Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ernesto R. Del Valle escriba una noticia?

Arturo Potestad Llánes entre la forma y el color

05/11/2010 21:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

De vasta cultura, hablar reposado y de una pragmática vocación profesoral, el artista plástico Arturo Potestad Llánes (Habana, 1916) responde a algunas cuestiones filosóficas de su estilo pictórico

Por Ernesto R. del Valle (*)

(Especial para la Revista GUATINí)

De vasta cultura, hablar reposado y de una pragmática vocación profesoral, el artista plástico Arturo Potestad Llánes (Habana, 1917) responde a algunas cuestiones filosóficas de su estilo pictórico. Un sol esplendente se filtraba a través de las ventanas del apartamento donde reside junto a su esposa, la también artista plástica Isaura Potestad. y luego de un apetitoso y suculento almuerzo preparado por Isaura, y del cual hicimos cargo con el apetito de siempre, junto al poeta Lucio Estévez y el guajiro repentista Ricardo Sánchez Rivera, quise indagar sobre los recursos de estilo utilizados por el artista en sus composiciones pictóricas, todas con un simbolismo abstracto, galaxial, en que las líneas y formas se pierden en los elementos del conjunto haciendo del color, lo privativo de la imagen. Conversamos sobre Wilfredo Lam (Cuba), Alfaro Siqueiros (México) dos puntales totalmente diferentes de la pintura clásica en su momento cuyo rastro de luz creativa iluminó de cierta forma al artista que buscaba su identidad entre los grandes maestros europeos.

La pregunta llegó a manera personal, indagatoria.

Arturo hábleme sobre la posición del artista ante ese lienzo vacío y la manera en que se presenta ante él, para llenarlo de formas, de colores que lo representen, con su estilo, su estética y cómo esa obra, no realizada aún, que no existe, quiere que repercuta en las personas que más tarde van a ver ese cuadro. Quisiera una respuesta muy personal, ¿de qué manera Ud. se enfrenta ante ese reto, ese misterio?En realidad, en las formas estéticas hay cientos de formas de creación, porque el hombre, todos los hombres, todas las mujeres, no somos iguales. Tal parece que los ojos, la nariz, la boca, nos asemejan, pero hay una incógnita, EL GENIO, ¿por qué todos no somos genios? Eso es una incógnita. Si tenemos en realidad que hay hombres que llegan a grandes descubrimientos, si un hombre como Stephen Hawkins, que es parapléjico, describe los agujeros negros del espacio de qué manera imaginar que este hombre en estas condiciones físicas, sin haber viajado a ninguna parte en el sentido material del planeta y atravesar este espacio-tiempo, cómo, en sus grandes deducciones espirituales que determinen un elemento estético, su forma, vaya a describir estos agujeros, cómo es posible que haya un fenómeno enigmático como la estética que no podamos descubrir todavía en el arte, en sus funciones totales. La estética es el todo del Universo, es el principio y el fin del Universo. Porque las formas que contiene la Estética no es de destrucción, no, es de hacer, de construir, de iluminar, de entretener, de enternecer, al fin y al cabo, de amar. Es por este motivo que regularmente, los artistas, -me refiero a los poetas, a los escritores en general, a los pintores- tienen cierto grado de elementos que constituyen, no algo premeditado de amor, sino la esencia noble del amor, tienen ese elemento impreciso de amor a la humanidad. Ahora, vamos a pesar que yo me encuentro en las condiciones en que pueda detallar el principio de una creación. Nadie sabe lo que es el principio de una creación. El hombre empieza a pensar, a determinar, a estudiar, ese soy yo. el pintor, desde joven comencé a estudiar, me interesaba tanto las incógnitas que si las algebras eran abstractas, eran buenas yo estaba ahí, aunque no las entendiera, me interesaba, porque para mí, eran enigmas. La sicología, la siquiatría, factores pero increíbles que me hubieran hecho caer en los estudios de Ciencias.

Bueno, ese rigor investigativo por las cuestiones enigmáticas que Ud. cuenta y que efectivamente contienen los estudios de la Ciencia, ciertamente lo hubieran alejado a Ud. de las Artes. ¿Qué se produjo en su interior para que estas circunstancias, estos factores, no lo llevaran a ese final científico?

