Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog 20 minutos - Arsenioescolar escriba una noticia?

Aznar, entre la desmemoria y el rencor

25/01/2015 04:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Qué le pasa a José María Aznar? ¿De dónde sale ese rencor -sobre todo con algunos de sus 'hijos' en el PP, entre ellos Mariano Rajoy- y esa desmemoria con la que con cierta frecuencia se desata en público? Lo del viernes pasado, en la convención del PP, ¿es sólo porque aún le dura el cabreo contra los que despeñaron a su mujer, Ana Botella, en la carrera por la candidatura del partido a la Alcaldía de Madrid o responde a heridas mucho más antiguas?

Conocí al personaje hace muchos años, a finales de los ochenta, cuando él era presidente de Castilla y León y se vio salpicado en el caso de la construcción de Burgos. En su despacho de la Junta, en Valladolid, nos intentó colocar a José Ángel Esteban y a mí algunas mentiras medianas y gordas que le desmontamos en pocas horas. En nuestra investigación sobre aquel caso (para El Globo, Cambio 16, Diario 16 y El País) y en la propia investigación judicial, Aznar nos aparecía una y otra vez detrás de muchos recovecos, hasta el punto de que tuvo que comparecer en 1992 en el juicio, como testigo, y se acogió el privilegio -ya era diputado, líder del PP y jefe de la oposición- de hacerlo por escrito para minimizar los riesgos. Dejó pelos en aquella gatera. Hombres suyos en la política de Burgos fueron condenados, su amigo y asesor el constructor Méndez Pozo acabó en la cárcel...

Aquel Aznar, y el que puso a su amigo Miguel Blesa de presidente de CajaMadrid, y el que hizo vicepresidente económico del Gobierno a Rodrigo Rato, y bajo el que se montó la Gürtel y la caja B del PP... ¿es la persona más creíble para ir a una convención del partido a echar la bronca en público a los actuales dirigentes y decirles: "La corrupción es un cáncer que no podemos tolerar. Cada uno tiene que responder de sus actos; con la ley, con todas sus garantías, pero con todas sus exigencias (...) Mirándoos de frente os lo digo: de mis actos respondo desde el primero hasta el último"?

¿Y el rencor, el permanente estado de resentimiento con buena parte del PP? ¿Se ve Aznar insuficientemente reconocido por su partido, cree que le deben aún honores de líder permanente y vitalicio, de estadista, de salvador de la formación y de la patria?

En los noventa, tras la sentencia del caso de la construcción de Burgos, una editorial me encargó un libro sobre Aznar. No lo acabé, se me cruzaron pronto otros proyectos profesionales, pero sí tuve tiempo para dedicar algunos meses a hurgar en su biografía, y encontré a varios de sus compañeros de pupitre de niño y adolescente en el elitista Colegio del Pilar de Madrid y a otros que le acompañaron en minúsculas formaciones neofalangistas. Algunos me pintaron a un chaval acomplejado -quizás en parte por su corta estatura y por su labio superior inmóvil, luego tapado con el bigote-, a un chico que se veía poco reconocido en el grupo y que hacía cosas buscando de modo casi desesperado ese reconocimiento social...

Llegó muchísimo más lejos que ninguno de aquellos compañeros y amigos de la infancia y primera juventud. Llegó a presidente del Gobierno. Pero, viéndole algunos comportamientos actuales, se diría que quizás aún no se haya quitado del todo aquellos complejos remotos.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog 20 minutos - Arsenioescolar (750 noticias)
Fuente:
blogs.20minutos.es
Visitas:
593
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.