Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lapolillacubana escriba una noticia?

Brasil: regresar al tiradero o salir de el

28/10/2014 00:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Nyls Gustavo Ponce Seoane*

image No por reñidas, como se esperaban, sino por definitorias para los destinos del país, la región y el mundo, nunca antes Brasil se había visto ante elecciones presidenciales tan cruciales.

Analizadas, antes de efectuarse, por comentaristas y politólogos hasta la saciedad por su capital importancia, tanto la oligarquía imperial como la poliarquía popular, sobre todo la latinoamericana, estuvieron al tanto de ellas.

Consecuencia de una primera vuelta electoral donde la actual mandataria había alcanzado algo más de un 41% frente a los otros dos candidatos presidenciables, Aecio Neves que alcanzó un 33% y la especuladora Marina Silva con un 22%. Estos resultados hacían presagiar una segunda vuelta electoral apretada con lo cual estuvieron de acuerdo todos.

Se supuso (y así fue), que los votos de Marina pasaría a apoyar a Aecio, lo que arrojaría teóricamente más del 50%. Sin embargo, los alcanzados por Dilma hacían que con obtener algo más del 10%, a partir de lo alcanzado y sumados a lo logrado por ella en la primera vuelta, obtuviera la ansiada y necesaria cifra. Había un empate técnico declararon las encuestadoras en una primera instancia.

Pero en definitiva se trataba de una lucha, más que de personalidades, de partidos políticos, de posiciones y programas antagónicos que representaban la lucha ideológica global que se libra en todas las latitudes en este momento. Se salía del marco del país, de ahí su importancia.

Por un lado se encontraba la socialdemocracia de izquierda popular del Partido de los Trabajadores (PT), que durante los ocho años de gobierno de Lula y los cuatro de Dilma, había hecho que más de 40 millones de brasileños salieran de la pobreza e ingresado en la clase media gracias a subsidios para familias pobres, viviendas populares, enseñanza técnica gratuita y cuotas universitarias para estudiantes de muy bajos ingresos.

Por otro lado se encontraba la socialdemocracia de derecha, conservadora y neoliberal del Partido Socialdemócrata Brasileño(PSDB), con su programa "de regreso a posiciones anteriores" macroeconómicas de mercado con el apoyo de la oligarquía y grandes empresarios brasileños, proclamando menor control estatal y el acercamiento al Imperio Mundial en general y al Yanqui en particular; ¿Querían reverdecer acaso la idea del Brasil como subimperio regional que siempre se esgrimió, en función y servicio de los dos primeros?.

No obstante, al no poder negar lo alcanzado por los gobiernos del PT, los representantes del PSDB se vieron obligados a declarar que se respetarían los logros sociales de estos si alcanzaban el triunfo.

El nombre de Aecio (Neves), sin saberlo quizás, era todo un símbolo para dicho Programa neoliberal, ya que fue Flavio Aecio (356-454 d.C.), el general romano más influyente en la etapa final del Imperio Romano de Occidente cuya defensa dirigió durante dos décadas lo que le ganó el título o sobrenombre de "el último romano".

El pueblo cubano y brasileño son cercanos: el carácter, las costumbres, las razones étnicas y culturales, en fin, sus idiosincrasias, hacen que la simpatía y la empatía de ambos sea recíproca y que la amistad se refuerce creando una verdadera hermandad.

Esto fundamenta el hecho de que en Cuba sean muy populares los seriales de novelas brasileñas

Uno de ellos, "Avenida Brasil", que recientemente se transmitió en nuestra isla, refleja las grandes y contradictorios aspectos sociales del gigante suramericano, atrajo la especial atención de los televidentes cubanos que conocieron la vida y personajes de los llamados tiraderos en Brasil (basureros en Cuba): seres marginados, discriminados y de personalidades deformadas que tratan por todos los medios de salir de tan paupérrimas, humillantes y nada humanas condiciones de vida.

Y frente a ellos, la gran diferencia o desigualdad de la clase madia-alta brasileña a la que todos quieren o desean llegar para tener, al menos, una vida decorosa y lo más humana posible.

Y este hecho, casi se puede decir, que se repite en Latinoamérica y en todos los países subdesarrollados del mundo. De ahí la importancia que tuvieron las recién finalizadas elecciones programáticas presidenciales en ese gran, extenso y rico país.

Para Brasil, según mi punto de vista, la problemática o cuestión que se presentaba y presenta era y es otra: o se salía y se sigue saliendo del tiradero con los gobiernos del PT o se regresaba al tiradero con el gobierno del PSDB.

Sin embargo, la victoria del 51% de Dilma contra el 48% de Aecio, refleja a un país dividido y polarizado por lo que el primer llamado de la mandataria fue a la unidad del pueblo brasileño.

E hizo bien Dilma, pues no es más que el llamado a salir completamente del tiradero, a no volver a el nunca más, cuestión esta que debe comprender la derecha para que el Brasil sea ejemplo a seguir en todo el mundo y siga siendo uno de los líderes del nuevo orden económico internacional.

La Habana, 27 de octubre de 2014

*Ingeniero, investigador del MINBAS, Instituto de Geología y Paleontología (IGP)

About these ads

Sobre esta noticia

Autor:
Lapolillacubana (2569 noticias)
Fuente:
elblogdelapolillacubana.wordpress.com
Visitas:
186
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.