Yo no había hecho aún grandes progresos en la pintura, ni tan siquiera pequeñas cosas, es decir, no estaba pintando, estaba en el umbral, sin saberlo yo mismo, de que estaba creando los cimientos- como cuestión de vanidad- cuando yo fuera a pintar un cuadro, no dijera una mentira.

Sí, Maestro, pero desde el primer mulo que Ud. pintó, a instancias de su padre, siendo un niño, -como nos contó hace un momento- a lo que hizo después y la pintura de temas galácticos que está haciendo ahora, es decir ese intervalo de tiempo que dista de manera...

Ese lapsus de tiempo fue duro, ahora, me trasmito a los estudios, sin saberlo, nunca pensé, ‘bueno hazlo ahora’, esta vocación me llegó sin saber cómo, ciertamente, como un aspecto sicológico.

Entonces, determino, me imagino yo, que mi mente estaba ya lista para salir a realizar mi vocación en la pintura, pero estaba desesperado también, pues no quería igualarme a los demás. y comencé a estudiar la pintura. Auguste Rodin, , Auguste Ingres, Alessandro Botticelli, etc., todos esos clásicos, los modernos, todo lo que fuera historia de la Estética, ahí estaba yo, leyendo y cuando comencé a pintar en realidad los lienzos que yo pintaba eran para aprender qué cosas dijeron los grandes maestros; qué dijeron para no parecerme a ellos, para no pintar como ellos, para no copiarlos y me daba una tristeza tremenda, quizás debido a esa vanidad, de no parecerme a Paul Cezanne o a cualquier otro pintor clásico. Eso me ponía realmente mal.

Es decir, que desde que comenzó a pintar, ya Ud. estaba en busca de su propio estilo…

Bueno, comencé a estudiarlos en la forma de que yo quería saber cómo no pintar como ellos. Allí estaba el ‘quid’ de la cuestión. Como eran buenos maestros, fácilmente yo caía enseguida, por ejemplo, en el impresionismo caía fácilmente y fui desglosando ese elemento. Vi que las pinceladas mías comenzaban a cambiar, comencé a hacer ‘trampas” –entre comillas- no querer ser como el holandés Van Gogh, entonces ahí fui desarrollando y quitándome esas influencias fantásticas de los grandes maestros. No quería parecerme a ninguno.

Estas influencias en los escritores suceden. Yo le digo a los jóvenes escritores que hay que leer mucho, estudiar a los clásicos españoles, a los contemporáneos, a todos, no con el fin de parecerse a ellos sino, al revés, con el fin de buscar la verdadera voz, en primer lugar, siendo honestos consigo mismo. Nunca olvido al italiano Conde Buffon, quien dijo. El estilo es el hombre, y es la gran verdad.

¿Cuáles son sus razones, qué es lo que Ud. determina como artista, a la hora de pararte ante un lienzo en blanco…?

Yo tengo mis razones, inevitablemente tal parece que ya los ‘monstruos’ de los maestros, los he dejado atrás y ya estoy pintando casi, casi que parece que soy ‘yo’ mismo. Ahora, ¿por qué? por los estudios que hecho de Filosofía, , Geometría, Dibujo lineal, Perspectiva, el estudio de los diferentes estilos. Comencé a descubrir la forma de mi propia Estética, ¡la mía!.

Quisiera que deslindaras algo muy importante en las Artes Plásticas en general, son los dos elementos que conforman esa unidad indisoluble, inseparable de toda obra pictórica, la forma y el color. Para Ud., ¿cual es la más importante?

Esa pregunta, muy interesante se la voy a explicar después, Aquí tengo este cuadro, cuando comencé a analizar ya me sentía pintor, era un fenómeno. Empecé a elucubrar las formas. En este cuadro, no sé ni la fecha, pero no importa porque yo he dado mucho traspiés, aquí estaba elucubrando sobre los elementos de la composición. En todos estos dibujos que hay aquí, me di cuenta que tienen los elementos necesarios de composición. Ya comencé a descubrir que había composición en mis obras. Sucede que la Estética es muy subjetiva. La Armonía, el Equilibrio, unido al pensamiento al momento y los materiales con que cuentas son elementos objetivos y subjetivos que entran a jugar en el desarrollo de las artes cuando Ud. va a pulsar el tema a desarrollar. El arte nunca termina, es infinito como la evolución humana, igual que la vida.

