Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chaville escriba una noticia?

"Abel Prieto: Información para un Análisis.(II ) Final

17/02/2018 14:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Destaco que las personalidades y los medios culturales cubanos están trabajando en función de recuperar la pérdida de la posición rectora que antes tenía como abanderada en la lucha revolucionaria en A. latina

Abel Prieto : Información para un Análisis (II)

Se me ocurre que la reunión mencionada formaba parte, lo mismo que la premiación del concurso de ensayo "Contracorriente", evento que tuvo lugar dos horas antes en la misma sala, de un plan de recuperación de la imagen de Cuba como anfitriona hospitalaria y universal de aprendices de revolucionarios, cuyos merecimientos reciben un plus de valoración a costa de desoír nuestras necesidades internas.Como en todo ágape cubano actual, no podía faltar el consabido plato regional : sesos bien sazonados con guarnitura de adulaciones bastas, servidas esta vez por Ernesto Limia ( escritor cubano ), que al empezar a hablar parecía preocupado por el curso poco democrático de la sociedad cubana ; y cuando todos pensábamos que iba a conectar su pensamiento con el de Luis Brito, de que "al progresismo le faltaba audacia para completar el salto revolucionario", (pensa ba en los sucesos de Brasil, y en que a Dilma Roussef le faltó hacer la Reforma Agraria ) soltó aquello de que era necesario "conectarse con el corazón del pueblo" y que una de las formas más expeditas para ello era "que acabara de salir de las prensas el último libro de Abel Prieto".

Yo que escuchaba anonadado la calurosa disposición de servicio desinteresado a causas extraterritoriales, cuando nuestros problemas están tan abandonados, interpelé sarcásticamente al Ministro de Cultura una vez que terminó la reunión. Le dije que todo lo que estaban haciendo me parecía descabellado y que la proposición de Limia me parecía hipócrita."Abel Prieto, ¿de qué ?, ¿que cosa Abel Prieto, cuando tenemos tantos escritores en la base de gran calidad que están marginados ?"--le dije.Y añadí que Cuba tenía más problemas que América Latina. El buen hombre me interrumpió con su acos tumbrada frase para situaciones peliagudas : "No, como tu vas a decir eso. Vamos a dejar la conversación ahí, porque si seguimos vamos a estar hablando hasta mañana. No acepto que Cuba tenga mas problemas que otros pueblos de América Latina" Es cierto, íbamos a estar hablando infinitamente sin ponernos de acuerdo. Pero es mas cierto todavía que negar la realidad de tierra arrasada al que la sufre, esta a un paso de criminalizar la queja, porque aun en el caso del respeto que pueda sentir por esa palabra un funcionario como Abel Prieto, esta prevaleciendo en él el amor a la inercia de la vida regalada que lo hace extraño a su pueblo y a sus inconsolables vicisitudes internas que tienen a su favor el egoísmo de las posiciones acorazadas, que por miedo a perder la comodidad de sus mundos flotantes sobre la nada, prefieren arrostrar el asombro popular ante la inutilidad de la experiencia decisiva para la visión de los problemas, opción peligrosamente evoca dora de la terrible temeridad carioca, y del famoso estribillo de Gongora :"Ande yo caliente, // y ríase la gente"//

Esta dejadez del Gobierno implica un desperdicio de fuerzas útiles y preciosas para la reconstrucción revolucionaria que se están perdiendo en la indolencia y en la despreocupacion

El que tuvo oportunidad de escuchar el sabroso tono desenfadadamente coloquial con que Omar Vazquez habló del reposicionamiento exitoso de la derecha en la geopolítica internacional en aquella reunión del 6 de Febrero, seguramente se habría fijado en el laconismo socarrón de la frialdad conque este funcionario dijo a secas que la derecha estaba siendo muy coherente consigo misma.Había un asomo de burla en sus palabras, pero no dejó claro de que se burlaba. Saramago vino a poner el dedo en la llaga del sentimiento izquierdista mas edulcorado de toda América Latina. En el citado artículo suyo publicado en Granma el 4 de Septiembre de 2009 titulado "África", escribió : "el mirifico momento de la justicia universal, en que muchos fingimos creer, es la manera más fácil y mas hipócrita de eludir responsabilidades hoy día". De esa incoherencia preci samente se estaba burlando, tal vez congratulán dose del modo indescifrable de su ludíbrio, o de la tarea tan difícil que tendrían por delante los revolucionarios detractores de la "Dirección Histórica" para deslegitimar los conceptos humanistas trabajados por la Revolución en una praxis jalonada de tantos logros innegables, pero que no se compadecen ni poco ni mucho con la incapacidad propia de ver el peso de los valores que la Revolución ha generado, y mucho menos de si ella expresa a través de sus voceros el espíritu nacional.

Las patadas que aguantan callados los humildes, por el hecho de que no la sientan los grandes, no dejan de ser patadas que se irán saliendo de control a medida que pasa el tiempo. El maltrato ha diversificado tanto sus medios expresivos que es ya casi imposible luchar contra él, debido a que se usó como canal de liberación, y fue y es la forma en que a la clase obrera se le ha permitido interpretar su función espuria de clase dominante en una sociedad en la cual se está renovando constantemente la discusión epistolar que sostuvieron en 1715 Newton y Leibniz en torno al dichoso "tapabocas". Hay que compren der el "¡ya, hasta ahí !"que dicen siempre los usufructuarios del espacio como fenomeno, que tan ampliamente estudió Leibniz, no tanto para preservar el ego de la vergüenza del reconocimiento de la culpa por la toma de libertades excesivas sobre los derechos del otro, como para defender el espacio ligado íntimamente a su fundamento o a aquello que coexiste en un momento dado, ya que la mera pronunciación de esa frase es la que permite la definición de la sustancia individual en términos de fuerza, y entender el significado newtoniano del espacio absoluto, donde la correspondencia de las representaciones con las de todas las demás mónadas del universo, hacen cada día más difícil el camino de la redención del hombre.No se podría entender tampoco el contenido político de la percepción monádica del espacio planteada por el filósofo alemán, "que no puede ser otra cosa que las relaciones de coexistencia entre mónadas que son representadas según su jerarquía perceptiva y según su propio punto de vista, por todas ellas" [ Dino Garber : "El Espacio como relación en Leibniz" p.147 Edit. Equinoccio. Universidad Simón Bolívar. Caracas, 1980 ] Raul Morin 15 de Feb 11:08 AM

Pongo especial atención en que esto se realiza a expensas de ignorar y relegar los problemas internos nuestros que debían ser objeto de mayor interés por la dirección del país


Sobre esta noticia

Autor:
Chaville (44 noticias)
Visitas:
95
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.