poca monta ha resultado tan inútil como querer tirar piedras a las estrellas, porque como dice el dicho "Maldición del burro no llega al cielo"

image

Pero además de eso, me atrevo a juzgarlo en el plano personal, partiendo de la imagen que proyecta Descemer Bueno, a través de sus conciertos, vídeos clips y entrevistas. No es un artista engreído que nos mira por encima del hombro, creyéndose superior, me he chocado con tantas personas de esa clase, que sería capaz de reconocerlo a mil leguas de distancia, solo por la actitud. Descemer Bueno, derrocha carisma y simpatía, proyecta una imagen extremadamente sencilla y humilde. No es el típico especulador, que anda lleno de cadenas de oro y vestido como un payaso, eso cualquier cubano común y corriente lo vería desde lejos. Descemer Bueno, no es así, me atrevo a afirmarlo sin temor a equivocarme, porque pienso que un artista genuino está por encima de todo esto, de las cosas burdas y materiales de la realidad ordinaria. Lo dice su manera de vestir que es más que sencilla a pesar de que un artista debe dedicar mucho más esfuerzo a su imagen que una persona normal.

image

Una persona que se defina a sí misma como un mulato con sombrero, alguien que se califica como una persona normal, que niega ser un intelectual, refleja modestia y humildad. Alguien que esté orgulloso de ser cubano, que se desprende de canciones espectaculares de su autoría solo porque cuando dialoga con ellas, se le hacen más apropiadas para otras voces, es obvio que no posee un ego superlativo, que no puede ser esa persona que describen en ese escrito. La impresión que tengo de él, aunque no he tenido el privilegio de conocerlo personalmente es que no sería jamás una persona grosera, chusma, vulgar y chabacana. Descemer Bueno, no es un mediocre, ni un músico improvisado, estudió guitarra en los conservatorios Manuel Saumuell y Amadeo Roldán, es compositor, bajista y cantante, incluso ha sido profesor de música, pero antes que nada yo diría que es un poeta, nadie que esté habitado por la belleza es capaz de comportarse de esa manera, hay que entender que un poeta no es una persona normal, un poeta vive en su mundo interior rico lleno de magia y necesidad de expresión. Descemer Bueno destila poesía, poesía que se canta, que se oye, que se escribe y que se vive. Solo desde la sensibilidad es que se puede crear, hay que ser un ser sensible y sencillo, nadie que domine tan bien el lenguaje como para escribir letras tan vibrantes y hermosas puede ser un inculto, nadie que lleve dentro esas melodías tan sublimes puede comportarse de la manera que se describe en el articulo. Y si fuera millonario. ¿Qué? ¿A quién le importa? ¿A los envidiosos? ¿A sus enemigos? ¿A sus detractores? Si fuera cierto, se lo ha ganado a pulso, con su esfuerzo, su sacrificio, es el premio por esas noches sin dormir dedicadas a escribir, a componer, a ensayar. Esas madrugadas plenas de dolor, cuando se te atraviesan dentro una melodía, un trozo de magia, un torrente de palabras y necesitas hacerlas salir. Si fuera cierto, se lo merece, eso y más, pero un artista genuino no tiene desmesurado interés material, un artista es un inadaptado social, un artista hace las cosas por amor, generalmente no les importa el dinero, no significa nada para ellos, se preocupan por cosas divinas y trascendentales, por la última canción que le está vibrando dentro, por un estribillo que le resuena en la cabeza. Un artista es un ser atormentado por las musas, un esclavo de la noche, tiranizado por la luna, un alma plena de pureza, ternura, sueños, amor y retazos de poesía. Cuando lo miro, yo solo veo su música, su virtuosismo, su poesía, Martí decía que cuando miramos al sol, los agradecidos ven la luz y los desagradecidos solo ven las manchas. Yo veo la luz, yo lo veo brillar en los escenarios, lo veo volverse un gigante, una estrella de enorme magnitud en el firmamento musical de Cuba y del mundo. Yo lo veo cantar y regalarnos su arte, y eso es algo que le tenemos que agradecer. Y si fuera cierto que un día discutió con alguien, se comportó mal, habría que perdonarlo, porque un artista está bajo mucho stress y mucha presión, debido a sus itinerarios, sus horarios, sus compromisos y como ser humano hay que entender que toda persona tiene sus días malos. Y lo que es verdaderamente desagradable y falta de ética es reseñarlo y peor aún exagerarlo, solo alguien envidioso y dolido, con un gran afán de destrucción sería capaz de hacerlo. Otros, en cambio, salimos en su defensa, porque lo queremos, porque tiene el poder de tocar nuestras almas con su arte, porque nos regala un poquito de felicidad, un estremecimiento, un sentimiento grato, un momento mágico, un montón de poesía, un torrente de emoción con sus canciones vibrantes y hermosas que se sienten muy adentro, por ese simple hecho, lo defendemos a capa y espada. Para mí Descemer Bueno, si es bueno, le hace honor a su apellido, es bueno como artista, como músico, como compositor, como poeta y finalmente como ser humano. Y pobre del que diga lo contrario.


Sobre esta noticia

Autor:
Cubapalabra (43 noticias)
Fuente:
rossanaoliva71.blogspot.com
Visitas:
903
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.