Cuando uno se encuentra en condiciones subjetivas de la Composición, de la Armonía, del Color, de la Forma, ya uno está en condiciones de retener la realidad de lo que quiere hacer, trazando sencillamente una línea. Es decir, yo comienzo a partir de una línea y sigo, ¿por qué? porque esa línea va a corresponder a la otra línea y ésta a otra más y así sucesivamente hasta llegar a los elementos constitutivos del espacio-tiempo, o sea los planetas que se muestran en este cuadro.

¿La línea es la génesis de este cuadro que hemos tomado como ejemplo?.

Efectivamente, ahora, en el color hay que tener mucho cuidado porque el color tiene que ir acompañado de la forma, si no sucede esto, el ‘back ground’ del cuadro parece totalmente fuera de la obra, divorciado, no se queda en el cuadro Cuando el color se queda en el cuadro sucede lo que hay en este cuadro donde los amarillos producen luces directa o indirectamente y estos movimientos tienen el equilibrio balanceado necesario para que la obra sea perfecta. Aquí forma y color están balanceados de manera equilibrada. y hay estética. Sin embargo, con una transparencia de colores morado y azul ya entra la técnica. Cuando yo logro esto, ya no necesito pensar en nada

“No necesita pensar…” explíqueme eso, Maestro.

Cómo no, Mira, en este cuadro comencé con una línea imaginaria cualquiera, no importa que sea horizontal, vertical, mixta, etc., una sola línea, Esta línea que hice, en principio, por las experiencias que tengo de conocer los valores subjetivos de mi dibujo, ya sé la composición, es decir, la respuesta que debo dar a esa línea que he trazado y le voy agregando elementos de formas, pero no son formas, no es realmente una abstracción, son hipótesis estéticas, esto no es abstracción, los elementos geométricos que contiene cualquier cuadro, son elementos que constituyen un pensamiento filosófico, el Triángulo, por ejemplo, el principio de la circunferencia, geométricamente y aplicada a la filosofía, la Geometría tiene formas de alcances filosóficos. El cuadrado…

tro, esto me lleva a pensar que hay simbolicidad en las formas geométricas…

Por ejemplo, el triángulo, el cuadrado, el rectángulo, el romboide y el círculo y la esfera son elementos simbólicos de las cosas humanas. O sea uno simboliza en el sentido de la Trilogía, cuerpo, alma y espíritu y entonces, lo más perfecto que hay es la circunferencia, porque esta forma geométrica lo tiene todo. El triángulo tiene una base con un cierre, tiene los tres elementos, se notan los tres, en la circunferencia se encuentran los tres elementos más la incógnita que tiene la propia circunferencia geométricamente, en el sentido humano.

Lam lo que hizo fue estudiar la esencia que tienen los negros en su forma de creación de la mitología o de sus formas religiosas

Yo siempre he visto el círculo, con respeto, especialmente el punto central de ese círculo, siempre he visto en ese punto una incógnita…

Es que el círculo es la parte central de todo…

Sí, maestro, pero yo me refiero al centro de ese círculo que señalamos con un punto… veo mucho misterio en ese punto…

El misterio está en que ese punto es el centro de apoyo de la totalidad de la circunferencia. Ese punto de apoyo es el enigma precisamente del cuerpo total del círculo, representa lo perfecto de la humanidad.

Maestro, hábleme de la importancia genética del color. Digo, si no estoy diciendo una barrabasada, pero me refiero, a ese instante mínimo pero justo en que el color que Ud. va a utilizar aparece en su mente.

Según los estudios que yo he cursado sobre sicología del color, se entiende científicamente que los colores tiene un significado humano muy perfecto en cuanto al simbolismo de cada uno de ellos. La luz, al atravesar el prisma se va a convertir, de luz pura, en un prisma de siete colores, que se llama, ‘los colores del iris’, estos colores tiene un significado dentro de la sicología humana. En estos colores se encuentran los llamados fríos, de descanso, suaves, los colores de amor y, los colores cálidos, son aquellos colores violentos, los colores de velocidad, etc., y tienen los colores al igual; que las formas una derivación lógica de la parte simbólica del hombre, en ese sentido, los colores determinan algunas veces, las formas de un cuadro; por ejemplo, para representar la tristeza, utilizas los elementos fríos, mejor dicho, los colores grises, azules, verdes, etc., así el rojo, el naranja da alegría a los cuadros, los matices violetas son algunas veces, componentes de la frialdad y la calidez según el rojo y el azul que sean pues también determinan la belleza, sobre todo de amor, de una filosofía amorosa.

