Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chaville escriba una noticia?

"¿Ahorro Energético o Disolutos Experimentos?"

14/12/2019 12:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En este trabajo pretendo hacer comprender la impropiedad de ciertas medidas de ahorro energético en instituciones importantísimas para la cultura nacional, en horarios de alta demanda de trabajo intelectual

                                   “¿Ahorro Energético o Disolutos Experimentos?”

En fiel expresión del sistema político se han convertido las medidas que el gobierno cubano ha tomado para responder al recrudecimiento de las leyes extraterritoriales contra terceros países que aplica el gobierno norteamericano a aquellas compañías navieras que transportan en sus barcos petróleo a la Isla, como parte de su campaña anticubana a través del Bloqueo.

Resulta que las medidas para capear la falta eventual de combustible que podemos sufrir en cualquier momento, debido al proceloso estado de la correlación de fuerzas políticas en América Latina, de adecuadas para prevenir la escasez de combustible, se han convertido en connotadas maneras de enristrar la mediocridad del hombre práctico en Cuba, en exageradas maneras de suplir, no una insuficiente oferta del crudo, sino sustitutos artificiales a la inseguridad; fallo político considerable, si se tiene en cuenta que todo lo que pueda contribuir a la extrañeza de estar, sea por el motivo que fuere, despierta aquí una especie de rememoración psicopática de abulia que se convierte en surtidor de inconformidades y malestares de todo tipo a nivel micro social, porque se trata entonces de hacer participar de ella a todo el mundo. A tenor de las estipulaciones de recorte de la jornada laboral con vistas al ahorro, se estimula algo tan nocivo como la alta disposición del cubano al ocio, a la oportunidad de no trabajar, algo que nuestra sicología festeja como una disminución de la importancia de los intereses particulares que lesiona; si precisamente porque los lesiona deja bien claro que el individuo no tiene ni voz, ni voto, contra cualquier cosa que se haga en nombre de muchos. Esas medidas de ahorro adquieren carácter de conspiración cuando retrasan la marcha de los grandes espíritus con el pretexto de paliar las crisis de hidrocarburos.

Esas molestias que significan poca cosa a nivel macrosocial, son un fallo político considerable

El mejor ejemplo de ese “descanso conspirativo”, en que se usa el motivo de dicha crisis para obtener un plus de comodidad, transfiriéndonos el bloqueo a nosotros mismos, es ese de apagar los bríos de los mejores, de desincentivar el trabajo de la flor y nata de la sociedad, que son los usuarios de la Biblioteca Nacional José Martí, en cuyo recinto resuenan esas medidas de ahorro como una clara desconsideración a esa porción de la sociedad que se desvive en el tiempo, sujeta, más que nunca, a la sanción que emana de ese decreto: no existen. Si no les parece así, vean las nuevas disposiciones reglamentarias de orden interior de esa institución: El usuario que llega un minuto después de las 10:30 de la mañana, no se le deja entrar hasta la 1:00 de la tarde, y a los que ya están dentro, a partir de esa hora no pueden encargar la petición de más libros hasta la 1:00 de la tarde. Involuntariamente me viene a la mente aquel famoso y terrible grito del general español Millán Astray en su discurso de celebración de la victoria de Franco en Madrid, en 1939 : “ ¡Muera la Inteligencia!”

Esas molestias que se tomó el Padre Félix Varela en sus “Cartas a Elpidio”, en explicarles a los cubanos los diversísimos modos de la impiedad, y por qué debíamos abominarla, tal parece, a juzgar por los resultados actuales, que fueron inútiles; y que tampoco está en el rango de posibilidades inmediatas de nuestras potencialidades humanas, preparar al pueblo contra esa excrecencia dentro de un futuro próximo. ¡Y pensar que los antiguos griegos, que eran paganos, no tuvieron reparos en llevar a Friné, a pesar de ser una bella cortesana, al Tribunal de los Heliastas acusada de impiedad, para escarnio de los que profesamos fe en Jesús!

No quiero mencionar nombres, pero sé que en el país actualmente existen dos o tres casos de disidentes que han entrado en desacato con el orden público por no enviar sus hijos a la escuela, y han sido encarcelados por eso. Y uno de los motivos por los que no lo hacen es que en nuestras escuelas aun no se enseña la piedad como doctrina del mejor comportamiento civil de los educandos, y sí, en cambio, la preceptiva de imposición de lo fuerte sobre lo débil, que se respira por doquier porque primero se enseñó en la escuela. Solo si esta situación cambiara, se podrá esperar algún día que en nuestra Patria se respeten como es debido los valores superiores de conducta y del entendimiento.

Esas medidas de ahorro adquieren caracter de conspiración cuando retrasan la marcha de los grandes espíritus con el pretexto de paliar la crisis de los hidrocarburos

Raúl Morín, 14 Dic. 2019, 11:42 A.M  

 


Sobre esta noticia

Autor:
Chaville (90 noticias)
Visitas:
636
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.