Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

El PP cierra la campaña cargando contra Sánchez, Vox y Ciudadanos: "Somos la columna vertebral de este país"

25/04/2019 19:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

EMILIO ORDIZ

  • El partido, con toda la primera línea, cierra filas de cara al domingo con un multitudinario acto en Madrid.
  • Casado alerta de que el domingo está en juego "la propia insistencia de la nación".
  • Álvarez de Toledo define a Cs como "un partido adolescente" y a Vox como aficionado "a la utopía".
  • El líder popular abre la puerta a que Vox entre en el Gobierno.

image

En 2015 Mariano Rajoy llenó la plaza de toros de Valencia. Este tipo de actos entraron durante mucho tiempo en la idiosincrasia de los principales partidos políticos, pero ahora parece que se ha quedado como un modelo de mitin trasnochado, antiguo, de otra época. Los tiempos cambian; las campañas electorales también. Quizás por eso Pablo Casado eligió este viernes el Palacio de los Deportes de Madrid (ahora WiZink Center) para poner el broche a la carrera del PP hacia las urnas. Una opción más, por así decir, moderna. El siguiente paso ya será el domingo. Y será el definitivo, para bien o para mal.

Delante de 8.000 personas, según el propio PP, un Casado rodeado por los nombres más importantes del partido y bañado en la épica de la banda sonora de Piratas del Caribe armó su discurso en base a que el PP es "un valor seguro para España". "Somos el centro ideológico y somos la columna vertebral de este país", comenzó diciendo antes de pedir el voto para el 28 de abril. "Nos presentamos ante los españoles con un programa electoral imbatible". Y siguió con su idea de "unir el voto", porque "el voto que no se una en torno al PP, quedará sin unir". Respecto a esto, se ver por delante de Rivera: "Ningún otro partido puede garantizar un cambio".

"El próximo domingo tenemos las elecciones más trascendentales de la democracia española". Casado cree que está en juego "la propia existencia de la nación" y "sobre todo el futuro". Afirmó que los suyos van "a ganar y a gobernar". Garantía, única alternativa, proyecto. Tres de las palabras que han estado marcadas con fosforescente en los papeles de Pablo Casado. Tres palabras sobre las que también ha girado su discurso de cierre.

Y frente a eso, Casado trató de recordar que España "nunca ha dependido como en estos momentos de quienes quieren convertir España en Venezuela". "Vamos a poner freno al populismo bolivariano instalado también aquí", prosiguió. Y entonces apareció Sánchez en el discurso, a quien puso de lado de Arnaldo Otegi, Oriol Junqueras o Pablo Iglesias. Para él, la izquierda es "un peligro". "Esto no vamos a tolerarlo", añadió.

"Una vez más, la izquierda pone en riesgo el Estado del bienestar: siempre es la misma receta con paro, deuda y más hipotecas para el futuro". El rechazo a los PGE de Sánchez es, en palabras del PP, uno de los motivos por los que el domingo se vota. "Y ahora...¿qué vamos a hacer?", se preguntó Casado, que quiere "un proyecto de vida en común" y "poner otra vez España en marcha". Se compromete, en este sentido, a estar "cerca de todos los españoles".

Valoró positivamente lo hecho por su equipo en esta campaña electoral. Y apeló, una y otra vez, a la unidad de España. "Nada más llegar a la presidencia del Gobierno activaremos el 155", resaltó Pablo Casado para "acabar con la división entre amigos, entre hermanos". Tampoco olvidó otro de sus pilares repetidos hasta la saciedad: la economía.

Volvió, prácticamente, a desgranar su programa electoral, y lo hizo por última vez después de muchos días de insistencia. Lejos de críticas a Cs y Vox (que sí hizo, y de forma firme, Cayetana Álvarez de Toledo), Casado quiso cerrar su recorrido por España "en positivo". Un Casado que logró poner en pie al auditorio, pero que todavía tiene el sprint final por delante. Son elecciones de bloques, y el PP quiere liderar uno de ellos. "Votar es gratis, pero puede salir carísimo", sostuvo antes de decir que Sánchez, en caso de Ejecutivo socialista, "solo sería la guarnición" porque "el plato principal" serán "los que quieren romper España".

Álvarez de Toledo, sarcástica con "las tres derechas"

Antes del presidente tomó la palabra Cayetana Álvarez de Toledo. La cabeza de lista por Barcelona acompañó los gritos de "viva España" con los que fue recibida y empezó como todos sus discursos llamando a los "españoles de Cataluña y catalanes de España". Recordó que estas semanas se ha tratado de fajar contra "quienes no nos quieren libres". Álvarez de Toledo ha definido la campaña como "emocionante" a pesar de "las agresiones, los zarandeos y los insultos".

Volvió a recorrer con palabras lo hecho estas semanas y acusó a los independentistas de tener "horizontes muy cortos". Más allá de eso, reiteró que también hubo catalanes que les "vitorearon" y les pidieron que "no se vayan jamás". Para ella, el PP está "unido y renovado", y aseguró estar "delante del próximo presidente de España". Y es que Cayetana Álvarez de Toledo ha sido y se antoja que será una de las grandes escuderas de Pablo Casado. "Lideramos a los constitucionalistas catalanes, y pronto vamos también a empoderarles".

Empoderar es dar poder. Con esa frase, la candidata prometió devolver a los catalanes "la autonomía que el nacionalismo les ha robado". Pasó entonces a un vocabulario más rotundo. "El nacionalismo le dice al individuo que entregue su libertad a cambio de protección, pero esa protección acaba en lágrimas".

Fue en ese momento en el que pasó a criticar muy duramente a Pedro Sánchez: "Ese vanidoso útil para el independentismo e inútil para España", le definió. Y habló entonces de "cambio" porque, en sus palabras, el PP va a "liberar a los catalanes de ese yugo". Trasladó esa idea "para toda España". Sentenció Álvarez de Toledo con otro de sus mantras: "Pablo Casado va a ser el presidente de unos ciudadanos libres e iguales".

"Cs es un partido que está en la adolescencia"

Hizo, por otro lado, un tour por lo que llaman "las tres derechas". Calificó a la formación naranja como un partido "en la adolescencia". Irónica, Álvarez de Toledo sostuvo que "cuando lleguen a la vida adulta, les dedicaremos algo más de tiempo". Sobre Vox no bajó el tono.

"En realidad, Vox -a quien Casado había abierto la puerta para entrar en el Gobierno- no es un partido de derechas, cojea de las dos patas", esgrimió, antes de decir que "se parece más a la izquierda" porque "solo acierta cuando plagia". No cesó en críticas, con sarcamos, hacia la formación de Santiago Abascal: "Tiene una marcada afición por la utopía". Y avisó: "votar es difícil, sí, y gobernar todavía más".

Otro de los momentos clave del mitin fue cuando tendió la mano a Leopoldo López para subir al escenario. Escoltado por Casado, el padre de Leopoldo López fue ovacionado entre gritos de "Venezuela libre". Trató, entretanto, de concluir apelando a la "unidad nacional", consciente de que su partido aún necesita un empujón más si quiere formar Gobierno tras el 28-A: "Mientras esté en Cataluña, estaré en España".

El PP es consicente de que las elecciones del domingo marcarán un antes y un después para el partido. Pase lo que pase. "Pablo Casado es de los valientes", dijo el secretario general, Teodoro García Egea, que pidió que los políticos "sin principios" se vayan al "contenedor naranja". Esos naranjas que, de momento, le dejan la mano tendida a Casado. El lunes se verá si con una mano es suficiente o la derecha tiene que apoyarse en dos o en tres para formar Gobierno en España.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (37129 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
605
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.