Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

Las 2 caras de la vida: ¿cuál muestras tú?

0
- +
06/10/2019 15:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Javier Iriondo

Últimamente, he estado pensando en la gigantesca diferencia que en ocasiones existe entre los dos mundos en los que vivimos: el exterior, nuestra vida, lo que los demás pueden ver, y el interior, ese misterioso y oculto universo con vida propia del que surgen emociones extremadamente opuestas en un abrir y cerrar de ojos.

1. ¿Qué parte de nosotros mostramos realmente?

Son las dos caras de la vida, aunque a veces sólo queremos mostrar una de ellas. Y casi siempre es la del perfil bueno, la foto perfecta, el mensaje correcto, mientras ocultamos o borramos lo negativo para mostrar solo lo positivo. Sin embargo, como la luna, está la otra cara oculta, pero que todos conocemos y que muchas veces sentimos o padecemos.

La vida es el paquete completo, no podemos negar una parte de nosotros, no podemos rechazar una parte de lo que somos, no podemos negar nuestras circunstancias ni nuestras emociones. No hay positivo sin negativo, no sabríamos de la alegría sin la tristeza; no hay luz sin oscuridad, sin lo malo no sabríamos valorar lo bueno, sin dolor no sabemos lo bien que se está cuando se está bien.

Así que la vida es esa montaña rusa de emociones, de cambio constante, de situaciones inesperadas, de momentos, de risas, de lágrimas y alegrías. Te pierdes, te encuentras, te llenas de confianz y de pronto ésta se divorcia de ti; crees, dudas, sueñas, temes, amas, sientes la soledad y vuelves a conectar con un abrazo de profundo amor y amistad.

2. Lo que ocultamos tiene mucho que ver con lo que nos ha hecho más fuertes

Todas esas emociones, las circunstancias por las que hemos atravesado en la vida, son las experiencias que nos han moldeado, lo que nos ha traído hasta este momento y convertido en lo que somos.

En cada una de esas situaciones reaccionamos de la mejor manera que podemos con lo que sabemos, y a veces eso es lo que nos falta: el conocimiento de la experiencia. Pero la experiencia nace de las decisiones buenas y malas, de lo logrado y fallado; porque sobre todo la experiencia es eso que obtienes cuando fracasas, cuando no consigues lo que quieres. Porque cuando ganas, celebras y cuando pierdes, aprendes. Y más nos vale.

Más sobre

El aprendizaje y la superación se parecen mucho a caerse numerosas veces, a fallar una y otra vez, hasta que esa "experiencia" va construyendo el carácter, va fortaleciendo los músculos emocionales, la personalidad y la confianza.

3. ¿Es un fracaso no alcanzar un sueño?

Así que estés donde estés, estate orgulloso del camino recorrido, lleva tu dignidad por bandera, el honor de la nobleza como causa, porque no estás aquí para demostrar nada a nadie, ni para satisfacer las expectativas de los demás. Las expectativas tienen que ser sobre nosotros mismos, tenemos que esperar menos de los demás y más de nosotros; tenemos que aceptarnos con nuestras circunstancias, y a partir de ahí crecer, buscar y crear nuestro destino, perseguir nuestros sueños.

Es seguro que no conseguiremos todo lo que nos proponemos pero, aun así, es bueno tenerlos y como decía Clint Eastwood en la genial película Los puentes de Madison: "Los viejos sueños eran buenos sueños, no se realizaron todos, pero me alegro de haberlos tenido".

¿Es un fracaso no alcanzar un sueño? Para mí desde luego que no. Para mí el éxito está en el intento, en el esfuerzo, en volver a levantarse, en darlo todo, en la satisfacción de atreverse y enfrentarse a los miedos, porque así es como nos descubrimos y superamos nuestros límites.

Al final, el mayor sueño y la mayor conquista es la conquista de uno mismo. De esos dos mundos el más importante es el mundo interior, porque cuando lo conquistamos, cuando conseguimos que nuestra mente no sea nuestro enemigo, sino nuestro aliado, una voz amiga que cree más en nosotros mismos, que nos trata con más cariño, es entonces cuando comenzamos a conquistar también el mundo exterior. Y, por supuesto, es entonces cuando llegan los resultados.

Fuente: https://javieririondo.es/2018/05/27/tu-mundo-interior/

imageTwitterimageLinkedinimageFacebookimageTumblrimageemail

Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (13519 noticias)
Fuente:
grandespymes.com.ar
Visitas:
3
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.