Por eso el color puede determinar o no determinar, la armonía total existente de lo material con lo espiritual de un cuadro en sí mismo, porque las armonías totales del Hombre son, nada más ni nada menos, la materia y el Ser o la materia y el espíritu, como quieran llamarlo, entonces se sabe positivamente que determinados colores son inherentes o no, a determinadas personas.

Hablando sobre su formación personal, que experiencia tiene Ud. de los diferentes artistas que, de manera accidental o no tan accidental, han cruzado por su vida, me refiero a dos en particular, Wilfredo Lam y Alfaro Siqueiros.

Wilfredo Lam, su quehacer artístico, me sirvió para entender mucho mejor el problema del negro en Cuba. En esos límites el negro fue directa o indirectamente pero de manera recíproca un medio influyente de su cultura y sus costumbres. Ese mestizaje, que considero muy bonito se incluía, sin discriminación, en la música, el habla, el gusto, etc., Lam lo que hizo fue estudiar la esencia que tienen los negros en su forma de creación de la mitología o de sus formas religiosas para realizar los cuadros que posteriormente y de manera magistral hizo. Es decir que tuvo la grandiosa puntería de sacar esa esencia del negro cubano y su mitología y trasladarla en forma y color en sus lienzos.

Siqueiro Es uno de los grandes innovadores de la pintura de mural o la pintura colectiva, sacó pintura hacia el exterior, No es que uno, personalmente esté en desacuerdo con sus ideas políticas pero sus formas de principios estéticos no llegaron realmente a impresionar a los artistas del continente y del mundo…

En esa época en que estuvo con Siqueiros, ¿llegó a conocer a Frida Kahlo?

No, no la conocí, tampoco conocí a Siqueiros, resulta que yo había sido invitado por Mariluz, una pintora mexicana, a estudiar la pintura mural con Siqueiros. Me impresionó mucho el principio que tenía David Alfaro Siqueiros del movimiento Poliangular, eso fue lo que más me impresionó porque era un impresionista muy brutal, muy bueno, muy bueno, buenísimo en los carteles políticos muralistas que hacía.

¿Qué proyectos tiene Arturo Potestad para el Futuro?

No, yo, ehhh… realmente los proyectos míos no te voy a decir realmente que tengo proyectos escritos ni pensados, no, mi arte parece que es tan mío que soy demasiado egoísta con mis cuadros y por eso no me ha interesado en venderlos, ni la pintura tampoco, sí me interesa que venga alguien a quien le guste la pintura, por el gusto de que le guste la pintura pero no para venderlo.

¿Próxima galería de exposición?

Estoy preparando el conjunto de cuadros que te enseñé de la serie Momentos Estelares.

Unas últimas palabras, Maestro, para terminar.

Realmente cuando uno tiene juventud, cuando se comienza hay que estudiar los grandes principios del pensamiento, primero; segundo, Ciencias. El artista debe ser como un científico, como un siquiatra, un filósofo, todos esos conocimientos hacen que el día menos pensado, llega a entender que realmente aprovechó el tiempo para poder crear sus obras.

Creo que Ud. está diciendo, el por qué el artista se adelanta a los hechos, a la realidad, premonizan el futuro.

Todo creador se adelanta a los hechos, o sea, cualquier artista que sea, ayer, hoy, mañana, de aquí a cien mil años, vienen a crear algo y cuando hace esto es porque aún hay cosas por crear. Todo esto que he dicho, si hay alguna mentira, no me doy cuenta.

Gracias Maestro por su tiempo, y por este momento de irradiación suprema, estos momentos de luces, colores y formas.

De nada, aquí estamos para cuando deseen regresar, tienen las puertas abiertas.

(*) Ernesto R. del Valle: Camagüey, Cuba. (Reside en Estados Unidos)

Poeta y escritor, fundador de la Brigada "Hnos Saíz". Ha publicado en diarios y revistas de Cuba, Santo Domingo, Argentina y España. Sus poemas aparecen publicados en diferentes antologías. Recientemente obtuvo el Premio de Cuentos Cortos, en el 1er Concurso de Relatos para el Estado de la Florida, auspiciado por las Ediciones VOCES DE HOY.


Sobre esta noticia

Autor:
Ernesto R. Del Valle (102 noticias)
Visitas:
3281
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.